Lunes, 15 de Julio de 2024 Cielo claro 6.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Agro Con Vos

Extorsiva, perversa y denigrante: la política de Milei con los trabajadores del Estado

Javier Milei risa estado

Con la meta clara de alcanzar el superávit fiscal, el Gobierno de Javier Milei continúa utilizando todos los recursos que tiene a mano. Los económica y humanamente aceptables, y los otros medios, los extorsivos, perversos y denigrantes contra los trabajadores del Estado.

No está aquí en discusión "el fin" de llegar a un superávit fiscal, sino "los medios" que se utilizan, ya que durante el debate presidencial 2023, 4 de los 5 candidatos a presidente sostuvieron que el principal desafío del país era alcanzar ese objetivo, con lo cual, no se le puede achacar a Milei que este incurriendo en una política errónea. Sin embargo, en el cómo, si entran varios puntos de análisis

El primer indicio de la política de shock de Milei arranca antes de asumir, con la decisión de no presentar un proyecto de Ley de Presupuesto Nacional para 2024, congelando así todas las partidas del Estado a valores de principios de 2023. Esto quiere decir que la inflación interanual de 254,2% (ene23 a ene24), no se contabiliza para ningún presupuesto.

Ya con Milei en funciones, llegó el DNU y la Ley Ómnibus, que si bien ambas fracasaron hasta el momento, no quiere decir que no vuelvan a circular o que no hayan calado hondo en el debate público. Temas puntuales como qué empresas estatales privatizar o qué hacer con los empleados públicos "extras", han sido analizados por los panelistas de la vida, en TV, radio, diarios y en la vía pública por casi cualquiera.

Trabajadores de Estado

Actualmente la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) comenzó una nueva Jornada Nacional de Protesta frente al Instituto de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, organismo que el Gobierno Nacional decidió cerrar.

Pero además hay un paro vigente por 48 horas de los trabajadores del Estado, que incluye entre ellos, a los que integran el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), con lo cual, la actividad de importación y exportación en puertos, aeropuertos y aduanas está "comprometida", así como también el servicio de controles zoofitosanitarios.

Y usted se preguntará acá por qué tanto alboroto y la respuesta es sencilla, porque el Gobierno propuso un aumento del 8% para los salarios de marzo de los agentes públicos nacionales. Sí, leyó bien. Un 8% frente al 175,7% de inflación acumulado desde junio 2023, fecha de la última recomposición salarial de los trabajadores.

¿Cómo tomaría usted, señor lector, si le ofrecen un 8% de aumento, independientemente de si son trabajadores públicos o privados? ¿No sentiría que le están tomando el pelo, que lo están ninguneando o denigrando?

Peor aún, según pudo averiguar Agro con Vos, en la mesa de negociaciones el Gobierno está extorsionando y amenazando con que si no aceptan ese ridículo y siniestro 8%, no renovarán los vínculos laborales de más de 70.000 empleados que se vencen este 31 de marzo.

propaganda guerra fría
Propaganda soviética y estadounidense durante la Guerra Fría por conquistar la carrera espacial

Propaganda estatal y persecución ideológica

La propaganda estatal y la persecución ideológica son mecanismos que utilizan ciertos gobiernos para encausar a sus "fieles" y repudiar a los "herejes". Tiene el mismo objetivo que la fuerza física de una represión, pero esta es mental y simbólica. Se ha utilizado hasta el hartazgo y, sin dudas, la cúspide de este método de coerción fue la Guerra Fría, protagonizada por Estados Unidos y la Unión Soviética, luego de la Segunda Guerra Mundial.

Lo primero que se requiere es encontrar un enemigo para hacer causa común contra él. Esto sirve, tanto para adoctrinar dentro de las filas (que no haya ningún descarriado), como para construir en el imaginario lo que es ese enemigo. Por oposición, "aquel será todo lo que nosotros no somos".

Lo segundo en importancia en la construcción de la "épica". Esta no puede ser una batalla más, sino que se requiere de todos las fuerzas posibles, incluidas las del cielo. Cuack! En otras épocas era muy fácil de verlo y, cabe aclarar que TODO, absolutamente TODO, sirve para ese fin. Quizás, el mejor ejemplo de los yankees vs. los rojos sea este:

La información y la desinformación son el tercer eslabón de la propaganda estatal y la persecución ideológica. En los tiempos actuales, con la incursión de las redes sociales y las fake news, se requiere de mecanismos digitales. Mientras el vocero Adorni penetra con el discurso en los medios masivos de comunicación, llegando a públicos de mayor edad; el presidente y su pelotón digital llega al celular de las nuevas generaciones.

