Lunes, 20 de Mayo de 2024 Algo de nubes 7.6 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 7.6 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1120
Columnistas

La Causa Avanza: Pettovello, entregá los alimentos

pettovello
Por Federico Fagioli |Candela Saiegh Fernandes.

Hay una escena que se repite de manera recurrente en la televisión argentina. Sea el día que sea, pongo La Nación+ y ahí está. Si los Martín Fierro fueran hoy, no les darían ningún premio: es la obra de teatro más predecible y peor actuada de todo el año. El guión es flojo, tiene hilos sueltos por todos lados, la trama deja mucho que desear en general y los actores -aunque ponen su parte-, entre tanta reiteración, se vuelven poco creíbles. Y es que no hay innovación alguna en el objetivo claro que Majul y compañía persiguen: atacar, disciplinar, debilitar y acallar a Juan Grabois a toda costa.

Que los fondos del FISU -aunque Grabois no fuese funcionario-, que el domicilio que registra en su DNI -aunque haya una diferencia entre domicilio real y legal-, que unas tierras en Villa Mascardi -aunque no hubiera ninguna relación con él- y hasta un hotel en San Martín de los Andes -aunque haya sido desmantelado en el 2003 y atravesado un deterioro natural a lo largo de los años-. Todo es obra, gracia y culpa de Juan Grabois. Una obra de teatro absurda que se profundiza capítulo a capítulo, a partir de operetas con denuncias totalmente infundadas. Pero la embestida mediática no es azarosa, en los últimos meses se recrudeció y hay un hito fundante: la denuncia penal que Grabois le hizo a Pettovello.

En febrero, cuando desde el Ministerio de Capital Humanos cortaron el suministro de alimentos a los comedores, Juan Grabois denunció penalmente a la ministra por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. No fue el único que hizo uso de instancias legales para denunciarla: días después la UTEP junto al CELS presentaron un recurso de amparo para que se restablezca de manera inmediata la asistencia alimentaria. ¿Las respuestas? Ataque mediático y digital directo a Juan Grabois de parte de una persona muy cercana a Pettovello: Luis Majul. Es simple: cada vez que la denuncia penal contra Sandra Pettovello avanza, la embestida contra Grabois se recrudece con informes de pseudo investigación en el canal. El rompecabezas cierra: Pettovello fue, durante años, productora de La Cornisa, programa del “periodista”; ahí es donde conoció a Javier Milei.

pettovello
Fotos: Candela Saiegh Fernandes.

Pero… ¿qué dice la justicia de Pettovello? El 2 de este mes, respecto a la denuncia penal, el Ministerio Público Fiscal se expidió: la ministra deberá presentar ciertos informes en el marco de los diez días hábiles de emitida la notificación: en primer lugar, tendrá que presentar información vinculada a los fondos destinados a comedores y merenderos; y en segundo lugar, deberá determinar cuáles fueron las medidas adoptadas para garantizar la efectiva distribución de alimentos a los lugares incluidos en todos los programas del Ministerio. Le queda esta semana y, al momento de cerrar esta columna, la ministra no presentó ninguno de los informes que la Justicia le pidió.

Hay, entonces, una relación directa entre lo que pasa en la Justicia respecto a la situación de Pettovello y su decisión inhumana de este gobierno de dejar que los pibes se caguen de hambre con la embestida mediática y digital (porque los trolls no tardan en aparecer) que está “sufriendo” Juan Grabois (con muchas comillas, porque entendemos que el verdadero sufrimiento es el que está pasando el pueblo con las políticas de miseria y hambre). Pero, si bien identificamos un vínculo claro entre una acción y la otra, volvamos al principio de esta columna y al objetivo de estas operetas: atacar, disciplinar, debilitar y acallar a Juan Grabois.

pettovello

Atacarlo, debilitarlo y acallarlo: porque es la única figura política de la oposición que le está haciendo frente de manera directa y transparente al proyecto que representa Milei, en las redes, en los medios de comunicación, en las calles y en la justicia; porque está construyendo organización en cada punto del país para construir la esperanza que este proyecto va destruyendo, porque tiene un programa concreto que es transformador para nuestra Argentina, porque está en la boca de todos -para bien y para mal- y su crecimiento duele. Juan Grabois es un grano en donde ya sabemos para todos los poderosos que quieren mantener todo como está y seguir abultando sus bolsillos. Juan Grabois es una astilla para los Marcos Galperin, los Paolo Rocca, los Bulgheroni y los Elon Musk de la vida.

Disciplinarlo… porque están acostumbrados a meter miedo con operetas, es su modus operandi para silenciar porque la mayoría del arco político tiene el culo sucio y cierra por atrás, pero el que nada esconde, nada teme. Valga acá una aclaración: el no tener miedo no es sólo por tener bien en claro lo que se hizo, el no tener miedo no es algo que vino por defecto en Juan; es algo que aprendemos día a día de las compañeras y compañeros que frente a todas las malas, salen adelante; que no tienen tiempo para tener miedo porque, mientras la vida pasa, están viendo cómo resolver el problema del agua para ellos y sus vecinos, están viendo cómo resolver la olla semanal para que nadie se quede sin comer, están viendo cómo organizarse para acompañar a esos pibes cada vez más rotos por la droga… entonces, ¿a quién quieren disciplinar? ¿A la doña que se levanta a las 5 de la mañana a abrir el jardín comunitario del barrio? ¿Al pibe que se va al relleno sanitario y pone en riesgo su vida para sacar unos mangos? ¿Al que se organizó para dotar de derechos a los cartoneros?

pettovello

Que se dejen de joder y tengan en claro que cuando intentan atacarlo, debilitarlo, acallarlo, disciplinarlo, no se lo hacen sólo a él, se lo hacen a muchos y muchas que vienen atrás, que vienen de abajo, transformando de verdad este suelo; aquellos que este gobierno está golpeando mientras están tirados en el piso y a los que, también, en todas esas horas de televisión, estigmatizan y criminalizan, esos que aunque piensen que son débiles o vulnerables porque su situación así lo es: son piel dura de corroer y no se van a comer cualquier buzón que quieran venderles, esos que van a defender nuestra bandera cuando quieran venderla, que van a defender nuestra educación y salud pública cuando corra peligro como está sucediendo, que van a saltar cuando cierren fábricas y echen trabajadores, esos que van seguir en la calle aunque ya les hayan arrebatado todo, para pelear por lo poquito que les queda, para recuperar lo que perdieron y para que, quienes todavía no están en la lona, puedan aguantar un poco más, aquellos que dejan la vida por el otro…

Que Majul, Pettovello y compañía sigan con su miedo expresado en informes berretas de televisión, en denuncias infundadas, en operetas mediáticas, que sigan los trolls regocijándose en la suya con su ataque digital… que mientras la causa contra Pettovello avanza y nos va a terminar de dar la razón.

Con cada una de estas acciones nos fortalecemos y el camino sigue siendo claro: no dejarse intimidar por quienes están llevando adelante un proyecto de miseria planificada y quieren oprimirnos. Y repito: frente a las operetas mediáticas, a las denuncias infundadas, a los trolls, a la crueldad de sacarle el plato de comida a los pibes, nuestra respuesta tiene que ser contundente: comunidad organizada, solidaridad, humanidad y un profundo amor por nuestro pueblo más humilde.