Viernes, 24 de Mayo de 2024 Cielo claro 7.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 7.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $932
Dólar Blue: $1220
Columnistas

50 primaveras: renacimiento y esperanza

primavera

Como ya sabemos, la primavera es una de las estaciones del año más esperadas y deseadas. Cuando llega, disfrutamos de un clima más cálido y agradable, la primavera está asociada con una naturaleza que renace, se renueva, y florece. A lo largo de los siglos, esta estación posee un significado especial en diferentes culturas, convirtiéndose en un símbolo de esperanza y alegría.

Les propongo un paseo interesante y esclarecedor por las distintas culturas para ampliar el significado de la primavera y relación con las Mujeres 5.0.

Buscaremos la relación entre ambas, para revelar y descubrir una mirada más valiosa sobre nuestra etapa, la cual nos da esperanza y nos permite esclarecer y disfrutar de nuestro propio florecimiento, renacer y disfrute de las 50 primaveras llena de colores vivos, soleados y de un poder de contemplación nunca antes vivida.

Es llamativo la relación de la primavera con el Renacimiento (Época artística que da comienzo a la Edad Media) y sus características, para culminar con la interesantísima relación de la segunda primavera china con la menopausia. Esta renovación de la naturaleza la relacionamos con lo que sucede en el Renacimiento, momento histórico y artístico en el que se produjo un gran florecimiento cultural y una revalorización de las artes y las ciencias. Así como en primavera la naturaleza renace, en el Renacimiento los artistas y pensadores también buscaron revivir el espíritu de la antigüedad clásica y explorar nuevas ideas y formas de expresión.

Las Mujeres 5.0 somos un continuo fluir, verdor, etapa llena de colores, somos una construcción constante, un cambio hasta “sofocante” pero liberador, que logra otra mirada del mundo, construye la posibilidad de contemplarlo, del placer de contemplar. Somos un renacimiento renovador, lleno de nueva energía, con una paleta de posibilidades que ahora si podemos elegir desde la madurez. Florecemos, crecemos, nos renovamos, parimos creación continua, amor maternal y amor de pareja. Sexualidad plena, sana y exorbitante…si, con muchas ganas de encontrar el placer propio y el del otro.

¿A qué llamamos Primavera?

El término “spring” viene del inglés y significa “primavera”. Su origen etimológico se remonta al antiguo inglés “springan” que se traduce como “saltar” o “brotar”. Por lo cual “springan” habla del fenómeno natural de las plantas que comienzan a brotar y florecer durante esta estación del año.

El término “spring” se popularizó durante la Edad Media en Europa. Parece ser que su influencia proviene del término germánico “spreng” que significa “fuente” o “manantial”, simbolizando la vida y la fertilidad.

Durante la primavera (del latín prima, “primer” y vera, “verdor”), se alargan los días, las temperaturas comienzan a subir, los árboles y las plantas florecen, la naturaleza se llena de vida y color, los animales se reproducen y los paisajes se transforman en un espectáculo hermosísimo. Es un momento de renovación y crecimiento, donde la vida se abre paso después del frío y la oscuridad del invierno. En general es sinónimo de optimismo, vitalidad, energía o plenitud.

La estación primaveral tiene consecuencias muy diversas. Al incrementarse las horas de luz, los seres vivos se estimulan y, en consecuencia, se activa el instinto de la reproducción y aquí haremos un una aclaración y/o salvedad importante desde Mujeres 5.0. Para nosotras la reproducción puede darse en relación al nacimiento de ideas, a la construcción de proyectos, a una maternidad simbólica de quienes necesiten nuestro amor maternal tan desarrollado a través de nuestras 50 primaveras.

Esta explosión de verdor, de infinitos colores, de energía en el ambiente ha hecho que, culturalmente, se asocie la primavera con las ideas y filosofía del renacimiento, la resurrección, la alegría y la juventud, contra la asociación del invierno con la muerte. Como claro ejemplo, les gustará recordar, las obras artísticas y musicales que le rinden tributo a la estación, como Las cuatro estaciones de Vivaldi, y por otro lado Alegoría de la primavera, cuadro realizado por el pintor Sandro Botticelli, una de las obras maestras del artista renacentista italiano.

¿Cuál es el significado de la primavera en diferentes culturas?

Exploraremos algunos ejemplos de cómo se interpreta y celebra la primavera en distintas partes del mundo.

