Sábado, 18 de Mayo de 2024 Cielo claro 9.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1120
Columnistas

Myriam Bregman: "Es inexplicable que no estemos discutiendo el DNU"

Bregman

La diputada nacional del Frente de Izquierda Myriam Bregman habló sobre la situación económica, cuestionó “la motosierra” del gobierno y aseguró que tiene “una clara orientación de clase”.

Además, se refirió al debate del Decreto 70/2023 en el Congreso de la Nación entre expertos constitucionalistas y aseguró que hubo consenso respecto de la postura de los juristas: “Todos los expositores remarcaron que el DNU no es válido, que es inconstitucional”, reveló a Diario con vos.

-¿Qué es lo que ves de la economía hoy? ¿Ves que está haciendo algo bien el gobierno?

-Lo primero que hay que decir es que es un gobierno que tiene una clara orientación de clase, como pocas veces se ha visto. A veces incluso supera lo que ya hemos conocido, (José Alfredo) Martínez de Hoz, (Carlos) Menem, (Mauricio) Macri. (...) Es un gobierno que constata que hay una crisis muy grande en la Argentina, utiliza esa crisis con quienes nos venían gobernando en forma desastrosa todos los últimos años, pero lo utiliza para su contrario, lo utiliza para volver a sacarle una tajada a los bolsillos de la clase trabajadora y de los sectores medios y apuntar a una concentración de la economía feroz. (...) Es una motosierra muy dirigida a los sectores trabajadores con el aumento del monotributo, con el aumento del impuesto a las ganancias, con tarifazos. Son de hecho una rebaja salarial por otra vía (...).

-¿Y cómo crees que sigue esta historia?

-Yo creo que depende de lo que hagamos. Sé hacia dónde va el gobierno. Va a profundizar el ajuste, a someter absolutamente el país a los designios del Fondo Monetario, a hacer todo lo que sea necesario para que una vez más las grandes corporaciones y el capital más concentrado, incluido el capital financiero más concentrado, hagan sus negocios en nuestro país. Aumentar el trabajo no registrado, las condiciones de precariedad en el empleo, pero todo eso depende de lo que hagamos. Por eso soy muy crítica de lo que están haciendo las centrales sindicales, le están regalando un tiempo enorme a Javier Milei, a (Luis) Caputo y a (Federico) Sturzenegger, y la dirigencia política tradicional que se divide en dos. El abiertamente colaboracionista, o que llora pidiendo que la dejen colaborar, y el peronismo que hace un discurso más opositor, pero que le está regalando un tiempo hermoso a Milei para que ajuste.

-El gobierno envió a los bloques de diputados el nuevo proyecto de ley de bases, un proyecto que consensuó con los legisladores más dialoguistas fuera del Congreso ¿Pudiste ver el texto?

-Estoy en eso, porque empezó a circular en el día martes, así que en el medio de las demás tareas estoy tratando de verlo. Lo primero que te quiero decir es que decirle dialoguistas me parece un regalo para esos bloques, yo los llamaría colaboracionistas. Lo que están haciendo es colaborando en ajustar al pueblo, en reventar a los sectores medios, colaborar en que Milei destruya la universidad, porque yo no puedo entender cómo gobernadores y referentes de las provincias van, se sientan con Milei como si no pasara nada, cuando están destruyéndose esas universidades nacionales que están ubicadas en sus propias provincias. Me parece que dialoguistas es un calificativo demasiado benévolo a esta altura de la historia.

-¿Hay alguna posibilidad que no avance?

-Creo que se puede frenar si nos movilizamos y organizamos una lucha en serio. Yo creo que la calle tiene la potencia para frenar esto. Sólo hay que organizar un plan. Hay que organizar un plan de lucha en serio y esa es nuestra exigencia a la CGT y la CTA. Basta de luchas por separados, basta de la pelea de Télam por un lado y la de los estatales por el otro. Hay que unificar todas, hay que establecer un plan de lucha en serio para derrotar este plan. El pueblo trabajador de nuestro país ha enfrentado peleas muy duras, se ha movilizado hasta durante la dictadura militar. Entonces, es hora de establecer un plan de lucha en serio, que apunte a un paro general para poder derrotar este plan. No es que confío que con argumentos van a recapacitar en el Congreso, pero sí que con la fuerza de la movilización esto se puede hacer. Y por eso señalo con el mismo énfasis que el peronismo no es sólo una importante fuerza parlamentaria. El peronismo influye en la movilización y en gran parte de los poderosos sindicatos de este país, incluso en la propia CGT. Entonces, no pueden mirar para otro lado (...).

