Martes, 28 de Mayo de 2024 Niebla 8.6 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 8.6 °C niebla
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1205
Mundo

Un avión siguió volando solo después de que el piloto se eyectara y no lo encuentran

avión

El piloto de un avión caza F-35 tuvo que eyectarse ayer por la tarde, aunque no se sabe bien qué fue lo que sucedió. A pesar de que el hombre sobrevivió, fue imposible ubicar la aeronave. Ahora, el Ejército de Estados Unidos llamó a la población de Carolina del Sur para que le ayude a localizar el costoso avión desaparecido.

"Si tiene alguna información que pueda ayudar a nuestros equipos de rescate a localizar el F-35, por favor llame al Centro de Operaciones de Defensa de la base", escribió la Base Aérea de Charleston, ciudad en el sur de este estado, para pedir la colaboración de los residentes en Twitter). Se trata de un avión que tiene un costo de 80 millones de dólares.

Según el Departamento de Defensa, el avión fue puesto en piloto automático antes de la expulsión del piloto, de la cual todavía se desconoce el motivo. Aparentemente, el transpondedor, que normalmente ayuda a localizar el avión, no estaba funcionando "por alguna razón que aún no hemos determinado", dijo Jeremy Huggins, portavoz de la Base Conjunta de Charleston.

El avión podría haber volado incluso cientos de kilómetros en función del nivel de combustible. El F-35 se caracteriza precisamente por su capacidad de sigilo, que dificulta la posibilidad de ser detectado por otros aviones y radares, motivo por el cual se está haciendo tan complicada la búsqueda. Las opciones más posibles son una caída en una zona rural alejada o en el océano Atlántico, lo que haría la búsqueda aún más difícil.

No es del todo infrecuente que un avión de combate continúe su rumbo volando en "estado zombie", o incluso que aterrice intacto tiempo después de que su piloto abandone la cabina, según los expertos del sitio especializado The War Zone.

Existen algunos antecedentes, como el del "Cornfield Bomber", un F-106 que aterrizó de una sola pieza después de que su piloto se estrellara en 1970. También se cita el caso de un avión ruso MiG-23 que en 1988 voló desde Polonia hasta Bélgica sin su piloto después de que este fuera expulsado poco después del despegue.