Viernes, 19 de Abril de 2024 Cielo claro 21.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 21.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1025
Política

Ordenaron liberar a los dos detenidos por twittear sobre la mujer de Gerardo Morales

La justicia de Jujuy ordenó liberar a los dos hombres que estaban presos desde hacía 50 días por haber twitteado sobre la esposa de Gerardo Morales. La decisión se tomó por un pedido de la fiscalía. Estas dos personas habían deslizado por la red social una supuesta infidelidad de Tulia Snopek, la esposa del gobernador de Jujuy.

A pesar de esta orden judicial, la orden de captura contra Lucía González -una tercera persona imputada- sigue vigente. Esta mujer, una arquitecta de 42 años, habría difundido el rumor de la presunta infidelidad por un grupo de WhatsApp. Así informó el diario La Nación, quien estuvo en contacto con los abogados defensores de Nahuel Morandini, uno de los detenidos.

La orden de detención contra Lucía González había sido emitida el pasado 26 de enero por el juez Pablo Pullen Llermanos. Fue él quien ordenó detener también a Nahuel Morandini y a Roque Villegas por difundir este rumo en las redes. Sin embargo, el juez Salvador Ortiz fue quien hoy dispuso las liberaciones "de inmediato", revocando la prisión preventiva dictada para estos dos hombres.

El fiscal dijo durante una audiencia que ya no hay "riesgo procesal" para justificar que estas dos personas continúen detenidas. “Atento al estado de la causa y encontrándose debidamente notificado el requerimiento de citación a juicio, esta parte considera que es procedente solicitar el cese de detención de los encartados toda vez que ya no hay más medidas para hacer, no hay pruebas, y el riesgo procesal evidentemente deviene en abstracto”, dijo.

La causa empezó por una denuncia de la propia Tulia Snopek el pasado de enero. Al día siguiente, Morandini y Villegas fueron detenidos, acusados por lesiones psicológicas a la esposa de Gerardo Morales y afectación a la identidad de una menor (la hija del gobernador, de 2 años). Estos delitos podrían costarles hasta 8 años de cárcel.

Si bien el fiscal pidió la liberación de ambos, también dijo que creía oportuno mantener "las restricciones y normas de conducta" que mantenían: les prohibieron twittear o postear en "relación a la víctima". Sin embargo, los abogados defensores se opusieron.

Está pasando