Viernes, 14 de Junio de 2024 Niebla 19.6 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 19.6 °C niebla
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1245
Ciencia

Al Conicet no podrán disolverlo, pero...: alerta por las modificaciones en la Ley Bases

Conicet

Si bien la nueva normativa prohibe disolver el organismo, los científicos señalaron que el Gobierno sí podrá perjudicarlo gravemente.

Mientras puertas adentro del Congreso ya comenzó a debatirse la reversión de la Ley bases, varios sectores continúan en estado de alerta y denuncian "trampas" en el articulado. Uno de los casos es el de los científicos que integran el Conicet quienes, a pesar de venir batallando intensamente para proteger el organismo, ahora también tienen que señalar los riesgos que tiene la normativa así como está.

Los científicos aseguraron que este proyecto de ley significa " la destrucción de la ciencia argentina". El ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, Jorge Aliaga, detalló en Página 12 que en la reescritura de ley la Bases, en su artículo 3, incisos a y b, facultaron al Poder Ejecutivo a "modificar o eliminar las competencias y funciones" que considere innecesarias de los organismos públicos. "Luego dice que no puede disolver el Conicet (otros organismos y reparticiones, como el INCAA, el Malbrán y la ANMAT también están exceptuados), pero -continúa Aliaga- lo único que le prohíbe es eliminarlos. Es decir que el gobierno podrá hacer todo lo que indican los incisos a y b: modificar sus competencias y funciones”. 

La interpretación del nuevo texto, lleva a los investigadores a temer que el Gobierno vacíe al Conicet, que sea objeto de fusiones, modificaciones o centralizaciones. Si se aprueba el proyecto de Ley Bases tal cual quedó redactado en el dictamen de mayoría, el Ejecutivo tendrá la posibilidad de desmantelar las dotaciones de cualquier organismo Ciencia y Tecnología sin necesidad de intervenirlo o cerrarlo.

La ley Bases profundiza el desmantelamiento de la función científico-tecnológico

Actualmente la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, que es la encargada de canalizar fondos destinados a financiar proyectos de investigación y fomentar la articulación con las empresas, está prácticamente paralizada. Todo su directorio presentó la renuncia ante la falta de respuestas concretas sobre la orientación de la política de Ciencia y Tecnología de parte de su nueva directora, Alicia Caballero. También renunciaron los directores de carrera a cargo de la gestión de sus principales programas de financiamiento, Fontar Foncyt.

El Gobierno degradó al Ministerio de Ciencia y Tecnología a nivel de una subsecretaría de la Jefatura de Gabinete de MInistros (JGM), a cargo de Nicolás Posse, con lo cual presupuestaria y administrativamente queda bajo la órbita de una secretaría de esa jurisdicción.