Viernes, 21 de Junio de 2024 Llovizna ligera 16.0 °C llovizna ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Llovizna ligera 16.0 °C llovizna ligera
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Policiales

Asesinaron a golpes a un jubilado durante una entradera por "equivocación": "Nos pasaron mal el dato"

Durante la madrugada del viernes, tres delincuentes entraron a robar a una casa en Luis Guillón. Allí, estuvieron media hora revolviendo todo en busca de una cantidad de plata que no existía. Mientras tanto, le pegaban y torturaban al dueño de la casa, un jubilado de 81 años, al que terminaron matando a golpes. Antes de irse, los delincuentes le dijeron a su esposa "disculpe señora, nos dieron mal el dato".

Todo empezó cerca de las 3 de la marugada, cuando uno de los delincuentes forzó la ventana de la casa con un cricket, corrió las rejas y logró ingresar. Una vez que pudo entrar, fue a la habitación en la que estaba durmiendo Lila, la esposa del jubilado asesinado, y la despertaron. Bajo amenaza, la obligaron a abrirle la puerta a los otros dos delincuentes que esperaban afuera.

Cuando lograron entrar los tres, fueron a buscar a Daniel, el esposo de Lila, y lo ataron de pies y manos mientras le pegaban y lo torturaran para que les diga dónde tenía escondida la plata. Sin embargo, todo parecía ser un malentendido, porque los intrusos no hablaban de sus ahorros, sino de una suma más importante que alguien les había dicho que tenían.

Las nietas de la víctima hablaron con los periodistas horas más tarde del asesinato y contaron que los delincuentes le estuvieron pegando por bastante tiempo ininterrumpidamente. Además, contaron que su abuelo sufría problemas cardíacos y respiratorios, y los primeros golpes en su cabeza y en su estómago lo anularon.

Al ver como le pegaban a su marido, Lila les dio todo lo que tenía de valor, incluyendo la jubilación que habían cobrado hacía unos días, las alianzas de casamiento y otros 50 mil pesos que estaban ahorrando. Media hora después, los delincuentes se dieron cuenta de que habían cometido un error, y que allí no estaba lo que buscaban. Fue entonces que le dijeron a la mujer que les habían pasado "mal el dato" y se fueron.

Tras la partida de los ladrones, Lila llamó a una ambulancia y a su hijo para contarle lo que había pasado. Sin embargo, para el momento en el que llegaron los médicos, el jubilado ya estaba muerto. “Lo primero que hicieron fue ponerle una piña y después dos en la panza. A mi abuelo ahí ya le costaba respirar, le pusieron una almohada en la cara. Eran tres personas, dos muchachos y uno más grande. Estuvieron al rededor de media hora. Mi abuela llamó a mi papá a las 3:42″, dijeron sus nietas en diálogo con el canal de noticias TN.

Lila está en estado de shock y "repite siempre que vio a mi abuelo como le pegaban, como lo torturaban, que les decía ‘por favor, desátenlo’ porque lo ataron de pies y de manos. Mi abuelo no se podía defender. Y no se hubiera podido defender tampoco si no lo hubieran estado atado porque era un señor grande con problemas de respiración. Ya después de las piñas en la panza no podía reaccionar”, contaron las dos chicas.

Sobre el robo, las nietas contaron: “Cuando les dijeron que les habían pasado mal el dato mi abuela le dijo ‘te robaste 50 mil pesos y dejaste a mi marido muerto’. El ladrón le contestó ‘no vieja, tu marido está vivo, llamá a la ambulancia’. Pero mi abuelo ya no respondía”.

Está pasando