Viernes, 21 de Junio de 2024 Niebla 17.7 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 17.7 °C niebla
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1260
Comer & Beber

Cómo descongelar el pan del freezer y que no te quede duro

descongelar pan freezer

Cuando acecha el antojo de un sánguche y te encontrás con que el pan está en el freezer, la decepción se suele apoderar de nuestro estado de ánimo. Pero acá te vamos a enseñar cómo descongelar el pan del freezer y que no te quede duro.

A menudo, enfrentamos el desafío de lograr que el pan conserve su suavidad y textura original después de pasar tiempo en el freezer. Es que es la mejor manera de estirar su vida útil y que no se llene de moho.

Pero cuando lo descongelamos, si no tenemos cuidado, se puede endurecer la miga, haciendo que quede prácticamente incomible. No te preocupes: ahora vas a aprender el secreto para que puedas disfrutarlo como recién hecho.

Paso a paso, este es el truco para descongelar el pan del freezer y que no te quede duro

El fenómeno de que el pan se vuelva duro al descongelarse tiene sus raíces en la formación de cristales de hielo durante el proceso de congelación. Estos cristales pueden romper las delicadas estructuras internas del pan, dejándolo con una textura menos que apetecible.

La clave para descongelar el pan sin que pierda su suavidad radica en la paciencia y la técnica adecuada. Un método efectivo es el descongelamiento lento. Otro, tiene que ver con usar el horno o el microondas.

Descongelamiento lento

  • Colocá el pan en la heladera durante varias horas o toda la noche.
  • Chequeá que se haya descongelado, por más de que siga frío.
  • Una vez descongelado, dejalo un par de horas afuera, envuelto en papel.

Descongelamiento con microondas u en el horno

Este método funciona para cualquiera de los dos aparatos. Si se utiliza un horno, es preferible el horno eléctrico, ya que podremos controlar mejor la temperatura.

  • Sacar el pan del freezer.
  • Mojarlo apenas. Dejale solo una película de agua en la superficie.
  • Colocarlo en el microondas 15 segundos y chequear que no se endurezca. Si se usa un horno eléctrico, dejarlo un minuto a 150 grados.
  • Chequear que no se endurezca ni se tueste la corteza.

Está pasando