Jueves, 20 de Junio de 2024 Muy nuboso 14.4 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 14.4 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Mundo

Los diputados de Vox dejaron una sesión en desacuerdo con el uso de lenguas cooficiales

Vox

Durante la primera sesión en el Congreso español en la que se habilitó el uso de lenguas cooficiales, como el vasco, el gallego, el catalán, el aranés y el valenciano, los 33 diputados de Vox abandonaron sus lugares y se retiraron del recinto al entender que su uso es una “exaltación de la división y del enfrentamiento con el dinero de todos los españoles”.

Con el polémico Santiago Abascal a la cabeza, todos los diputados del partido de ultraderecha dejaron la sesión y los auriculares con los que se escuchaban los discursos traducidos en la banca del presidente Pedro Sánchez.

“Se está vulnerando la legalidad vigente. Se ha tramitado una iniciativa que no está aprobada para la introducción de lenguas que son cooficiales en sus regiones y aún no ha sido aprobada y la presidenta del Congreso ha permitido que se hable una lengua distinta al español”, manifestó la portavoz de Vox, Pepa Millán.

Según la visión de Vox, esta iniciativa, lejos de significar inclusión y reconocimiento a todos los españoles, pretende "escenificar una ruptura de la convivencia". En este sentido, Abascal afirmó que se fue “indignado” al escuchar la lengua de sus abuelos, el gallego, utilizada como “herramienta de odio y de división”, y en protesta por la forma que tienen de “pisotear las leyes las mayorías golpistas”.

La situación se generó a los 10 minutos de comenzada la sesión, durante la intervención del diputado socialista José Ramón Besteiro, que se estaba dirigiendo a los parlamentarios en gallego, mientras era traducido simultáneamente: “Es una honra que me permite estrenar la traducción de mi lengua, que es símbolo de la riqueza cultural del país”.

Millán interrumpió su discurso y fue rápidamente acallada por la presidenta de la Cámara, recordándole que no era su turno. Al instante, los 33 diputados de Vox se levantaron y se fueron, bajo la atenta mirada del resto del recinto, y con algunos aplausos, como de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

Está pasando