Jueves, 25 de Julio de 2024 Cielo claro 19.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 19.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $968
Dólar Blue: $1445
Columnistas

En Argentina defendemos el #abortolegal

aborto
Por AAIHMEG |Por Claudia Laudano (UNLP-AAIHMEG)

Desde que asumió la presidencia Javier Milei en diciembre de 2023, las declaraciones contra las feministas y, de forma particular, contra el aborto legal vigente en el país se sucedieron en distintos contextos, nacionales e internacionales, en boca del mandatario como de diferentes integrantes del gabinete y el partido de La Libertad Avanza. Sin embargo, un acontecimiento puntual a comienzos de 2024 encendió la alerta del ciberactivismo feminista.

La noticia de la presentación de un proyecto en el Congreso de la Nación, el 7 de febrero de este año, para derogar la ley que garantiza la interrupción voluntaria del embarazo en el país, desencadenó de inmediato una avalancha de posteos en defensa de la legalización del aborto en distintas redes sociales. En particular, el hashtag #AbortoLegal se posicionó en los primeros puestos del listado de la tendencia del día como reacción del activismo feminista digital espontáneo en la plataforma Twitter (ahora denominada X), con una conversación que se extendió sin cesar hasta altas horas de la noche.

El rechazo contundente hacia la posibilidad de retrotraer la situación del derecho a interrumpir embarazos hasta la semana 14, obtenido a fines de 2020, se plasmó en posteos de un arco amplio y diverso de participantes, desbordantes de color verde, tales como “Es ley desde 2020 y va a seguir siendo ley”, “Tres años de #abortolegal en el país”, “Ni un paso atrás”, “Obtuvimos la ley con décadas de activismo”, “La ley salva vidas”, ”El aborto legal se defiende”, “No pasarán”, en ocasiones acompañados por #EsLey, como hashtag de refuerzo.

Con el correr de las horas, se conoció que la autora del proyecto que, entre otras cuestiones, pretendía retornar a la penalización de las prácticas abortivas era la diputada santafecina por La Libertad Avanza, Rocío Bonacci, junto a un conjunto de firmas de su bloque partidario que acompañaban la iniciativa, incluido el presidente del espacio, Oscar Zago, y la diputada con trayectoria cosplayer Lidia Lemoine, conocida por sus asiduas declaraciones antifeministas. Sin embargo, Lemoine fue la primera en manifestar que si bien estaba de acuerdo con el proyecto no lo había firmado, además de considerar inoportuno el momento de presentación, justo cuando hacía días el partido gobernante se encontraba debilitado tras haber perdido la votación en la Cámara de Diputados por la denominada ley Ómnibus.

Por su parte, el ciberactivismo feminista continuó con las manifestaciones públicas a favor del derecho a abortar. Entre las expresiones, las integrantes de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, líder indiscutida del proceso que llevó a la aprobación de la ley, calificó la presentación del proyecto como una maniobra distractiva “para no ocuparse de lo urgente: el hambre y la desocupación”, a la vez que afirmó que el debate estaba saldado. Entre las organizaciones que componen la coalición, la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, a cargo de asesorar y administrar los procesos de interrupción de embarazos en el sistema de salud, repudió en Twitter el proyecto que “nos quiere hacer volver un siglo atrás”, dado que el articulado del Código Penal referido a la problemática de los abortos fue escrito en 1921. 

Otro de los grupos integrantes de dicha Campaña, Socorristas en Red, quienes acompañan hace más de una década a mujeres y jóvenes que deciden abortar, advirtieron: “¡A la clandestinidad no volvemos más!”.  Con esa consigna proyectaron la convocatoria para movilizar el #8M2024, día internacional de las mujeres.

Mientras distintos grupos y organizaciones feministas realizaban pañuelazos en plazas públicas por el #abortolegal como reafirmación del derecho conquistado; el proyecto de ley se debilitó al perder una a una las firmas de quienes en principio lo habían avalado y quedar solo con la de su autora. En una situación confusa, desde círculos libertarios dejaron trascender que se trató de una “opereta” contra el presidente para debilitarlo con dicha presentación.

No obstante, la noticia del proyecto de ley para retroceder con la legislación en Argentina y la rápida movilización en redes sociales repercutieron en medios nacionales e internacionales de comunicación, así como las organizaciones feministas del país recibieron apoyo de organismos especializados en derechos sexuales y reproductivos de América Latina, y diferentes espacios feministas regionales e internacionales que consideran la ley vigente en el país como un faro para otras realidades.

El intento fallido en la ocasión de anular los avances legislativos en materia de aborto en la sociedad revitalizó dos convocatorias claves del calendario activista feminista. Por un lado, las acciones específicas por el 19 de febrero, Día de la Acción Verde por el Derecho al Aborto, cuando se conmemora la realización del primer pañuelazo federal en el país en 2018, y el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, una conmemoración más amplia, que entre sus consignas reivindicativas afianzó los avances en materia de legislación y prácticas vinculadas con la interrupción voluntaria de embarazos con la consigna “Ley 27.610. Yo decido, Tú decides, Todxs la defendemos”. En un sentido más general, la experiencia de movilización en espacios digitales de un ciberactivismo vibrante, con fundada trayectoria, que se movió con rapidez y eficacia para generar visibilidad con sus demandas podría convertirse en una estrategia eficaz para generar protestas colectivas ante acciones urgentes que lo requieran.

Está pasando