Viernes, 30 de Septiembre de 2022 Nubes dispersas 16.3 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 16.3 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $154
Dólar Blue: $288
Columnistas

Los 10 avances tecnológicos que predijeron las películas y ya son realidad

Ataques cibernéticos, cyborgs y asistentes virtuales: algunas de las innovaciones que son parte de nuestra vida cotidiana fueron anticipadas en el universo de la ciencia ficción.

En ocasiones, apenas unos pocos pasos separan la ciencia ficción del mundo real. La automatización, el sexo virtual y la comunicación inmersiva son algunos de esos avances que se soñaron en películas de ciencia ficción y que hoy forman parte de nuestro cotidiano. En esta nota hacemos un recorrido por aquellas tecnologías se anticiparon en films emblemáticos de ayer y de hoy. 

1. IA con sentimientos y amor virtual 

El film Her (Ella), estrenado en 2013, cuenta la historia de amor entre Theodore Twombly y Samantha, una asistente virtual con voz femenina. Esta forma de inteligencia artificial demuestra tener una sensibilidad y gracia particular que poco a poco van enamorando al protagonista. Humano y máquina son capaces de entablar charlas sobre las más diversas temáticas e intercambiar diferentes visiones de la vida. 

Esta capacidad de teorizar y expresar opiniones que tiene Samantha en el film recuerda las recientes declaraciones de especialistas en inteligencia artificial como Blake Lemoine, que aseguró que el sistema LaMDA, desarrollado por Google para construir chatbots, expresa sentimientos y se autopercibe como humano. Esta postura fue desestimada por completo por la compañía: que el sistema diga que siente no implica que eso sea así. 

Son varios los films que hacen alusión a sistemas computacionales capaces de sentir, o tener un alto grado de autonomía como se ve, por ejemplo, en el filme de Steven Spielberg I.A. (Inteligencia Artificial) o en Ex Machina. 

En el caso de Her no sólo se habla sobre una capacidad superior de la IA sino de la posibilidad de desarrollar un vínculo amoroso entre humano y máquina. Esto no solo queda en el plano de la ciencia ficción: basta recordar el caso del japonés Akihiko Kondo, quien saltó a la fama en 2018 tras haberse casado con un holograma de Hatsune Miku, una creación digital basada en el sintetizador de voz desarrollado por la empresa Yamaha Corporation. Kondo logró interactuar con su amor virtual por medio de Gatebox, una máquina en la cual habitan personajes ficticios en formato holograma.

2. Control por gestos y publicidad personalizada

En Minority Report (2002) se muestra el control por gestos en pantallas digitales gigantes. Se trata de una tecnología que hoy está presente en diferentes dispositivos móviles. Además, es parte del ecosistema de realidad virtual al que se accede por medio de lentes de VR. 

Ya en 2016 se incorporó la posibilidad de manejar a distancia controles virtuales en las gafas de realidad mixta HoloLens desarrolladas por Microsoft. Por su parte, Apple fue un pasó más allá y en 2019 presentó una solicitud de patente para unos guantes con sensores que permitirían lograr un control por gestos casi igual al que se muestra en aquel film.

La publicidad personalizada, otro de los puntos que aparecen en esta película ambientada en 2054, es un tema más que vigente en este contexto en el cual nuestros hábitos de navegación y consumo online marcan el ritmo de los anuncios que vemos en el entorno digital. 

3. Hologramas

En Star Wars los hologramas ofrecen la posibilidad de tener una comunicación más inmersiva, desafiando así las limitaciones de tiempo y espacio. En la actualidad, existe un sinnúmero de usos para este tipo de tecnologías.

En 2020 el Indio Solari se presentó en los escenarios en formato de holograma. Proyectores láser y la magia de una puesta en escena futurista lograron hacer magia. 

Este es apenas un ejemplo de otros tantos shows que se dieron con tecnologías de este tipo. En 2018 la compañía Base Hologram llevó la versión digital de María Callas a los escenarios, en el marco de un espectáculo tributo a la fallecida cantante. Y más recientemente, el grupo Abba ofreció shows en Londres personificados por sus representaciones virtuales en 3D. 

4. Videollamadas y zapatillas inteligentes

Volver al futuro 2 es un compendio de tecnologías que hoy, en su mayoría, forman parte del cotidiano. Se destaca el uso de sistemas biométricos, desde las huellas digitales hasta la casa inteligente de los McFly, ambientada en un 2015 que en aquel entonces parecía muy lejano. 

En la segunda película de la saga se ve cómo Marty es despedido por su jefe por medio de una videollamada. Un tipo de comunicación que parecía salida de otro planeta y que hoy ofrecen múltiples proveedores con una gran variedad de optimizaciones, incluyendo la traducción en tiempo real.

Las zapas de la película se hicieron realidad.

La indumentaria inteligente también está presente en la actualidad. De hecho, en 2018 Nike lanzó una versión inspirada en las zapatillas que se ajustan solas que luce Marty en el film.

