Viernes, 21 de Junio de 2024 Tormenta con lluvia ligera 13.6 °C tormenta con lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Tormenta con lluvia ligera 13.6 °C tormenta con lluvia ligera
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Policiales

Una de las más de 3000 estafadas por Wenance se reunió con el CEO de la financiera: "Es un ser inescrupuloso"

Ceo de Wenance

Miles de clientes estafados por la empresa Wenance se reunieron para pensar soluciones en conjunto frente a la pérdida del dinero que depositaron en la financiera. Entre los clientes, una de ellas se encontró con el gerente antes de la reunión con el resto de los estafados.

"Me trató mal, es un ser inescrupuloso", contó la ahorrista sobre Alejandro Muszak, CEO de la empresa. La mujer detalló el encuentro que mantuvo con el gerente al resto de los damnificados que se juntaron para poner sus experiencias en común. Entre los ahorristas se encuentran matrimonios, gente mayor y varios jóvenes. Muchos de ellos no creen que tengan chances de recuperar su dinero y quieren que el gerente vaya preso.

La mujer relató que entró al edificio para poder agendar una cita con sus secretarias. "Justo lo vi en el pasillo. Estaba ahí, a unos metros. Me acerqué y me recibió", comenzó relatando. La mujer aseguró que las secretarias le recomendaron que lo "tratara bien".

"Me dijeron eso y después él me trató mal a mí. Yo ingresé con el celular porque nadie me avisó nada, pero cuando vio que lo tenía conmigo se desesperó. Tiene miedo de que lo graben”, sostuvo la mujer. El intercambio de palabras con Muszak duró tan solo unos pocos minutos.

"Me dijo que esto no era una estafa. Así. Es un ser inescrupuloso. Le pregunté si no le importaba que haya gente muerta (del estrés) por esto y me dijo que no se hacía cargo de las decisiones que toman las personas. También que no creía que nadie se suicidara por algo así", afirmó.

Los más de 3000 clientes fueron víctimas de una estafa perpetrada por Wenance, empresa que operaba bajo diferentes denominaciones: "Be Capital", "Wine Capital", "Italper", entre otras. Dichas subsidiaras captaban clientes y les ofrecían préstamos a través de publicidad en redes sociales. La empresa recuperaba el capital prestado realizando débitos directos de las cuentas bancarias de sus clientes, incluso después de haber liquidado el préstamo.

Las empresas ofrecían rendimientos a tasas de interés irrisorias. El esquema finalmente colapsó y a los inversionistas no les garantizaron sus retornos ni el capital inicial colocado. El principal problema que tienen los damnificados es que no figuran vínculos directos entre las subsidiarias y Wenance. Los ahorristas deberán sortear este inconveniente para poder avanzar en la causa.

Está pasando