Jueves, 20 de Junio de 2024 Cielo claro 9.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1260
Policiales

Le dispararon al auto y robaron 8 millones de pesos a la prima de Antonela Roccuzzo

Roccuzzo

La familia de Antonela Roccuzzo volvió a ser víctima de la inseguridad en Rosario. La prima de la esposa de Lionel Messi fue abordada por ladrones que dispararon contra su auto y le robaron 8 millones de pesos.

El ataque ocurrió esta mañana en la calle Lavalle, entre Cochabamba y Pellegrini, en la ciudad santafesina. Un grupo de ladrones que se movía con un auto blanco con vidrio polarizados se puso a la par del Onix negro en el que viajaba la prima de Rocuzzo con otra persona, y las obligaron a bajar la marcha.

En ese momento, los delincuentes dispararon contra una de las ventanillas del auto y bajaron. Tras romper el vidrio de una de las ventanillas baleadas, y mientras las víctimas estaban en shock, se llevaron el dinero que tenía en el vehículo.

El violento episodio tuvo lugar muy cerca del supermercado que pertenece a la familia Roccuzzo, en Lavalle al 2550. El efectivo robado estaba guardado en dos bolsos de cuatro millones cada uno. Las primeras informaciones indican que sería parte de la recaudación del supermercado Único, que administra la familia de la mujer del capitán de la Selección Argentina.

Las primeras versiones policiales indican que el asalto duró un puñado de segundos. "Pidieron un móvil de auxilio por un robo. Los ocupantes tienen escoriaciones leves y presión alta lo que les produjo un estado de shock. Ahora viene una unidad de mayor complejidad para evaluarlos. Están bien”, dijo uno de los médicos que acudió al lugar.

Se trata del segundo ataque en poco más de ocho meses al establecimiento de la familia de Antonela Roccuzzo. En marzo, unos delincuentes balearon el frente del local familiar y dejaron un mensaje mafioso directo para el capitán de la Selección: "Messi te estamos esperando. Javkin es narco, no te va a cuidar".

Está pasando