Jueves, 11 de Agosto de 2022 Cielo claro 13.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $140.98
Dólar Blue: $297
Mundo

Una iglesia de Texas ayuda a mujeres a abortar

La First Unitarian Church of Dallas, en Texas, ha participado en la interrupción del embarazo desde la década de 1970. El reverendo Daniel Kanter, ministro principal de esta iglesia, dijo que harán lo que puedan “para ayudar a las mujeres a obtener abortos seguros y legales".

Después del polémico fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos que anuló el derecho al aborto y permitió que cada Estado decida individualmente si lo establece como derecho para la población, desde la iglesia buscaron llevar tranquilidad a las mujeres.

En el sitio web del grupo religioso Kanter publicó: “Estoy haciendo esto porque no solo creo en el derecho fundamental de todas las personas a tomar decisiones sobre sus cuerpos, sino también en los nombres de todos esos cientos de familias con las que me he sentado que tomaron la difícil decisión de interrumpir los embarazos”.

“Creo que Texas no debería interferir con mi llamado a cuidar con compasión a todas las personas que tienen que tomar decisiones difíciles en la vida que a veces terminan en abortos”, añadió.

La historia de la iglesia de Dallas con el aborto

La congregación de Dallas, desde hace casi 50 años, cuando se resolvió el fallo sobre Roe vs. Wade, ha proporcionado asistencia a las mujeres ya que consideran la interrupción del embarazo como un derecho fundamental. De hecho, esta misma iglesia participó en el caso que derivó en la legalización del aborto en Estados Unidos, defendiendo a "Jane Roe", la mujer anónima que disputó frente a la Corte Suprema para defender el derecho constitucional al aborto.

Antes de que se legalizara el aborto en 1973, la gente a menudo acudía a los líderes religiosos en busca de ayuda con los embarazos no deseados. En 1967, una red de líderes protestantes y judíos fundó el Servicio de consulta del clero para brindar asesoramiento y referencias a los médicos que realizarían el procedimiento. Se estima que el servicio ayudó a más de 400.000 personas a acceder a abortos.

En diciembre de 2021, Kanter organizó un primer viaje fuera de Texas para un grupo de 20 mujeres a una clínica en Albuquerque, Nuevo México, a 650 millas de Dallas. El viaje se realizó después de que en septiembre Texas prohibiera el aborto una vez que se pueda detectar un latido fetal, lo cual ocurre alrededor de las seis semanas y de que el número de procedimientos que se llevaban a cabo en Texas se redujera en un 70%.

El programa se financia a través de donaciones de personas proabortistas de diferentes religiones en todo el país. Para calificar para la asistencia de la red, la persona que busca un aborto debe estar por debajo del umbral de la pobreza, pero ahí es donde terminan los requisitos.

La iglesia dice que su papel es simplemente facilitar el acceso, no alentar a las personas a tener, o no tener, el procedimiento. Esa es una elección personal, dijo el reverendo Kanter.