Jueves, 18 de Abril de 2024 Cielo claro 12.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 12.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1030
Columnistas

Mujeres 5.0 y nuestra segunda primavera

Mujeres 50

Como ya sabemos y hemos leído hasta el infarto, La menopausia es un proceso natural que se da en las mujeres alrededor de los 49 años y consiste en la retirada progresiva de la menstruación hasta su desaparición definitiva, así como la capacidad reproductiva natural. Se considera que la menopausia ha llegado cuando la mujer lleva un año sin menstruación, aunque hasta que esto ocurre puede que existan síntomas como sofocos, taquicardias, nerviosismo, insomnio, sudoración nocturna, sequedad generalizada…Y así comienza toda una gama de sustantivos que nos llevan a esperarla y padecerla como un trauma  y/o un período lleno de frustraciones. 

Según la Medicina Tradicional China, los proceso de desarrollo y crecimiento se dan en ciclos, que van desde 7 años en las mujeres y 8 en los hombres. 

Y aquí comenzamos con los datos importantes a descubrir sobre la menopausia pero desde la mirada oriental la cual la asocia con la disminución progresiva y natural de la esencia del Riñón, al cual lo denomina Jing. Este se crea a partir de la unión de la esencia de nuestros padres, algo así como el ADN o herencia genética, y la calidad y la transformación metabólica de lo que comemos y lo que respiramos. Es la sustancia que define cómo es el ser humano y cómo actúan las funciones vitales. De ahí la importancia en nuestros hábitos de salud y alimentación a lo largo de toda nuestra vida.

Para la Medicina Tradicional China, los trastornos de la menopausia no son solo un desequilibrio hormonal, sino que están relacionados con el desgaste y disminución de la energía (Qi) y la debilidad de la sangre. La mayoría de los trastornos de la menopausia se explican por la disminución de la energía de Yin de Riñón, de Yang de Riñón (en menos ocasiones) o de los dos a la vez, y de su relación con el resto de órganos. Por eso es imprescindible valorar individualmente cuáles son los síntomas en cada mujer, ya que con algunos cambios en sus hábitos y unas pautas alimentarias adecuadas pueden mejorar su calidad de vida. Para ellos cada mujer es un maravilloso Universo.

Dicho esto, vayamos directo al tema de hoy. La etapa de la vida que las Mujeres 5.0 conocemos como menopausia, así como el climaterio (tiempo antes y después de menopausia donde aparecen o prevalecen síntomas), la Medicina Tradicional China lo denomina "Segunda Primavera" porque la tienen en cuenta desde su gran característica que es la renovación de energía y de oportunidades.

La etapa de la vida que las Mujeres 5.0 conocemos como menopausia la Medicina Tradicional China lo denomina "Segunda Primavera".

En China, sabiamente, ponderan y ven a las cuatro etapas de la vida de la mujer desde un lugar totalmente gratificante. 

El primero: el agua celestial, que es el momento en el que la mujer empieza a ser creativa, pero para otros es la menstruación. 

En el segundo: aparece la maduración del fruto, que significa el embarazo. 

En el tercer período: viene el mes dorado, que es esa época del puerperio, en la que la mujer comienza la lactancia. 

Y en cuarto lugar: “la segunda primavera”. Para la medicina es la época en que disminuye la capacidad reproductiva de la mujer. Para ellos, es el tiempo en que la mujer ya no tiene que florecer para nadie, sino solo para ella misma. Es un concepto que ha sido validado por más de 5.000 años de historia, pero que pareciera que no llegó todavía a Occidente.

Analizándolo desde esta perspectiva y entendiendo que la menopausia es la segunda primavera, es que es lo veremos como un nuevo inicio de la mujer, que no se debe ver de forma negativa, sino más bien como valorización de todo lo aprendido y como camino hacia la plenitud.

En la Medicina Tradicional China las etapas de la vida se honran y se celebran muy diferente de cómo lo vivimos nosotras. Los nombres escogidos para designar cada etapa ayudan a entender que se viven más como una bendición que como una catástrofe. 

Es muy importante poner en claro la presión de la sociedad para crear “súper mujeres”, lo cual nos aleja de poder sentir nuestros ciclos y nos impide sentirlo como algo que forma parte de nuestra naturaleza.

Vivimos un tiempo en el que deberíamos reconciliarnos con la naturaleza y no luchar contra ella . El paso del tiempo es visto como algo que se debe frenar, evitar o prohibir directamente. Vivimos desconectadas del cuerpo ya que la vida actual nos lleva por estos caminos. 

La segunda primavera es el tiempo en que la mujer ya no tiene que florecer para nadie, sino solo para ella misma.

No hay que tener ni miedo ni dificultad para aceptar el final de la vida fértil. Es una etapa más que nos lleva simplemente a un período nuevo.

La Medicina Tradicional China habla de la menopausia como una "Segunda Primavera" ya que su gran característica es la renovación de energía y de oportunidades. La menstruación se detiene (cesa el agua celestial) pero nuestro cuerpo puede aprovechar la cantidad de sangre, energía y sustancia que ahora no necesitan para la menstruación y la etapa reproductiva.

La "Segunda Primavera" dará comienzo en el momento en que nuestro cuerpo se estabiliza y nos adaptamos a los cambios ocurridos. Esta energía que se ahorra la podemos reconvertir en fuerza creativa: para explorar nuestro interior, libertad para crear, sexualidad sin presiones. Florecimiento personal después de años de estudiar, aprender y coleccionar experiencias.

Esta segunda primavera nos ha de traer el disfrutar y cosechar lo que hasta ahora hemos ido sembrando.
Podemos aportar mejoras en nuestro día a día. Los estudios refuerzan la importancia de la epigenética (todo lo que no depende de nuestro ADN). En MTCH el cielo anterior (ADN) sería lo que nos aportan nuestros padres y no podemos cambiar. El cielo posterior es la parte que depende de nosotras y del medio en que nos movemos:

  • Alimentación balanceada.
  • Respiración: gran aliada para nuestro bienestar.
  • Ejercicio físico
  • Sentimientos y emociones: cuidarnos y alejarnos de lo que nos perturba y puede llegar a dar síntomas y enfermarnos. Siempre es importante encontrar maneras constructivas de expresar las emociones.
  • Dejar conductas adictivas: Tóxicos: tabaco, alcohol, etc.

Por último ellos nos enseñan a canalizar los “3 tesoros”
Los “3 tesoros” son: la energía física, la mental y la espiritual. La recomendación de los textos clásicos nos dicen que Envejecer ha de ser un viaje hacia la plenitud y el equilibrio de nuestros 3 tesoros de manera armoniosa

Ojalá que al fin podamos, como Mujeres 5.0, aceptar y disfrutar nuestra etapa como la segunda primavera…como un florecimiento y cambio hacia una plenitud más completa.

Está pasando