Lunes, 04 de Marzo de 2024 Cielo claro 23.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 23.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $888
Dólar Blue: $1035
Columnistas

Felisa Miceli sobre la negociación con el FMI: "Guzmán tuvo casi carta libre para manejar la economía y lo hizo muy mal"

felisa miceli

Felisa Miceli fue la ministra de Economía que acompañó el pago adelantado de la deuda con el FMI en enero de 2006, durante la presidencia de Néstor Kirchner. En su gestión, las reservas del Banco Central crecieron de 28.000 millones de dólares a 32.000 y la economía creció un 8,5%.

Hoy señala que la caída de las reservas de Argentina tiene que ver con el condicionamiento del FMI y con una mala gestión de Martín Guzmán en el Ministerio de Economía. Sin embargo, cree que la experiencia de acumulación de reservas puede volver a repetirse emulando la estrategia que tuvo el país en 2006.

En Diario Con Vos, habló de la oposición, el panorama económico argentino y la gestión de Sergio Massa: “No pudo resolver el problema inflacionario, que para mí es el principal déficit de su gestión, pero se va a resolver próximamente”.

¿Cómo analiza el acuerdo con el FMI que negoció la Argentina?

Hay que tomar la experiencia de aquellos años. La decisión de pagar en 2006 se tomó antes, el Presidente la había anunciado el 15 o el 20 de diciembre y se efectivizó el 2 de enero (...). Fue una decisión que no alteró para nada la vida económica argentina. O sea, imaginémonos que en ese momento las reservas eran de 30.000 millones de dólares y los 10.000 que se le pagaron al fondo constituían el 33% del total de las reservas que teníamos en ese momento. (...) Se construyó un camino para poder hacer eso. Durante años se acumularon reservas para poder llegar a esa decisión que se hizo en consonancia con Brasil. No sé si se recuerda: Brasil le pagó 15.000 millones al FMI. Muy importante decisión porque si bien se afectó la reserva, no hubo un atisbo de corrida cambiaria. No hubo presiones devaluatorias, no se movió el índice de precios, la economía siguió creciendo de manera impresionante. (...) Crecieron las exportaciones, creció el consumo popular, mejoró la distribución. El empleo genuino del sector privado se generaban puestos por casi un millón por año. Fue una época de esplendor y creo que podemos desde la Argentina volver a esa época de esplendor usando las mismas estrategias. Acumulando reservas, lo vengo diciendo, una de las grandes dificultades que tenemos hoy es la falta de dólares. Tienen que ver no solo con el acuerdo con el FMI, que es un condicionante muy importante, sino también con una mala estrategia del Banco Central, que todas las divisas que entraron, que entraron muchísimas en estos años, se aplicaron para otros fines, por ejemplo importaciones superfluas, por ejemplo el pago de deudas financieras del sector privado a simple declaración jurada, un mecanismo de fuga de capitales sin duda.

Me parece que hay también una responsabilidad, y lo admitió Massa, que hay que hablar de los propios errores y este es, a todas luces, un error. No se puede administrar la Argentina, que tiene tendencia a caer en restricciones externas, si no hay acumulación de reservas en el Banco Central.

¿Qué análisis hace de la gestión de Martín Guzmán?

