Martes, 16 de Abril de 2024 Muy nuboso 15.1 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 15.1 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1035
Policiales

Un hombre con restricción perimetral por violencia de género asesinó a la madre de sus hijos y luego se suicidó

malvina araya femicidio

Una mujer de 36 años fue asesinada a puñaladas por su expareja, quien había sido denunciado por violencia de género y tenía una restricción perimetral para acercarse a ella. El hombre, quien también era el padre de sus tres hijos, se suicidó ahorcándose luego de cometer el femicidio. El hecho se produjo en las calles Ituzaingó y Ferrari, de la localidad de Brandsen, donde la madre vivía con sus tres hijos de 13, 15 y 18 años. 

La víctima del femicidio se llamaba Malvina Araya, y fue encontrada por la policía en su domicilio con heridas cortopunzantes en el abdomen. Luego fue trasladada en una ambulancia al Hospital Municipal Francisco Caram, donde murió mientras era sometida a una operación debido a la gravedad de las heridas.

Tras los hechos, los pesquisas empezaron a buscar a Andrés Orrego, expareja de la mujer, ya que había sido denunciado anteriormente por amenazas y violencia de género en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Brandsen por la víctima. Además, el hombre de 43 años tenía una prohibición de acercamiento impuesta por la Justicia vigente hasta el 28 de abril.

Finalmente, luego del rastrillaje, la policía encontró el cuerpo de Orrego ahorcado con un lazo alrededor de su cuello. El cadáver estaba sujeto a un árbol, a unos metros del camino provincial de Brandsen. Un amigo de la infancia de Malvina, llamado Diego, habló sobre el asesino. “Es un cobarde que dejó a sus hijos sin madre y sin padre, eso lo hace un cagón”, expresó.

Malvina Araya sufría violencia de género por parte de su expareja

Además, Diego dijo que la víctima, que trabajaba como empleada de limpieza hacía un mes, se había ido a vivir con él por todo el calvario que padeció debido al maltrato de su expareja. Agregó que cuando esto sucedió, Orrego denunció su desaparición, aunque Malvina asistió a la comisaría para avisar que se había ido por sus propios medios porque él la golpeaba.

Incluso, la mujer había pedido que no difundieran el lugar en el que estaba por el miedo que tenía de su expareja. Malvina sufrió violencia de género por 17 años. Orrego la golpeaba, e incluso dos veces ya había querido matarla. La Justicia nunca hizo nada, las restricciones de acercamiento impuestas no sirvieron para evitar el femicidio.

Diego también contó que Orrego no dejaba que ella tenga amigas y que hizo que se aleje de su familia. Incluso, el hombre tenía novia, pero quería que ella no hiciera nada. “Era una mujer especial, pero este cobarde me la arrebató”, dijo. Finalmente, a pesar de que estaba quedándose en otro lado, Malvina había vuelto a Brandsen el martes porque quería ver a sus hijos y trabajar. Fue ahí cuando su expareja se enteró y decidió cometer el crimen. La causa por femicidio y suicidio quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio de Brandsen.

Si sos víctima de violencia familiar o sexual, o sabés de alguien que lo sea, llamá a la línea 137. Es gratuita, nacional y brinda contención, asistencia y acompañamiento las 24 horas, los 365 días del año.

Fuente: Télam

Está pasando