Viernes, 19 de Abril de 2024 Cielo claro 24.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 24.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Mundo

Una rehén israelí liberada contó cuál fue "la única razón" por la que su captor no la violó

Una rehén franco-israelí de Hamas, que fue liberada recientemente, contó cuál fue la "única razón" por la que el hombre que la mantenía cautiva no la violó. Mia Schem, de 21 años, estaba en un festival de música cerca de la frontera con Gaza cuando comenzó el ataque de Hamas del 7 de octubre. Fue liberada el 30 de noviembre, durante un cese al fuego de una semana de duración.

En una entrevista a un medio israelí, la joven contó que fue secuestrada luego de salir del auto en llamas de su amigo. Relató que su captor comenzó a tocarla y solo paró cuando ella se puso a gritar y él se dio cuenta que había recibido un tiro en el brazo y estaba gravemente herida. Contó: "Empecé a gritar, a volverme loca. Había vehículos quemados, cadáveres".

Durante los casi dos meses que pasó secuestrada, estuvo retenida en una casa con una familia, vigilada las 24 horas del día por el padre. Schem aseguró: "Su esposa estaba fuera de la habitación con los niños. Esa fue la única razón por la que no me violó". Además, contó que, a veces, le negaban la comida por varios días seguidos.

Schem pasó a ser una de las figuras representativas de los secuestrados israelíes cuando Hamas publicó un video de ella, unos días después de ser tomada como rehén, en el que aparecía acostada en una cama mientras alguien le vendaba el brazo derecho y ella le decía que quería volver a su casa. Según relató la joven, ella apenas durmió mientras estuvo secuestrada por el miedo, y que tampoco se duchó ni recibió medicamentos.

Los últimos de cautiverio los pasó en un túnel, junto a otros rehenes. Cuando la movieron a ese nuevo lugar, dijo ella, sabían que la liberarían pronto. Contó que la mantenían con seis o siete personas en una pequeña habitación y que solo le daban un pedazo de pan árabe al día, y expresó que se siente culpable por los otros rehenes. Durante la entrevista, dijo que todavía le cuesta asimilar su regreso mientras procesa la terrible experiencia que le tocó vivir: "No puedo quitármelo de la cabeza".

Está pasando