Sábado, 25 de Mayo de 2024 Cielo claro 8.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 8.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $932
Dólar Blue: $1220
Mundo

La policía de Ecuador irrumpió en la Embajada de México para detener a un exvicepresidente con asilo político

Policía de Ecuador irrumpe en la embajada de México

El exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas, acusado por corrupción, fue sacado de la Embajada de México en la noche de este viernes, por un grupo de policías que irrumpió en el lugar en lo que los funcionarios mexicanos calificaron como una violación al derecho internacional y a la soberanía. Tras el hecho, el presidente Manuel López Obrador ordenó romper las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Jorge Glas contaba con asilo político en la Embajada de México en Quito desde diciembre del año pasado, hasta que, en un hecho insólito, este viernes un grupo de policías entró por la fuerza al establecimiento de jurisdicción mexicana para llevárselo detenido. Una vez fuera del edificio, lo subieron a un vehículo y, según puntualizó el portal local El Universo, lo llevaron a la Fiscalía General del Estado para luego trasladarlo a la Unidad de Flagrancias.

Roberto Canseco, embajador de México en Ecuador, intentó impedir la detención y reconstruyó los hechos ante la prensa. “Lo que acaban de ver es un atropello al derecho internacional y la inviolabilidad de la Embajada de México en Ecuador. Totalmente inaceptable. Esto no puede ser. Es la barbarie. No es posible que violen el recinto diplomático como lo han hecho. Es la ignominia para un estado”, se indignó el funcionario.

Visiblemente enojado por la inédita situación, agregó: “Me han golpeado. Me he golpeado contra el suelo. Y físicamente traté de impedir que entraran. Como delincuentes allanaron la Embajada de México en Ecuador. Esto no es posible. No puede ser. Es una locura”.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones exteriores ecuatoriano había confirmado que no otorgaría “salvoconducto alguno” a Glas, frente al pedido de los funcionarios mexicanos para que así lo hiciera. Más aún, sostuvieron que "no es lícita la concesión de asilo diplomático" de parte de México.

Glas había sido vicepresidente de Rafael Correa y Lenín Moreno, y contaba con orden de detención en el marco de una causa por corrupción. La actual presidencia ecuatoriana, a cargo de Daniel Noboa, se pronunció sobre el episodio de anoche asegurando que “ningún delincuente puede ser considerado un perseguido político”.

“Jorge Glas ha sido condenado con sentencia ecuatoriana y contaba con disposición de captura emitida por las autoridades competentes”, escribieron desde el Ejecutivo de ese país en un comunicado difundido en redes sociales. Un día antes, la tensión con México se había acrecentado tras una serie de declaraciones de López Obrador sobre las elecciones en las que ganó Noboa. Considerándolas “desafortunadas”, el gobierno de Ecuador declaró persona non grata al embajador mexicano.

Por su parte, López Obrador se hizo eco de la detención de Glas en Twitter y anunció la ruptura de relaciones: “Se trata de una violación flagrante al derecho internacional y a la soberanía de México, por lo cual le he instruido a nuestra canciller que emita un comunicado sobre este hecho autoritario, proceda de manera legal y de inmediato declare la suspensión de relaciones diplomáticas con el gobierno de Ecuador”, escribió.