  • Cultura japonesa: En Japón, la llegada de la primavera es celebrada con el famoso festival Hanami, que consiste en “contemplar”, contemplar las flores y disfrutar de la belleza de las flores de cerezo en plena floración.
  • Cultura hindú: En la cultura hindú, la primavera es celebrada con el festival de Holi, conocido como el festival de los colores. Durante esta festividad, las personas se lanzan polvos de colores y agua en un ambiente de alegría y diversión, simbolizando la llegada de la primavera y la victoria del bien sobre el mal.
  • Cultura persa: En el antiguo Persia, la primavera era celebrada con el festival de Nowruz, que marca el inicio del año nuevo persa. Esta festividad se caracteriza por la renovación y limpieza del hogar, así como por la celebración de la naturaleza y la vida.

Aquí nombramos algunos pocos ejemplos de cómo la primavera adquiere un significado especial en distintas culturas del mundo. Son diferentes, pero se unen y se destacan por su celebración de la idea de renacimiento, renovación y celebración de la vida en todas sus revelaciones.

Pero vamos a poner un énfasis muy especial en la cultura china en relación a la primavera para relacionarla específicamente con Mujeres 5.0. En China, denominan a este momento como la “Segunda Primavera”.

La segunda Primavera

La segunda primavera habla de la etapa que transcurre con el cese del Agua Celestial (menstruación), y representa, para la mujer, un continuo de una vida llena de nuevas oportunidades.

La etapa de la vida que aquí conocemos como menopausia, así como el climaterio (tiempo antes y después de menopausia donde aparecen o prevalecen síntomas), la Medicina Tradicional China lo denomina “Segunda Primavera” porque su gran característica es la renovación de energía y de oportunidades.

En la Medicina Tradicional China las etapas de la vida se honran y se celebran muy diferente de cómo lo vivimos en nuestra cultura occidental. Han tenido la grandeza de designar cada etapa de la menopausia como una bendición y no como en nuestra cultura, un verdadero malestar, sufrimiento, final de finales y tantas desgracias más.

Etapas de la vida según la Medicina Tradicional China

  1. Etapa menstrual: agua celestial
  2. Embarazo: madurar el fruto
  3. Post parto: mes dorado
  4. Menopausia: segunda primavera

Aquí el gran cambio conceptual que nos trae la cultura china: No hay que tener ni miedo ni dificultad ni que sea una frustración aceptar el final de la vida fértil. Es una etapa más que simplemente nos abre a un periodo nuevo.

Esta energía que se ahorra, que se recupera, la podemos utilizaremos como en fuerza creativa: explorar y contemplar nuestro interior, libertad y placer para crear, sexualidad sin presiones ni inhibiciones. Infinito florecimiento personal después de años de vivir para nuestros hijos, estudiar, trabajar sin cesar, aprender y construir experiencias. Hay veces que vivimos para los demás y este es un momento de florecimiento propio para parar, contemplar, observar y observarnos, reconocernos, cambiar, quitarnos la piel seca y elaborar una nueva. 50 primaveras, cambios continuos hacia un mundo interior y exterior más saludable, feliz, pleno y deseante.

Esta segunda primavera nos traer el disfrute y la cosecha de lo que hemos sembrado. En la medicina china nos hablan de Aprender a canalizar los “3 tesoros”: energía física, mental y espiritual es la recomendación de los textos clásicos. Envejecer ha de ser un viaje hacia la plenitud y el equilibrio de nuestros 3 tesoros de manera armoniosa.

La presión de nuestra sociedad para crear mujeres perfectas nos aleja de poder vivir alegremente nuestros ciclos y lo que es peor, no nos permite sentirlos como lo que son, parte de nuestra naturaleza. Estas denominaciones transforman los distintos momentos de la menopausia en etapas de renovación sagrada, de florecimiento creativo, en esperanza con una procreación a nivel artístico, en nuevos proyectos de vida, nuevas posibilidades y bendiciones.

¿Y por qué 50 primaveras?

Porque somos más que una menopausia, somos mujeres en continuo cambio, renacimiento y esperanza. Por lo menos eso es a lo que deberíamos apuntar, a darnos la posibilidad de cambios naturales, pero con esperanza y el deseo de continuar nuestra vida con placer como el primer día. Florecer continuamente y cosechar lo vivido en plenitud.