Martes, 27 de Febrero de 2024 Muy nuboso 22.4 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 22.4 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $885
Dólar Blue: $1080
Comer & Beber

Están súper baratas: cómo conservar las frutillas para que te duren meses en tu casa

conservar frutillas duren meses

Las frutillas son las frutas de primavera por excelencia y, como tal, están súper baratas. Si bien hay decenas de recetas para prepararlas, no siempre damos a basto a comerlas antes de que se echen a perder. ¿Cómo conservar las frutillas para que duren meses en tu casa?

En mermeladas, en licuados y hasta en tortas: las frutillas son tan versátiles que quedan bien en cualquier receta. Sin embargo, a veces no nos alcanza el tiempo para comerlas o, incluso, queremos guardarlas para otra época del año.

Si vas a consumirlas en el corto plazo, acá te vamos a enseñar cómo tenerlas en la heladera el mayor tiempo posible. Pero si aguantás un poco más, te vamos a mostrar una forma para que se conserven más y que queden mejor para el verano.

Los trucos para conservar las frutillas y que duren meses

En la lucha contra el tiempo, existen algunos trucos sencillos para prolongar la vida útil de estas deliciosas frutas más allá de los días posteriores a comprarlas.

  • Lavar la fruta: si bien parece algo que se "cae de maduro", es sumamente importante para eliminar las bacterias que impiden prolongar la vida útil de las frutillas. Es fundamental, también, secarlas con una servilleta de papel.
  • Coloca las frutillas en un recipiente con agujeros: esto permite que el aire circule y que no se pudran rápidamente.
  • Guardarlas junto a un papel absorbente: el papel captará la humedad y eso permitirá que las frutillas duren más tiempo sin perder sabor, frescura ni consistencia.

Sin embargo, la opción ideal para que duren meses es congelarlas. Gracias a esta estrategia, vas a poder disfrutar de las frutillas incluso si no están más de temporada, como en otoño o invierno. Para hacerlo, debés:

  1. Lavar las frutillas cuidadosamente, sumergiéndolas en agua tibia.
  2. Secarlas con servilleta de papel con golpecitos suaves.
  3. Colocarlas en un táper o recipiente hermético y llevarlas al freezer. En condiciones homogéneas de temperatura (es decir, sin cambios bruscos y siempre en el mismo lugar) duran entre 8 y 12 meses sin alterar su sabor.