El enemigo

Dependiendo del momento en que se analice a Milei encontramos diferentes enemigos. Durante la campaña presidencial y hasta el 22 de octubre era "la casta". A partir de esa fecha y hasta el Balotaje fue "el kirchnerismo" y, hoy en día, el "otro" a destruir es el Estado, sea nacional o provincial.

¿Si ellos gastan de más, quiénes somos nosotros? Los que no gastamos de más y ajustamos las cuentas. ¿Ellos no trabajan y cobran un sueldo, quiénes somos nosotros? Los que trabajamos y ni queremos un sueldo, mejor lo sorteamos. ¿Si no sirven para nada, quiénes somos nosotros? Los que servimos para todo. Creo que queda claro el enemigo.

¿La épica? Milei supervisando junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el primer operativo antipiquetes; Milei compartiendo imágenes de Inteligencia Artificial desde sus cuentas o el ejército de libertarios que replican el discurso. Acá podemos encontrar a "Milei estatua de la Libertad", "Milei Napoleón", "Milei el salvador contra Lali la ladrona", "Milei el león de la motosierra", "Milei el que libera al pueblo de la opresión del Congreso", "Milei el domador de tigres", "Milei el Romano" y tantas otras más.

La información y/o desinformación también están al pie del cañón, como por ejemplo el reciente caso de los funcionarios que supuestamente cobraban 10.000 dólares por promover el turismo desde Estados Unidos y Europa a la Argentina.

Paso a paso

Primero que nada, el vocero presidencial, Manuel Adorni, sembró la semilla: "Se tomó la determinación de despedir a dos funcionarios de la cartera de turismo, un delegado de Miami y otro de París... tenía un salario mensual de 13.000 dólares y 9 mil dólares por mes". Dos empleados del Estado, que laburan en el exterior y que encima cobran dólares, nada mejor para promover el discurso de odio.

Adorni no dijo si trabajaban bien o mal, si cumplieron sus tareas de forma ineficiente, ni dio un sólo argumento de por qué se tomaba la decisión. Nunca se habló de su trabajo, solo de su sueldo y que pertenecían al Estado. "Se le dio curso a estos despidos, parte del gran delirio que se encontró en la querida República Argentina", sostuvo.

Ahí arranca la caza de brujas. Minutos más tarde, la horda de trolls digitales salieron a "destruir" en las redes sociales a estos dos empleados. Se borra por completo el trabajo que realizaron, se olvida que son trabajadores y que no cometieron ningún delito, para quedar en el imaginario como dos chorros y corruptos.

Lo mismo, a otra escala, está sucediendo con los empleados del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), con el Senasa y tantos otros organismos del Estado.

Son señalados y sentenciados de antemano por este gobierno y sus fanáticos. Ya no importa si son o no ñoquis, cómo laburan o dónde. Si son del Estado, son parásitos que hay que terminar. Y aún peor, parece que se regodean con su dolor y festejan lo que debería dar lástima.

Contra todos

¿Y la doctrina hacia adentro? El mejor ejemplo de esto lo encontramos en le Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, o de Bioeconomía, como prefiera usted. El señor Fernando Vilella, por error o por lo que fuere, le puso un "like" a una publicación de Martín Lousteau que criticaba a este Gobierno.

Automáticamente el tuitero libertario "Gordo Dan" (Daniel Parisini), uno de los tenientes digitales de Milei, le citó eso y dijo: "Che Fer, a partir de mañana no formas más parte del gobierno. Nos vemos".

¿Qué hizo el actual Secretario, ex decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires? Le pidió disculpas. Así como lo leen, un funcionario público le pidió disculpas a un tuitero. ¿Por qué Vilella no mandó a ##### a este señor? ¿Siguen creyendo que las fotitos de Milei con IA y las redes sociales son un juego?

¿En qué momento ser un trabajador del Estado se convirtió en una mala palabra? ¿Por qué parece que vale más el trabajo de un privado que de un público? ¿Por qué la doble vara? ¿Ya no importa si alguien trabaja bien o mal, solo importa quién le paga el sueldo? Si al finalizar esta nota, no se hace éstas y otras tantas preguntas, mejor siga compartiendo imágenes de IA de Milei.