Sábado, 20 de Abril de 2024 Nubes 24.8 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 24.8 °C nubes
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Policiales

Habló el dueño de la peluquería de Recoleta tras el crimen y dijo que ese día, el asesino "estaba como aislado"

El dueño de la peluquería en la que uno de los empleados mató al otro de un tiro en la cabeza, habló sobre los momentos previos al crimen y recordó que el asesino, Abel Guzmán, tuvo "una mirada diferente" durante todo el día. "Estaba como aislado", precisó.

Facundo Verdini es el dueño de la peluquería de Recoleta en la que uno de los empleados le disparó a otro tras una discusión. Él mismo presenció el hecho que circula por todos lados, gracias a que fue captado por las cámaras de seguridad del local. “Había sido un día totalmente normal, común y corriente. Lo que si, él (Guzmán) estaba como aislado. Estaba con una mirada bastante diferente”, detalló durante una entrevista con el canal de noticias TN esta mañana. “Todavía no me acosté a dormir”, contó, todavía en shock.

También se refirió a la relación que tenían la víctima, Germán Medina, y su asesino. "A veces por ahí discutían, pero por cosas laborales, pero no para un nivel así. Por lo que yo conozco no se debían plata, nada como para llegar a ese punto”, dijo. La División Homicidios de la Policía de la Ciudad tiene un pedido de captura para Abel Guzmán y la causa está a cargo del Juzgado N°48, del juez Javier Sánchez Sarmiento.

Sobre la personalidad de Medina, Verdini indicó que "era un tipo muy amable con las clientas, pero cuando hablaba con nosotros, hablaba diferente, tenía otra forma de hablar”. Además, indicó que no sabía que el asesino tenía un arma.

“Un policía me dijo que parece profesional, yo no sé del tema, es la primera vez que veo un arma. No me puedo sacar de la cabeza cuando la sacó”, dijo. Además, confesó que no sabe si tenía pensado "dispararnos a todos" y contó que "disparó una sola vez".

El asesinato ocurrió pasadas las 20 del miércoles, después de que la víctima y el asesino tuvieran una fuete discusión. En un momento, Guzmán sacó un arma y lo apuntó, hasta que le disparó en la cabeza. Germán Medina, de 33 años, fue trasladado por el SAME al Hospital Fernández, pero murió minutos después de llegar.