Jueves, 22 de Febrero de 2024 Muy nuboso 24.3 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 24.3 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $883
Dólar Blue: $1115
Política

Villarruel acusó al Estado de "violar derechos humanos" con la Memoria tocándole la puerta de la Legislatura porteña

Victoria Villarruel Legislatura CABA

“Después de 40 años de una visión amputada de los derechos humanos y de demonizarnos, ya no les tenemos ningún miedo”, aseguró Victoria Villarruel en el Salón Dorado de la Legislatura porteña ante una lista de invitados estrictamente seleccionados y con periodistas acreditados para cubrir el evento "en homenaje a las víctimas de terrorismo" en otro salón viendo el discurso por YouTube.

Encerrada, la compañera de fórmula de Javier Milei, continuó: “El Estado en democracia nos está violando los derechos humanos para garantizarle la impunidad a un grupo de violentos que hoy gozan de libertad y de las garantías que les da nuestra democracia”.

Afuera, en la esquina de la Legislatura, organizaciones y partidos de izquierda como el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) y el Partido Obrero, entre otros, cantaban: Las balas que vos tiraste van a volver / Y sí, señor / Les vamos a llenar de fachos el paredón. Myriam Bregman, Nicolás del Caño, Celeste Fierro y Gabriel Solano acompañaron el reclamo contra el negacionismo y la Teoría de los dos demonios.

Antes de empezar el acto, la diputada de La Libertad Avanza envió un "abrazo a todas las víctimas del terrorismo que son sometidas a este destrato", en relación a las manifestaciones. "Invocar la democracia y a los derechos humanos sin dejar que podamos expresarnos o ejercerlos es la muestra más acabada de que son violentos, autoritarios y nos creen ciudadanos de segunda", insistió en Twitter la integrante de la familia militar.

Mientras Villarruel hacía tiempo para empezar el acto y no permitía que periodistas pasen a escucharla, Trinidad no paraba de contestar a los medios. Con el pañuelo blanco de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo pintado en una mejilla y una gema rosa en la frente, la adolescente perteneciente al espectro autista acomodaba religiosamente la bandera de la Asociación de Sobrevivientes, Familiares y Compañerxs de Campo de Mayo.

"Allá están los negacionistas, acá está la vida", resumió la joven de 17 años y aseguró que se encontraba en el lugar "para luchar contra el negacionismo". "Se nos van todos los derechos si gana él", advirtió Trinidad en relación a Javier Milei y reveló que se siente "muy enojada" porque sus pares del colegio "eligen a Milei".

Un poco más lejos, otro grupo de personas luchaba por mantener en su lugar una llamativa bandera que tenía la leyenda: "Todos los guerrilleros son nuestros compañeros". Lali Machado de 35 años, militante en el Movimiento de Rebelión Popular, explicó que se sienten "herederos" de las organizaciones revolucionarias de los 70.

"Nos sentimos herederos de los compañeros. Ellos cuando hablan de terrorismo hablan de las organizaciones armadas, de los combatientes revolucionarios de los 70. Los terroristas han sido ellos, el capital que ha usado el Estado para ejercer el terrorismo sobre nuestro pueblo y que ese terrorismo que ejercieron fue con todo el mundo. Odian más a aquellas organizaciones revolucionarias, nosotros nos sentimos sus herederos", enfatizó Machado.

La militante advirtió: "Todas las riquezas de nuestro país están privatizadas, nuestro pueblo vive en una constante explotación, en todo caso se agudizaría más aceleradamente, pero creo que Milei, (Patricia) Bullrich, (Horacio Rodríguez) Larreta, (Sergio) Massa le rinden pleitesía a la Embajada de Estados Unidos y no va a dejar de pagar la deuda".

Las organizaciones y partidos peronistas no acompañaron el repudio al acto "en homenaje a las víctimas del terrorismo", solo estuvieron presentes centros universitarios afines, H.I.J.O.S de la provincia de Buenos Aires y el Frente Transsversal Nacional y Popular. Sus dirigentes nacionales sí llamaron negacionista de la dictadura a la fundadora del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv) y tanto Aníbal Fernández como Andrés El Cuervo Larroque definieron el acto como "una provocación".

"No es un tiempo fácil, pero en los tiempos difíciles se habla con la verdad. No somos negacionistas de la situación económica, del cambio climático, de la dictadura que vivió esta patria. Negacionistas son otros, los que hablan de libertad", apuntó desde San Juan el presidente Alberto Fernández contra La Libertad Avanza.

"Lo único que se busca es reabrir debates que la Argentina ya había saldado", advirtió en Radio Provincia el ministro de la Comunidad bonaerense. Mientras que el ministro de Seguridad remarcó en FM La Patriada: "Le estamos dando un valor a esta mujer, que no tiene".

En la misma línea, la fundadora de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, destacó en Radio Con Vos: “No le doy ninguna importancia a Villarruel, que hable, que diga, que grite. Lo que dice es cuestión de ella y es de su responsabilidad”.

Sin embargo, después del acto, la diputada le contestó en LN+: "Carlotto ha sido un personaje bastante siniestro para nuestro país porque con ese cariz de abuelita buena ha justificado al terrorismo". "Puede sentir dolor por su hija pero tiene que contar que su hija era combatiente de Montoneros", apuntó Villarruel.

Por su parte, Patricia Bullrich criticó en Radio La Red a la candidata a vicepresidenta por el momento en que eligió comenzar con este debate que cuestiona la Memoria, la Verdad y la Justicia. "La historia argentina se va a discutir cuando realmente bajemos los ánimos y no la utilicemos como una herramienta de campaña, estamos dispuestos a discutirla para que los argentinos podamos lograr de una vez por todas tener un punto de encuentro", prometió la candidata presidencial de Juntos por el Cambio.

Bullrich concluyó: "No lo vamos a hacer en campaña, no vamos a hacer política electoralista con los muertos".

Está pasando