Lunes, 15 de Abril de 2024 Nubes 21.3 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 21.3 °C nubes
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Mundo

Un multimillonario había reservado su lugar en el submarino de OceanGate, pero no viajó por una insólita decisión

submarino chris brown

Chris Brown es un empresario multimillonario que estuvo a punto de ser parte de la tripulación del submarino Titán, pero una insólita decisión le terminó salvando la vida. En 2018 abonó el 10% del viaje y envió un mail a la empresa OceanGate exigiendo una certificación de seguridad de la expedición. Debido a que la petición no fue respondida, el hombre finalmente decidió darse a un lado.

El multimillonario de 61 años era amigo de Hamish Harding, una de las víctimas fatales en la tragedia del submarino Titán. En el año 2018, mientras tomaban unas cervezas en la isla privada de Richard Branson, decidieron visitar las ruinas del Titanic. Debido a esto, aquel día abonaron a OceanGate el 10% de la expedición.

Con el paso del tiempo, Chris Brown se trasladó a Bahamas para verificar el submarino. Sin embargo, sintió desconfianza por cuestiones relativas a la seguridad y la tecnología de Titán. “Descubrí que utilizaban viejos postes de andamiaje para lastrar el submarino y que sus controles se basaban en mandos de juegos de computadora”, indicó el hombre.

submarino chris brown
Chris Brown, el multimillonario que se salvó de viajar en el submarino.

Si tu idea es construir tu propio submarino, probablemente puedas utilizar barras viejas de los andamios, pero se trataba de una nave comercial”, añadió Brown. Además, otra de las cosas que le generaba desconfianza era la iluminación improvisada del sumergible, los espacios confinados y la posición de los propulsores, que se extendían cerca de unos cables que podrían engancharse en cualquier parte.

Submarino
Titán, el submarino de OceanGate.

Por último, Brown se sintió inseguro luego de enterarse que el submarino únicamente podía abrirse desde el exterior. “Esto no sólo plantea un problema con el suministro de oxígeno en la superficie, sino que también es una preocupación de seguridad”, concluyó. Tras una pequeña inspección del sumergible, el millonario envió un mail a OceanGate para solicitar algún certificado de seguridad.

Debido a que nunca recibió una respuesta de la empresa, el hombre tomó la decisión de darse de baja y pedir el reembolso de la seña. Sin embargo, su amigo Harding continuó con su idea de realizar el viaje, y lamentablemente fue una de las víctimas fatales. “Estoy profundamente entristecido por la tragedia del Titán. El mundo de la exploración ha perdido a personas increíbles. Mis pensamientos están con las familias de todas las almas perdidas”, lamentó Chris Brown.