Sábado, 18 de Mayo de 2024 Cielo claro 9.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1120
Política

Denuncian que el Gobierno desarmó el programa que redujo el embarazo adolescente a la mitad

Embarazo adolescente

Desde comienzos de este mes, varias personas y agrupaciones vienen advirtiendo sobre el posible vaciamiento del Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA), un programa considerado modelo en América Latina por su efectividad en la difusión de información sobre salud sexual y reproductiva. A dicho plan se atribuye, entre otras cosas, haber reducido la tasa de embarazo adolescente a la mitad en sólo tres años.

El Plan Nacional encargado de prevenir el embarazo adolescente no intencional se implementó en 2018, durante la gestión de Mauricio Macri, y desde entonces, en nuestro país, la cantidad de adolescentes y niñas embarazadas se redujo en casi un 50%. En principio se implementó en las 12 provincias con mayor incidencia del problema, donde alrededor de 700 profesionales garantizaban acceso a métodos anticonceptivos, proporcionaban educación sexual integral y realizaban consejería sobre salud sexual y reproductiva en escuelas, entre otras acciones.

Aunque hasta mediados del mes pasado funcionarios de Salud afirmaban que el Plan continuaría, las profesionales cuyos contratos terminaban el 31 de marzo aún no recibieron su renovación, así como tampoco ninguna comunicación oficial sobre el destino de sus trabajos y del programa en general.

En paralelo, la semana pasada el Gobierno aumentó en un 500% el monto de la asignación del Programa Nacional de Primera Infancia, causante de fuertes polémicas por involucrar una especie de rastreo de mujeres embarazadas “vulnerables” para detectarlas, garantizar su seguimiento y el de su “hijo por nacer”.

Por su parte, el Plan ENIA funcionaba en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca y La Rioja, y en agosto de 2023 se había acordado su ampliación a la totalidad del territorio.

Con su desfinanciamiento, “sin sus equipos de trabajo territoriales y sin insumos disponibles, se va a generar una brecha de desigualdad entre las provincias del NOA y NEA respecto del resto del país en materia de prevención de embarazos no intencionales, como era la situación en 2016 y 2017”, según alertó la ex directora nacional de Salud Sexual y Reproductiva, Valeria Isla, en diálogo con Página 12.

De acuerdo con las cifras oficiales, entre el lanzamiento del Plan en 2018 y el año 2021 la tasa de embarazo adolescente e infantil se redujo del 49,2% al 27%, representando una caída del 49%. En concreto, pasó de haber 69.803 adolescentes de entre 15 y 19 años y 1.938 niñas (menores de 15) que tuvieron un hijo en 2019 a haber 46.236 adolescentes y 1.394 niñas respectivamente, en la misma situación, en el 2021.

En tanto, el Estudio Milenia, realizado por la ONU, arrojó que las mujeres que fueron madres durante la adolescencia tienen menos posibilidades de terminar la secundaria, siendo que sólo el 38% de ellas finalizó estos estudios. En contraste, sí concluyó sus estudios secundarios el 55% de las madres que tuvieron a sus hijos después de los 20.

A esto se suma que las adolescentes que fueron madres tienden a pasar más tiempo realizando trabajos domésticos y de cuidado en el hogar, viéndose más afectadas por el desempleo: son un 21,4% más desempleadas que las mujeres que parieron en la adultez.

Está pasando