-El oficialismo impidió que se transmita la exposición en Diputados de abogados constitucionalistas sobre el mega decreto, ¿Qué nos podés contar de lo que sucedió el martes en esas reuniones?

-Se dio una reunión de características importantísimas, pocas veces he visto tanta representatividad en el Congreso de la Nación, hubo constitucionalistas, referentes jurídicos de las principales universidades del país. Fue algo muy importante, todos los expositores remarcaron que el DNU no es válido, que es inconstitucional, e incluso exigieron, y hay un proyecto del Frente de Izquierda al respecto, que se declare nulo el DNU para que se retraigan todos sus efectos. El DNU 7023 es nulo. Cuando comienza este debate (...) se corta la transmisión. Yo misma fui a hablar y me dijeron que tenían que transmitir la constitución, es decir, la mera elección de autoridades, de la Comisión de Asuntos Municipales. (...) se cortó la transmisión de este evento que estaba avisado, solicitado con antelación. (...)

-¿Qué crees que puede pasar con el tratamiento del DNU?

-Creo que ya está pasando algo que es muy bueno, que la gente nos para en la calle y nos pregunta qué pasa con el DNU y así como me preguntan a mí, entiendo que se lo están preguntando a otros diputados, porque es inexplicable. (...) Todos tienen palabras muy rimbombantes para nombrar su pasividad, pero es inexplicable que no estemos discutiendo el DNU. Así que yo creo que después de la jornada del martes  que no dejó lugar a dudas que es ilegal, (...). La semana próxima, a mi entender, ya tendríamos que estar convocando a una sesión especial para tirar abajo este DNU.

myriam bregman

-El gobierno cortó la asistencia a muchos comedores, le quitó el poder de distribución de alimentos a las organizaciones sociales, ¿estás de acuerdo?

-He acompañado el reclamo en la calle de las organizaciones sociales. (...) Estamos en ese nivel tan básico y elemental de gente que necesita que se le asista para poder comer. Familias que necesitan asistencia para poder darle de comer a sus hijos e hijas. Entonces lo del gobierno es como todo lo que hace este gobierno. Es una gran campaña publicitaria de marketing, dicen “le quitamos el manejo de la comida a las organizaciones sociales”, pero las familias se quedan sin poder alimentarse.

-¿De qué manera se tiene que rediscutir la política social?

-Yo creo que el problema central es que la asistencia social se ha convertido en permanente. Y se ha perdido la visión de la pelea por el trabajo genuino. Entonces, para la emergencia está bien que peleemos por la ayuda social, pero creo que es un gran debate de la necesidad de pelear por trabajo genuino. Nosotros desde mi partido, el PTS en el Frente de Izquierda, venimos insistiendo mucho con la pelea por la reducción de la jornada laboral a seis horas. (...) Creo que en los últimos años se ha bajado mucho o se intenta bajar mucho las expectativas, los horizontes. que tienen que darse los trabajadores y trabajadoras, y eso es gravísimo, sobre todo en la juventud. (...) Entonces, no podemos contraponer miseria con asistencia social. Creo que tenemos que empezar a hacer algunos debates muy en serio por otro horizonte (..). Es la pelea por el presupuesto universitario que tenemos ahora, pero también por tener una jornada de labor y un trabajo con derechos que te permita tener tiempo para estudiar, para la vida libre y todo lo que se merece la juventud.

-¿Cuál es la estrategia de la izquierda frente a este gobierno de Javier Milei?

-No esperar. Te lo digo porque me parece que escucho tanto por estos días que hay que esperar. Creo que si hoy lo tengo que resumir en algo es enfrentar este gobierno, enfrentarlo en la calle, poner todas las fuerzas de las organizaciones obreras, sociales, estudiantiles, feministas, para derrotar este plan de motosierra contra el pueblo trabajador. Los que ocupamos una banca, (...) ponemos esas bancas al servicio de esa pelea y no al revés. Las organizaciones sociales no están para conseguir lugares en el Congreso, ni las organizaciones gremiales, sino que tienen que estar al servicio de organizar esa lucha.

Está pasando