Viernes, 14 de Junio de 2024 Niebla 19.9 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 19.9 °C niebla
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1245
Columnistas

Alerta dengue: ante el colapso sanitario, el intendente de una localidad santafesina reabrió su consultorio

Dengue

La situación de Tostado (Santa Fe) es comparable a lo que se vive en el resto del país. A la crisis económica, al recorte del gobierno nacional a las provincias y a la altísima inflación hay que sumarle el desborde del sistema sanitario por el aumento significativo de los casos de dengue.

Andrés Cagliero asumió como intendente de Tostado hace dos meses, es médico y fue director del hospital de su localidad durante cuatro años. Ahora, ante la circulación de la enfermedad, decidió abrir nuevamente su consultorio para atender pacientes.

La semana pasada, el Ministerio de Salud confirmó 681 nuevos casos de dengue en localidades del centro, norte y sur de la provincia. En diálogo con Diario Con Vos, Cagliari manifestó su preocupación: "Hay muchos profesionales que han quedado agotados después de la pandemia y el sistema de salud, ante cualquier situación de aumento de casos como este, ante el desborde, se ve afectado”.

¿Cómo está la situación sanitaria hoy en tu localidad y qué te llevó a tomar la decisión de volver a ejercer la medicina y atender pacientes con dengue?

La situación sanitaria obviamente no es la mejor, hay un desborde sanitario y colapso del sistema de salud. Por lo tanto, teniendo la profesión de médico, viendo que el hospital había manifestado en sus redes sociales que estaba en situación de desborde y que había pacientes que no iban a poder ser atendidos en la parte ambulatoria o programada, decidí abrir el consultorio del centro de salud el viernes y el sábado. Esta semana también estoy atendiendo durante la tarde.

¿Cuál es tu especialidad médica?

Yo hago medicina general.

¿Cómo analizás la respuesta del gobierno provincial ante este brote? ¿Qué medidas adicionales considerás necesarias?

Yo creo que al gobierno provincial le pasó, probablemente, lo mismo que nos pasó a nosotros como gobierno municipal. Tanto en Tostado como en la provincia, hubo un cambio de gestión. Probablemente se hayan tomado medidas tardías por el tiempo. En mi caso particular, o en nuestro caso particular, veníamos muy preocupados ya en septiembre, una vez ganadas las elecciones, porque empezaba a haber casos y veíamos que las acciones preventivas que tenía que tomar la municipalidad no se estaban dando. Nos reunimos, pero no hubo respuesta de parte del gobierno saliente. Y en diciembre empezamos a trabajar intensamente, pero el gran problema es que no contábamos con los elementos necesarios a nivel local.

A nivel provincial hemos tenido respuesta, incluso han venido funcionarios provinciales de salud a la localidad porque veíamos que la situación se iba desbordando. Esto es una enfermedad que, bien decís vos, está muy fuerte. Avanzó mucho en Santa Fe. También tenemos mucha relación con provincias que también son de mucho dengue, digamos, como es Chaco, Corrientes, Entre Ríos.

¿Qué es lo que se está haciendo?

En la provincia se hacen acciones coordinadas con el Ministerio de Provincia de la Salud.

Y en cuanto a la infraestructura de salud, digo, de tu localidad y de Santa Fe, ¿Está preparada para esta emergencia que ustedes están viviendo en este momento?

Ese es otro tema. Yo, aparte de ser médico, fui cuatro años director del hospital de Tostado. Me tocó ser director un año y ocho meses durante la pandemia, desde que comenzó, en el 2020, hasta el 2021. Yo había renunciado mucho antes, pero no me pude ir. El sistema de salud involucionó mucho en los cuatro años que pasaron. Nosotros tuvimos, con el socialismo, un sistema de salud ejemplar, con respuesta y llegada a lugares olvidados, como el departamento 9 de Julio. Con el gobierno pasado se vino abajo mucho. Influyó mucho la pandemia, yo creo que ha generado desborde y desgaste en el sistema de salud. Hay muchos profesionales que han quedado agotados después de la pandemia y el sistema de salud, ante cualquier situación de aumento de casos como este, ante el desborde, se ve afectado.

