Domingo, 14 de Abril de 2024 Lluvia ligera 21.0 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 21.0 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Deportes

La Fiscalía de España pidió 4 años y 9 meses de cárcel para Ancelotti por un fraude a Hacienda

Ancelotti

La Fiscalía Provincial de Madrid solicitó 4 años y 9 meses de prisión para Carlo Ancelotti por haber defraudado a Hacienda la cantidad de 1.062.079 euros entre 2014 y 2015. El director técnico del Real Madrid fue imputado por dos delitos ya que ocultó el rendimiento correspondiente a la explotación de sus derechos de imagen que había cedido a otras entidades.

Según la denuncia, Ancelotti firmó el 4 de julio de 2013 contrato como DT del Real Madrid hasta el 30 de junio de 2016 "especificándose en su remuneración para ese periodo, además de unos rendimiento de trabajo, unos rendimientos derivados de la cesión de los derechos de imagen al club". La acusación señaló que desde julio de 2013, el italiano pasó a trabajar y residir en España, fijando como su domicilio y residencia habitual en una céntrica plaza de Madrid.

Sin embargo, cuando el técnico terminó de forma "anticipada" su contrato con el Merengue el 25 de mayo de 2015, continuó con el alquiler de la vivienda hasta octubre de ese año. Así, durante 2015 "España fue su centro principal de relaciones personales e intereses económicos".

En este sentido, la Fiscalía indicó que "con el fin de eludir la tributación por los rendimientos de dichos derechos de imagen" tanto los recibidos por el Real Madrid como de otras marcas, Ancelotti utilizó un "complejo" y "confuso" entramado de fideicomisos y sociedades interpuestas para canalizar el cobro de los derechos de imagen. En este sentido, precisó que los rendimientos no tributados a Hacienda fue de 1.249.590 euros en 2014 y de 2.959.768 en 2015.

De acuerdo a la denuncia, el DT habría "simulado" la cesión de sus derechos de imagen a entidades "carentes de actividad real" y de capacidad de explotación que estaban domiciliadas fuera de España. "Persiguiendo así la opacidad de cara a la Hacienda Pública española y a la ocultación del beneficiario real de los rendimientos procedentes de sus derechos de imagen, de manera que ni él mismo ni ninguna de dichas sociedades tuviesen que tributar por las cuantiosas cantidades percibidas en España o fuera de nuestro país", remarcó.

Está pasando