Martes, 03 de Octubre de 2023 Cielo claro 14.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 14.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $367
Dólar Blue: $800
Columnistas

Elizabeth Gómez Alcorta: “En los últimos años, la Ciudad triplicó el número de femicidios”

Elizabeth Gómez Alcorta

La precandidata a jefa de Gobierno porteña y exministra de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación Elizabeth Gómez Alcorta apuntó contra la política de género de Horacio Rodríguez Larreta y aseguró que de un tiempo a esta parte la Ciudad “expulsa a la clase media y el laburante”: “Muchísimos y muchísimas no podemos vivir bien”.  

Hace algunas semanas anunciaste tu intención de competir por la jefatura de gobierno ¿con qué sectores estás construyendo esa candidatura?

Estamos construyendo con algunos sectores que vienen del sindicalismo representados por Beto Pianelli, por el (Daniel) “Tano” Catalano, con sectores del SUTEBA, más algunos partidos políticos, el Partido Comunista, el grupo Puebla, movimientos sociales como La Dignidad y Soberana, que es la organización en la cual milito yo.

¿Estás conversando con otros sectores? Hace algún tiempo apareció una foto donde estaban la legisladora Claudia Neira, Graciana Peñafort, Santoro, Lammens, ¿te convocaron a participar de ese encuentro?

A ese encuentro no me convocaron, pero sí hablo con bastante cotidianidad con todos los sectores, con Víctor Santamaría, Mariano Recalde, Matías Lammens, Claudia Neira. La realidad es que más allá de las diferencias que podamos tener y que habrá que ver, llegado el momento, cómo las procesamos, somos todos compañeros del mismo espacio. Eso es también importante poder decirlo.

¿Cómo ves a la Ciudad hoy?

Me encuentro con una Ciudad en la que muchísimos y muchísimas no podemos vivir bien y ya no solamente hablo de las clases populares, sino que me parece que, en los últimos años, a la clase media y el laburante le está costando mucho poder vivir acá. En los últimos años empezó a expulsar a la clase media a partir de la proliferación de negocios inmobiliarios, generando enormes dificultades para alquilar. Y sumado a eso tenemos problemas de transporte, falta coordinación e integración. Entonces, cada vez es para menos personas.

¿Cómo ves la agenda de la Ciudad en temas de género?

En estos 16 años, no ha tenido una política de género. Y no tener una política de género es tener una política de desinterés, sobre todo para temas de violencia. La Ciudad de Buenos Aires en los últimos años triplicó el número de femicidios en la Ciudad. Esto no lo dice Eli, lo dice la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Además, no cumple con la ley que estipula que tiene que haber un Centro Integral de la Mujer cada 50 mil mujeres. Tenemos 15 de los 27 que deberíamos tener y a la Ciudad no le preocupa.

Tampoco tiene ningún programa porteño para las mujeres que están en situación de violencia. Es parte de toda la tanda de propuestas que nosotros venimos trabajando. Una de ellas es poder crear un programa de transferencia económica y de apoyo para quienes están en situación de violencia de género, como lo hemos hecho en Nación. Y también implementar, obviamente, políticas de diversidad: implementar el cupo laboral travesti-trans, por ejemplo.

Hace poco salió en la ciudad de Buenos Aires una línea provida. ¿Qué análisis haces?

El gobierno de Rodríguez Larreta intentó pensar en clave electoral y sumar a ciertos sectores, como lo que representa (Cynthia) Hotton. Digo intentó, porque finalmente tuvo que darla de baja. Quiso colocarla en el marco de la Ley Mil Días que es una ley que trabajamos a nivel nacional -lo hicimos con Vilma Ibarra y con Carla Vizzotti- y que va de la mano con la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Establece la obligatoriedad de que haya un número de teléfono para acompañar a quienes necesitan apoyo vinculado a los cuidados. Tomando eso, intentó firmar un convenio con los antiderechos. No es provida, sino antiderechos, como Hotton, colocándola además como presidenta de un consejo económico y social.

