Viernes, 21 de Junio de 2024 Nubes 13.7 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.7 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Comer & Beber

Cómo se prepara el gran lechón para las fiestas en una de las mejores parrillas de Buenos Aires

lechón fiestas parrillas

Estamos en la previa de Navidad y Año Nuevo. Con ello, también llegan las reuniones de fin de año con amigos, familiares y compañeros de trabajo. En ese sentido, el lechón a la parrilla es una de las comidas típicas de estas fiestas y así es como se hace en una de las mejores parrillas de Buenos Aires.

No son muchos los restaurantes de la Ciudad de Buenos Aires que tienen lechón asado a la parrilla dentro del menú y hay uno en particular que, no solo lo tiene, sino que además lo elabora de una manera muy particular.

El lechón a la estaca o cruz es la forma más tradicional de preparar cualquier pieza de carne. Este formato, que es anterior a la utilización de la parrilla, tiene una cocción larga pero con un final muy sabroso. Además, el resultado perfecto depende de factores externos a la carne, como la calidad de la leña o la orientación del viento.

Cómo se prepara el lechón para las fiestas en una de las mejores parrillas de CABA

Si no probaste el lechón al asador y querés aprovechar a hacerlo durante estas fiestas, tenés que visitar Capitán Parrilla. Este restaurante se encuentra en Av. Díaz Vélez 5401, a pocos metros del Parque Centenario, en el barrio porteño de Caballito y conjuga lo mejor de una parrilla argentina con lo más tradicional de los bodegones porteños.

La técnica para preparar el lechón para las fiestas consiste en hacer un buen fuego con leña. En el caso de Capitán Parrilla, utilizan troncos de espinillo y algarrobo para tener una buena llama constante. Luego se debe colocar alrededor la carne en estacas o cruces.

Para que se cocine correctamente, ellos colocan la cruz con el lechón entero a una altura de unos 50 centímetros del fuego. Se debe cocinar durante aproximadamente 3 horas del lado de las costillas para lograr una carne tierna y sabrosa. Luego se lo puede dar vuelta para que termine de dorar y se lo deja entre una hora y una hora y media más.

Para que no quede seco, y que concentre bien su sabor, Capitán Parrilla tiene dos secretitos: cuando empieza a desgrasar, le ponen una salmuera que sirve para humectar y para dar sabor. A su vez, en la cocción usan ajo metido dentro de la carne que, con el calor, irá desprendiendo aroma y saborizando el lechón.

Al requerir no solo mucho espacio físico sino también gran expertise para prepararlo, no es una receta que pueda hacer cualquier persona. Por eso, Capitán Parrilla es la mejor alternativa para sacarte el antojo de comer lechón a la parrilla sin tener que hacerlo vos.