Martes, 28 de Mayo de 2024 Cielo claro 12.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 12.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1210
Sociedad

Otra víctima por la mala praxis de Aníbal Lotocki está grave

Trenchi Lotocki

La empresaria Gabriela Trenchi es otra de las víctimas de la mala praxis de Aníbal Lotocki, al igual que Silvina Luna. En este sentido, muchos de los damnificados por las operaciones del mencionado médico están sufriendo terribles consecuencias físicas por el material que inyectó el cirujano en sus cuerpos.

En este contexto, el asesor de moda, Mariano Caprarola, murió la semana pasada por las secuelas corporales que les dejaron las operaciones de Lotocki. Y esto le afectó mucho a Trenchi, que está internada en la terapia intensiva del Hospital Italiano por un desorden gástrico, producto de la medicación que toma para disminuir los dolores.

“Me mandó la información su abogado, Fioribello. Ella está en el Hospital Italiano, la está pasando mal, con muchos dolores. Le afectó mucho lo de Mariano Caprarola y lo de Silvina Luna”, subrayó el periodista Pablo Layús, en Intrusos, programa emitido por América.

En este contexto, el abogado de Trenchi definió a Lotocki como un personaje oscuro y siniestro, alguien que nunca ha tenido la más mínima empatía con ninguna de las víctimas después de todas las atrocidades que ha hecho. “La Justicia, después de tanto tiempo, logró la condena. Está ahora condenado a prisión. Se está esperando que quede firme la condena. Primero lograron inhabilitarlo”, remarcó.

“¿Sabés cuántos Caprarolas va a haber? ¿Sabés cuántas víctimas está habiendo? ¿Sabés la cantidad de gente que no se anima a hablar? Ya esa persona no lo protege más. No tiene salida, va a ir a prisión”, agregó Fioribello.

Siete años atrás, Trenchi reveló que, por querer ponerse hilos tensores, terminó viviendo un infierno, ya que, estuvo cuatro meses internada por sufrir complicaciones de salud. “En la clínica Los Arcos, donde me atendieron después de la operación, no podía expresarme, no podía moverme, era un vegetal. Pensé en morirme”, concluyó en ese entonces otra de las víctimas de Lotocki, que actualmente está luchando en la terapia intensiva del Hospital Italiano.