Hablabas hace un rato de que faltaron algunas campañas de prevención, ¿en qué situación está eso hoy?

Lo que considero, y que es lo que se está viendo, es que ya no pasa por las acciones preventivas y de promoción de salud de una época del año particular como pasaba antes. Ahora son trabajos anuales, todo el año tenés que trabajar porque tenemos dengue todo el año. Es verdad que hay épocas, como ahora, donde hay mayor población de mosquitos y mayor cantidad de casos. El período fuerte son los últimos días de la primavera y el verano. Pero la verdad es que es un trabajo que hay que hacerlo todo el año y es ahí donde está mi compromiso hoy como intendente: trabajar durante todo el año para prevenir la enfermedad. Lamentablemente, no lo pudimos hacer por el poco tiempo que llevamos de gestión.

En invierno también sigue el flagelo, quizás menos, Pero también están, digamos.

El Aedes, que es el mosquito que transmite el virus de zika, chikungunya y dengue, está todo el año. Lo que pasa es que, obviamente, en época de invierno hay menos cantidad de mosquitos. No se ven tanto como en esta época.

¿Cómo impactan las medidas económicas que está tomando el gobierno del presidente Javier Milei?

Toda medida de restricción, sea cual sea la causa, después podemos discutir puntualmente por qué se da esto, repercute de manera negativa. Hoy la población está muy preocupada, la población está necesitada. Y, si vos lo llevas al plano enfermedad y política, el dengue tiene la particularidad de que es una enfermedad limitante, en donde el paciente puede estar 3 a 5 días encerrado en su casa, y acá hay mucha población que vive el día a día, de la changa. Entonces genera un impacto no solamente sanitario sino también socioeconómico importantísimo.

El gobierno decidió cortar de cuajo las transferencias discrecionales a todos los distritos, los subsidios al transporte y los giros de los sueldos docentes, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Es preocupante porque se toman medidas para tratar de ayudar o tratar de recuperar cosas, pero a veces son medidas que a otra parte de la población impactan mucho. Nosotros, si bien no tenemos transportes públicos, tenemos transporte interurbano que también se ve afectado.

¿Cuál es tu posición respecto de las últimas declaraciones del gobernador Maximiliano Pullaro, que manifestó que la Nación no tiene derecho a cortar recursos que son producidos por las propias provincias?

Por supuesto estoy totalmente en contra de que se corten los recursos a las provincias. Mucho menos a una provincia como Santa Fe, de tanta producción, tantos recursos que genera para el país en general y la importancia que tiene la provincia, sin desmerecer a las otras. Es totalmente negativo y creo y confío absolutamente en que el gobernador Maximiliano Pullaro puede llegar a un acuerdo. Que puede hacer entender que las provincias necesitamos del recurso nacional sí o sí. Porque incluso nosotros tuvimos una situación de mucha preocupación que fue que, desde la Nación, se determinó que el Banco Central no iba a permitir que los municipios se endeuden y nosotros, los municipios, trabajamos con la deuda. Lamentablemente, nos debemos a la deuda que nos prestan los bancos para pagar los sueldos, si no se pagaría un sueldo a mitad de mes y sería un problemón.

¿Y qué te pasa cuando ves a un presidente tratando a algunos gobernadores de traidores?

No es una conducta que me parezca la apropiada. Me parece que acá hay que negociar, hay que hablar, hay que escucharse y entender que, más allá de un gobernador o de un funcionario, hay una población inmensa atrás que está esperando medidas y que está esperando poder tener respuesta de parte de nación, de parte de provincia, de parte nuestra, para poder vivir mejor.

¿Cómo está pegando la inflación en Santa Fe y en tu localidad?

Acá la inflación, igual que en todos lados, preocupa mucho. La verdad es que no hay un control de precios porque la gente, el mismo comerciante, un día compra a tal precio una cosa y otro día lo tiene que remarcar. Influye mucho el tema combustible porque acá todo es flete. Desde nuestro lado estamos tratando de sostener esta situación para que no se desborde mucho más.

Está pasando