Domingo, 14 de Abril de 2024 Nubes 18.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 18.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Sociedad

Alertan que las universidades y la investigación científica dejarán de funcionar si continúa el desfinanciamiento

Universidades - UNSAM

Las universidades nacionales están al límite y alertan que, de continuar su desfinanciamiento, podrían dejar de funcionar, perdiéndose así prácticas de gran valor social y económico como lo son la investigación científica y el desarrollo tecnológico. En ese sentido, decenas de instituciones ruegan al Gobierno recibir al menos lo mínimo “para sobrevivir” y no tener que “clausurar actividades sustantivas”.

“Nuestros laboratorios pueden dejar de funcionar, nuestras aulas pueden quedar vacías, si el presupuesto universitario no se actualiza de acuerdo a los niveles de inflación vigentes y si los salarios quedan casi congelados”, advirtieron en un comunicado oficial de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

Va a llegar el momento en el que vamos a recibir salarios del nivel de subsistencia y no va a pasar mucho tiempo hasta que los mejores se quieran ir”, dijo ante el Consejo Superior de dicha Universidad su rector Carlos Greco, en declaraciones citadas por La Nación. Además, expresó que “el presupuesto normativo, que es el que debería tener el sistema universitario, es de tres billones y medio de pesos y el que tenemos es de un billón y medio, que es el presupuesto prorrogado, que además no lo están ejecutando en su totalidad”.

Estamos al borde de tener que clausurar actividades sustantivas. Es un derecho de nuestros estudiantes, un deber del estado, garantía constitucional la docencia, la investigación, la transferencia, el desarrollo tecnológico.

Carlos Greco.

En esa línea, el comunicado oficial de la UNSAM que circuló en la tarde de ayer señala que “las condiciones económicas y financieras mínimas para su funcionamiento normal corren serio riesgo de deteriorarse aún más poniendo en jaque la continuidad del trabajo de profesores, investigadores, becarios, trabajadores no docentes y la formación de miles de estudiantes”.

Por otro lado, las autoridades universitarias aseguraron que desde el comienzo del Gobierno actual vienen realizando gestiones ante diferentes dependencias estatales para solicitar el presupuesto y los niveles salariales necesarios. En ese sentido, la semana pasada Greco sostuvo por Radio Nacional que ya ni siquiera reclaman “el incremento del presupuesto” pero sí “la actualización de la partida” en medio de una verdadera “crisis presupuestaria”.

“Tenemos dos grandes expresiones de este presupuesto, una es el personal, docentes y no docentes, y por otro lado los gastos de funcionamientos. Estos los tenemos congelados desde septiembre del 2022. No podemos sostener el incremento de tarifas, de insumos, de servicios con costos que se han cuadruplicado”, puntualizó el rector, quien es también titular del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

Desde ese Consejo, que nuclea a varias universidades nacionales del conurbano y otras partes del país, apuntaron a la misma situación de urgencia a través de un comunicado y recalcaron la necesidad de “incrementar razonablemente los gastos de funcionamiento mensuales, actualizándolos conforme el proceso inflacionario que atravesamos”.

También solicitaron “actualizar los salarios de docentes y nodocentes; dar continuidad a los programas universitarios vigentes destinados a inversión en obras de infraestructura, equipamiento y sostenimiento de los programas de becas; y garantizar el presupuesto necesario para sostener las actividades de ciencia, tecnología y extensión”.

El paso del tiempo sin soluciones redunda en una situación insostenible para la vida institucional.

UNSAM

En términos similares, Alfredo Alfonso, rector de la Universidad Nacional de Quilmes, sostuvo esta semana en diálogo con Página 12 que “estamos pidiendo lo necesario para sobrevivir, ya no pensando en el desarrollo del conocimiento”.

“Nos reunimos con el secretario de Educación, Carlos Torrendel, y luego de sesenta días con el nombrado secretario de Políticas Universitarias, Alejandro Álvarez, y la respuesta es la misma: 'nosotros no manejamos la economía'”, reconstruyó Alfonso y destacó que desde el CIN cumplieron con todos los pasos y presentaciones que les fueron solicitadas pero “no hubo ninguna respuesta”. Ahora, las universidades buscan un canal de diálogo con la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, en cuya órbita quedo el ex Ministerio de Educación.

Está pasando