Domingo, 14 de Abril de 2024 Lluvia ligera 21.0 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 21.0 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Agro Con Vos

Nación se queda con $61 de cada $100 que genera el sector agrícola y la fiesta es porteña

maíz lindo cosecha sector agrícola

El índice de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA) mide la participación del Estado en la renta del sector agrícola, que en la última medición marcó un 65%, de los cuales 61% se los lleva solamente Nación.

Esto quiere decir que por cada $100 que genera el campo argentino cultivando soja, maíz, trigo y/o girasol, el Estado se queda con $65, dividido en sus diferentes niveles: nacional ($61), provincial ($3) y municipal ($1).

Respecto a la última medición de diciembre, el índice se elevó 6 puntos porcentuales, donde "los principales motivos son la suba de costos y la caída de los precios", explicó Nicolle Pisani Claro, Economista Jefe FADA.

A nivel provincial, Entre Ríos es el que tiene mayor incidencia en la renta agrícola en un 65,4%, seguido por Córdoba que registra un 64,9%, La Pampa con el 62,9%, Buenos Aires un 61,9%, Santa Fe con 61,1% y por último San Luis con el 59,9%.

En cuanto a los cultivos medidos por FADA, los de mayor incidencia en las exportaciones argentinas, el Estado se queda con el 83,9% de la renta agrícola del trigo, con el 68,4% de la soja, se apropia del 57,3% del maíz y por último, con el 54,1% del girasol.

renta agrícola fada marzo 23

El sector agrícola y las provincias

El informe de FADA es invaluable para entender por qué el agro argentino suele quejarse de los impuestos que paga, sobre todo, por los benditos Derechos de Exportación, más conocidos como Retenciones.

Pero también, en épocas de guerra fría entre el Gobierno Nacional de Javier Milei versus el resto de los gobernadores y las provincias que representan, nos permite apreciar ciertos argumentos que entran en el debate.

De esos $65 que se queda el Estado, el 94% se lo queda Nación, el 5% se lo apropia la Provincia y solo el 1% queda en manos del Municipio.

Esto es muy simple de entender, Nación depreda a las provincias y los recursos que éstas tendrían para, por ejemplo, mejorar el sueldo de sus docentes, de sus médicos, de invertir en rutas o caminos rurales, de hacer nuevas viviendas o extender el tendido eléctrico, cloacas, etc.; desaparecen y se van a la recaudación de Nación.

Con esta "platita" que Nación le "roba" a las provincias productoras de alimentos, luego se arman esos titulares hermosos hablando del "superávit fiscal" o aún peor, el ministro de Economía de la Nación, Luis Caputo, habla de que "las provincias se tienen que ajustar", para justificar, entre otras cosas, bajarle el sueldo a los docentes tras dar de baja el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID).

Una trampa mortal

Volviendo al informe de FADA, vemos además que del 100% de los impuestos que cobra Nación, el 67% no se coparticipan a las provincias, es decir, no vuelven a las provincias/regiones que lo produjeron.

En un relato literario, esta sería la "frutilla del postre", porque no sólo Nación se queda con lo de las provincias y/o municipios, sino que es aquí donde el unitarismo prevalece sobre el federalismo, destruyendo completamente la autonomía financiera de las provincias.

Nación se queda con lo que no genera y encima no lo redistribuye. Solo engrosa sus números en detrimento de las provincias que, obviamente, se ven obligadas a solicitar recursos extras a Nación, para al menos intentar pagar sueldos.

capital federal

El robo porteño

¿Sabe usted, señor lector, qué provincia paga menos impuestos nacionales? Sí, adivinó, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Aprovechando todo lo que no cobra Nación, Capital Federal es la que más recauda por impuestos provinciales, generando que se puede autoabastecer económicamente sin pedirle dinero a Nación.

Como se puede ver en el siguiente gráfico de Chequeado, cuando la presión tributaria de Nación sube, no deja lugar a cobrar más impuestos provinciales y viceversa.

Por eso, amigo porteño, "la fiestita" de Capital Federal se paga con la soja, el maíz, el trigo y el girasol de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa, San Luis y Buenos Aires, entre las principales provincias. Porque si Nación no cobraría esos impuestos en el campo, los tendría que ir a buscar a Capital Federal.

Un claro ejemplo de esta desigualdad es el "Paseo del Bajo", obra financiada en un 87% por el Estado Nacional (más de 565 millones de dólares), con recursos que le fueron quitados al campo. Así que cuando escuche nuevamente a un gobernador hablando de los recursos de su provincia o cuando vea al fracasado ministro, no se deje engañar, porque ya sabe quién le mete la mano en el bolsillo a quién.

Está pasando