Lunes, 22 de Abril de 2024 Nubes 19.2 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 19.2 °C nubes
 
Dólar BNA: $916
Dólar Blue: $1025
Ciencia

Se encienden las alarmas epidemiológicas en Estados Unidos frente a la propagación de la enfermedad del ciervo zombie

Ciervo

La “enfermedad del ciervo” es un virus con enormes implicaciones ecológicas que se ha propagado en los bosques de Estados Unidos, causando el contagio y la muerte de miles de venados. Este “desastre de avance lento” comenzó en el Parque Nacional Yellowstone de Wyoming y se propagó hacia 31 estados norteamericanos, dos provincias canadienses y llegó incluso a registrarse en Corea del Sur.

Se trata de un peligroso virus mortal en animales que produce la enfermedad de la caquexia crónica (CWD, por sus siglas en inglés), causada por priones (agentes patógenos anormales y transmisibles), que todavía no registra contagios en seres humanos, pero que alertan podría llegar a ser catastrófica.

Desde los centros de investigación epidemiológica, advierten que existen altos riesgos de que ocurra algo similar a lo que ocurrió con el brote de encefalopatía enpongiforme bovina (EEB) o enfermedad de las vacas locas en Gran Bretaña, que “de la noche a la mañana” se volvió una amenaza para la población humana.

“Nadie dice que esto vaya a suceder definitivamente, pero es importante que la gente esté preparada”, ha manifestado al alertar de que la enfermedad es “invariablemente mortal, incurable y altamente contagiosa”, sostuvo el codirector del programa del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de EEUU, Cory Anderson.

“La preocupación se debe a que no tenemos una manera fácil y eficaz de erradicarlo, ni de los animales que infecta ni del medio ambiente que contamina”, agregó.

La preocupación se debe a que no tenemos una manera fácil y eficaz de erradicarlo, ni de los animales que infecta ni del medio ambiente que contamina

Una vez que un ambiente está infectado, el patógeno es extremadamente difícil de erradicar. Puede persistir durante años en la suciedad o en las superficies, y los científicos informaron que es resistente a los desinfectantes, el formaldehído, la radiación y la incineración a 600 °C (1100 °F).

Estos patógenos invisibles o priones provocan el comportamiento de manera extraña en los ciervos, los que fueron detectados por varios cazadores. Los científicos afirman que la enfermedad provoca cambios en el cerebro y el sistema nervioso de los huéspedes, dejando a los animales babeando, letárgicos, demacrados, tropezando y con una reveladora “mirada en blanco” que llevó a algunos a llamarla “enfermedad del ciervo zombie”. Se propaga a través de la familia de los cérvidos: ciervos, alces, alces, caribúes y renos. Es mortal y no se conocen tratamientos ni vacunas.

“Esto representa una importante llamada de atención pública. Este caso pone a la caquexia crónica en el radar de una atención generalizada como no lo estaba antes, y eso, irónicamente, es algo bueno. Es una enfermedad que tiene enormes implicaciones ecológicas”, sostuvo el doctor Thomas Roffe, veterinario y ex jefe de salud animal de Fish & Wildlife Service, una agencia federal de EEUU.

Está pasando