Yo vivía en otros tiempos donde la economía estaba al servicio de la política, o sea, el que mandaba era el presidente Néstor Kirchner, y creo que con Cristina Kirchner pasó lo mismo. (...) Lamentablemente, estos cuatro años del gobierno de Alberto Fernández, no hemos tenido fuerza desde la presidencia de la nación(...). Me parece que con Guzmán pasó algo así, tuvo casi carta libre para manejar la economía y lo hizo mal, muy mal. Hizo una mala renegociación con los acreedores privados. En general, cada vez que hay una renegociación con los acreedores privados se extienden los plazos y se logran ventajas, como no pagar, que fue positiva. Pero tuvo otras condicionalidades no beneficiosas para la Argentina, ni siquiera bajó el riesgo país, es la conciencia inmediata que tienen cuando se hacen estas reestructuraciones. Con lo cual capitales del exterior no vinieron, con lo cual los bonos argentinos se depreciaron en el exterior, hubo vulnerabilidad cambiaria. Yo no digo que era fácil, ojo acá, porque el FMI es un ajustador que le gusta imponer sus políticas en los países sin escuchar las particularidades de cada uno, eso lo sabemos todos los argentinos, pero esta cosa que nos vendió de un Fondo más bueno cuando decían ‘ahora están en otra sintonía, está la pandemia’, nos fuimos yendo de una negociación a la otra, sin saber la sociedad argentina qué se estaba negociando (...) Llega de repente febrero del 2022, después de dos años de negociaciones, y nos encontramos con un pésimo acuerdo, que es el que tenemos hoy vigente, donde no nos bajó los cargos, no nos estiró los plazos, tampoco logramos mejorar el pago de las comisiones, y con el agravante de que desde que se firmó ese acuerdo, la tasa de interés internacional estaba en el 1% anual, hoy está casi en el 5%, con lo cual todos los intereses que tenemos que pagar se duplicaron. Es un acuerdo inflacionario, lo dije en su momento, lo vuelvo a decir ahora. El FMI siempre quiere que aumentemos las tarifas eléctricas, genera inflación, que haya una devaluación más agresiva, genera inflación, que haya aumento de la tasa de interés, genera inflación. Y por supuesto tienen el berretín de que no haya déficit fiscal, pero no se fijan en la emisión monetaria que hay detrás de ese instrumento que se llama leliq, que es el déficit cuasifiscal del Banco Central que rompe totalmente una posibilidad de que los bancos presten a largo plazo, que rompe totalmente la posibilidad de que haya presión monetaria porque hay que emitir mucho más para los bancos que lo que va al Estado definitivamente.

Felisa Miceli

¿Ve un cambio de rumbo con Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía?

Veo que tiene una actitud diferente, es alguien que tiene más compromiso con el país y con lo que está negociando. Él viene de la política, no de una tecnocracia que no sabe lo que pasa en el verdadero país. Sergio lo sabe, se involucra en los problemas de la gente, y por eso también creo que, si bien no se pudo resolver el problema inflacionario, que para mí es el principal déficit que tiene su gestión, yo espero que se resuelva próximamente porque ni bien podamos acumular reservas, esto mejora sustantivamente, ya no pueden hacernos esas corridas bancarias y si no hay corrida, no va a haber alza de precios. Tiene que acentuar la defensa de la competencia, el control de los grandes monopolios, el Estado tiene que (…) transformarse en un Estado inteligente, no el Estado bobo que es. Me parece que Sergio hizo un gran papel hasta ahora (…). Hizo una gran acción que es ese acuerdo con el FMI que cerró a fin de julio, y que recién nos desembolsó la plata a fin de agosto, especulando con las PASO para apretar un poco más a la Argentina, pero finalmente lo hizo. Y sobre Ganancias y las distintas medidas para otros sectores también de nuestra población muy necesitada me parece que esto genera políticamente el gran beneficio de que la agenda está de nuestro lado (...).

Sobre la dolarización que propone Javier Millei, dos líneas.

La dolarización es inviable, es imposible. Por suerte hay un consenso en los economistas, no solamente en los economistas de Unión por la Patria, donde nos juntamos en el búnker ahí de la calle Bartolomé Mitre, realmente hay un consenso generalizado de que es inviable, que tendrían que quitar los ahorros en dólares de la gente para financiarlo, o tendría que haber un plan Bonex (...). Ustedes habrán visto la declaración que han dado los economistas más liberales y ortodoxos, diciendo exactamente lo mismo (...) Y la locura de Milei, espero que se las tenga que guardar en el bolsillo, porque tenemos los deseos de que nunca llegue a ser presidente de este país.

El anuncio de Patricia Bullrich de retirar el cepo cambiario de inmediato, ¿qué opinión le merece?

Yo creo que es suicida, es peligroso y atentaría contra la calidad de vida de los argentinos. Va a generar una brusca devaluación, los precios van a subir de manera tremenda, va a haber un caos social porque con una inflación como la que hoy ya tenemos, agregarle una devaluación del 100%, podría generar reacciones muy graves.

¿Qué le parece la presentación de Melconian como ministro de Economía de un eventual gobierno de Patricia Bullrich?

Creo que Melconian tiene posturas que yo no comparto, pero entiendo que es un economista que es serio, que sabe de lo que habla ahora. Me parece que Patricia lo puso porque como ella no entiende nada de economía, necesitaba a alguien que explique lo que ella no puede. Volveríamos a una gestión con un ministro de Economía fuerte y una presidenta que no sabe nada de qué se trata lo que está haciendo, y eso siempre es una mala combinación.

Está pasando