Martes, 03 de Octubre de 2023 Cielo claro 13.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $367
Dólar Blue: $800
Salud

Los cinco métodos más efectivos para dejar de fumar

dejar de fumar

La Organización Mundial de la Salud (OMS) promueve la jornada del Día Mundial Sin Tabaco todos los 31 de mayo para concientizar sobre el daño que conlleva esta práctica a la salud y al bienestar de las personas. La Asamblea Mundial de la OMS propuso esta efeméride en el año 1987 “para llamar la atención hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales”.

Según la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) y la Sociedad Argentina de Periodoncia (SAP), en el último año la mitad de los fumadores de tabaco intentaron dejar de fumar, pero sin el apoyo profesional solamente el 4% pudo lograrlo.

Sin embargo, nunca es tarde para volver a intentarlo las veces que sea necesario hasta lograrlo. Según la OMS esta adicción afecta a unas 1.300 millones de personas en todo el mundo y causa más de 8 millones de decesos.

Uno por uno, los cinco métodos más efectivos para dejar de fumar

El Ministerio de Salud Nacional realizó una “Guía de Práctica Clínica Nacional de Tratamiento de la Adicción al Tabaco” a partir de evidencia científica sobre los métodos y tratamientos más efectivos para dejar el tabaco.

En este informe especifican que una persona tiene "alta dependencia" si fuma más de 20 cigarrillos por día o si la siente necesidad de fumar en la primera media hora de su día. Además, destacaron: "El consumo de tabaco es la primera causa evitable de muerte".

Masticables

La idea es básicamente incorporar la nicotina en forma de chicles o caramelos en vez de prender un cigarrillo ya que es la combustión lo que daña los pulmones. Según el informe de la cartera de Salud, diversos estudios científicos demostraron que usar la terapia de reemplazo de nicotina puede casi duplicar las probabilidades de dejar de fumar.

El chicle de nicotina es de venta libre, viene en dosis de 2 miligramos y se puede utilizar durante 8 o 12 semanas. Es conveniente acudir a un dentista antes de comenzar el tratamiento.

Parches

En el caso de los parches de nicotina también se recomienda que su uso sea de 8 a 12 semanas desde el día en que se deja de fumar, ya que aumenta las probabilidades de éxito. Es de venta libre y puede aplicarse en el brazo, el abdomen o en la pierna.

“Existe un balance positivo de implementar los parches de nicotina porque aumentan la cesación, mejoran el craving (NdeR: antojo), son un recurso bastante accesible y de baja complejidad en su uso. (...) La dosis estándar y más efectiva en los estudios es de 21 mg/día”, indican en la guía del Ministerio de Salud.

Spray nasal

A las personas con alta dependencia al cigarrillo se les suele recetar un spray nasal con nicotina para utilizar durante 12 semanas ya que es más efectivo para aumentar la tasa de cesación. Sin embargo, hay que usarlo con precaución porque también puede generar dependencia.

“Este dispositivo puede presentar intolerancia, como por ejemplo irritación nasal, algo que muchas veces lleva a su abandono, así como también riesgo de dependencia lo que incide en la aceptación de quienes lo utilizan. Por lo tanto, sería una alternativa válida como rescate más que como monoterapia, a considerar en personas con muy alta dependencia”, explicaron en el informe.

Caramelos de nicotina

Son parecidos a los chicles, pero se trata de caramelos que se disuelven en la boca en vez de tener que ser masticados por una cantidad de tiempo determinada. También es de venta libre y la dosis recomendada es de 1 miligramo por 8 a 12 semanas desde el día en que se deja de fumar. No se puede comer nada durante su uso y hasta 15 minutos antes.

“Son efectivos y tolerables, bastante accesibles y una buena alternativa en personas con dificultades para la masticación. Además, podrían ser percibidos como opciones ‘menos’ farmacológicas generando mayor aceptación”, destacaron en el informe.

Fármacos

Para personas adultas que fumen más de 10 cigarrillos por día, la guía del Ministerio de Salud ya recomienda el uso de dos fármacos debido a su "efectividad".

Uno es el antidepresivo bupropión, que se debe usar en dosis de 150 o 300 miligramos por día durante 8 o 12 semanas. En este caso, el proceso debe iniciar una semana antes del día en que se deja de fumar. Otro fármaco sugerido es la vareniclina, que se consume en dosis de 1 a 2 miligramos por día durante 12 semanas de tratamiento.

Bajo ninguna circunstancia se recomienda recetar estos fármacos a personas que fuman pocos cigarrillos por día. Desde la cartera sanitaria pidieron “no implementar de modo sistemático medicación en personas que fuman pocos cigarrillos, aunque es importante dejarlo a consideración del o la profesional tratante y de la persona fumadora”.

Está pasando