Evidentemente, para que el PRO dé marcha atrás en alguna política habla de lo errado de, primero, querer meterlo en el marco de una ley que no decía eso, que era muy evidente, y segundo, efectivamente habrá hecho un focus group y le habrán dicho que no le convenía porque lo dio vuelta. Las mujeres tenemos la autonomía, la capacidad y la libertad para decidir.

Decidiste dejar tu cargo de ministra, pero seguís dentro del Frente de Todos, ¿qué análisis haces del gobierno?

Más allá de las enormes dificultades objetivas que nadie puede negar que le ha tocado transitar a este gobierno -una pandemia, una guerra en el corazón de Europa que nos trajo un serie de problemas en términos de escasez de alimentos y de energía, la sequía y heredar un crédito inédito en la historia del FMI; cuatro factores que son objetivamente muy graves sobre todo economías emergentes como la nuestra- entiendo que hubo dificultades sobre todo en lo que es distribución de la riqueza. Y eso significa mejoramiento en el salario de la gente e inflación que son dos factores que son muy transversales y que afectan a la cotidianidad de la gente. Eso más algunas dificultades en clave más política, de no haber podido procesar diferencias dentro de la coalición de gobierno hacia adentro y que ha defraudado la expectativa de muchos y de muchas y ha generado un pueblo con altos niveles de bronca.

Alberto Fernández en más de una oportunidad defendió el acuerdo con el Fondo, ¿qué opinión tenés vos de ese acuerdo?

No hay ninguna posibilidad que un acuerdo con el FMI le haga bien al pueblo, a cualquier pueblo. Lo primero que hay que decir es eso. Había que tomar una decisión respecto de un crédito de 45 mil millones de dólares que trajo (Mauricio) Macri para hacer su campaña, y eso es un costo que van a pagar generaciones y generaciones.

Después hubo una decisión conjunta de la coalición, yo no soy peronista, yo no soy kirchnerista, yo vengo de la izquierda, yo soy de las que cree que se debía buscar a los responsables y tratar de impugnar parte del acuerdo que había hecho Macri porque fue ilegal. Ahora lo dice la Auditoría General de la Nación, pero era algo que se sabía, no cumplió con ninguno de los requisitos mínimos que tiene que tener un acto de gobierno con esas características. Lo que está claro es que el acuerdo que firmó el gobierno actual es un acuerdo que siempre va a condicionar la política económica.

¿Este tipo de crisis económicas afectan más a las mujeres?

No hay ninguna crisis económica, diría tampoco ambiental ni política, que no afecte mayoritariamente a quienes están en mayor vulnerabilidad. ¿Quiénes estamos en mayor vulnerabilidad? Las mujeres. Siete de cada diez personas pobres en nuestro país son mujeres. Una crisis en la que se achican las prestaciones del Estado deja en peores condiciones a quien está en peor situación. Y eso siempre somos las mujeres porque somos las más precarizadas, porque no estamos en los mejores sectores del mercado económico y del mercado laboral.

¿Qué te pasa cuando escuchás a candidatos que proponen eliminar un montón de ministerios, entre esos el Ministerio de Mujeres?

En este país siempre existieron dos proyectos antagónicos que son dos proyectos antagónicos de Ciudad en mi caso, son dos proyectos antagónicos de mundo. Pocas veces se ve tanto como en la idea de suponer que con menos Estado la gente va a vivir mejor.

La pregunta siempre es ¿cómo van a poder mejorar la vida de las mujeres? ¿Cómo van a ser para bajar la tasa de feminicidios? No importa si es un ministerio o no, ¿cuál va a ser tu política? Porque en definitiva lo otro es un cliché. Igual, lo que está claro es que quienes dicen eso no pueden explicar cómo es posible vivir mejor con menos Estado cuando nosotros sabemos que para poder comer hoy en la Argentina necesita asistencia alimentaria. Lo que les pasa es que no les interesa que la gente viva bien y el que está adentro está adentro y el que está afuera es un problema del que está afuera.