En el rubro ropa inteligente, hoy en día se pueden encontrar desde relojes o pulseras hasta camisetas inteligentes para medir el pulso, la oxigenación y frecuencia cardíaca. Y hay algunas innovaciones que despiertan la curiosidad, como los pijamas desarrollados por la empresa Xenoma, que emiten alertas cuando el usuario se cae o tiene algún problema. Una innovación que apunta al cuidado de los adultos mayores que viven solos.

5. Drones abeja 

En “Hated in The Nation”, el último episodio de la tercera temporada de la serie Black Mirror, se ven unos pequeños drones que se utilizan para polinizar flores. Esta misma idea la llevó a la realidad el investigador Eijiro Miyako, docente del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Nomi (Japón). Miyako ideó un sistema en el cual los drones distribuyen por encima de las plantas el polen por medio de pompas de jabón que, al estallar, logran polinizar las plantas. 

Cabe hacer una diferenciación importante: en la serie, los pequeños drones abeja son manipulados para realizar ataques dirigidos a ciertos usuarios. En la actualidad, por lo menos hasta donde se sabe, esto no ha ocurrido. 

6. Ciberchantaje e ingeniería social

En “Cállate y baila”, tercer episodio de la tercera temporada de Black Mirror, el protagonista es chantajeado por un hacker que dice que lo grabó mientras miraba contenido para adultos. Con la amenaza de difundir ese contenido, logra manipularlo para que lleve adelante todo tipo de actos ilegales.

En los últimos años se difundió un tipo de extorsión que consiste en el envío de un correo electrónico al usuario en el cual se le dice que se lo grabó en esa situación y se le pide que abone una suma de dinero a cambio de resguardar la privacidad del contenido. A diferencia de la serie británica, en muchos casos los ciberatacantes no tienen ningún material: solo emplean técnicas de manipulación para convencer a sus víctimas.

7. Voces del más allá y transhumanismo

En la serie Years and Years se aborda el devenir de algunas tecnologías ya existentes. Se imagina un futuro en el cual algunas personas añadirán sensores, antenas y filtros digitales a sus anatomías para lucir diferentes estéticas o adoptar nuevos sentidos

Este mundo de transhumanos no dista mucho de las experiencias que se han dado a conocer de la mano de personas como Neil Harbisson, que lleva una antena implantada en la cabeza que le permite “oír” los colores. Harbisson es cofundador de la Cyborg Foundation, una organización internacional dedicada a apoyar a los humanos que buscan convertirse en cyborgs.

El cyborg Neil Harbisson y su antena para "oír" los colores.

Otro punto que se toca en la serie es la posibilidad de inmortalizarse a través de un bot que replica respuestas, ideas y recuerdos de personas fallecidas. Voces del más allá que llegan en formato de IA, tal como propone la empresa HereAfter. 

8. Edición genética

En Gattaca (1997) se plantea un futuro en el cual es posible diseñar hijos “perfectos” por medio de técnicas de ingeniería genética. De esta manera, los padres y las madres pueden idear pequeños que gocen de perfecta salud y tengan capacidades cognitivas superiores para lograr alcanzar mejores oportunidades en su vida. El film plantea un mundo dividido por una grieta entre los niños de laboratorio y aquellos concebidos de manera natural.

En la actualidad, la técnica de edición CRISPR plantea la posibilidad de modificar las mutaciones de ADN directamente en embriones humanos concebidos en laboratorio  mediante fertilización in vitro (FIV), algo que ha suscitado más de una polémica. Cabe recordar el caso del investigador chino He Jiankui, quien en 2018 afirmó haber traído al mundo a dos gemelas con ADN editado para ser resistentes al VIH. Su trabajo fue duramente repudiado por la comunidad científica, porque alteró el ADN de las células de la línea germinal, que son las que afectan la herencia. ¿Qué consecuencias podría tener esto para el futuro? No se sabe del todo.

9. Casas inteligentes

El dibujo animado de los 60, los Supersónicos, muestra una casa inteligente en la cual la automatización es protagonista absoluta. Los gadgets son parte de nuestro presente y los robots capaces de desempeñar varias tareas hogareñas al estilo Robotina también son parte de un futuro que ya llegó.

Si bien los robots no conforman el cotidiano de cualquier hogar, lo cierto es que en el mercado se pueden encontrar desde androides de compañía o chefs hasta modelos capaces de limpiar u ordenar la casa. 

Los asistentes digitales hoy en día habitan tanto en celulares, computadoras y tablets como en parlantes. Si bien la domótica imaginada por aquella serie de los años sesenta no se replicó tal cual (no tenemos camas que nos expulsen cual tostada de la tostadora), existen heladeras inteligentes que ofrecen recetas de cocina, televisores que responden a comandos de voz y apps para controlar luces o aires de manera remota. 

10. Sexo virtual

La película El demoledor imagina un futuro en el cual los humanos solo tienen encuentros sexuales por medio de cascos de realidad virtual. Una forma de limitar un contacto más cercano por considerarlo menos higiénico y conveniente.

Si bien en la actualidad el encuentro piel con piel sigue estando vigente, esta tecnología también es una posibilidad a la hora de gozar. Existen películas porno desarrolladas específicamente para este tipo de experiencias digitales. Una innovación que cobrará todavía más protagonismo en el metaverso