Domingo, 16 de Junio de 2024 Cielo claro 13.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Ciencia

Un argentino inventó una falsa terapia de imanes con caca para denunciar el peligro de las pseudociencias

Imanes con caca

El biólogo argentino Mariano Collantes realizó un curioso experimento social en España para demostrar lo sencillo que resulta allí vulnerar la confianza pública con pseudociencias y terapias alternativas: inventó y difundió una terapia de imanes con caca, la fecomagnetoterapia, que fue reconocida y validada incluso por autoridades.

Collantes ideó el proyecto junto a su colega Fernando Cervera en 2008, como una forma de denunciar el peligro de las pseudociencias y terapias que no cuentan con instituciones validadas socialmente para garantizar que son inocuas o que no se tratan de estafas.

Crearon una página para difundir su particular “método de sanación" y lograron ser invitados a dar charlas, participar en debates y hasta obtuvieron reconocimiento de autoridades en diferentes ámbitos. Todo en calidad de “terapeutas”.

El científico correntino, que vive desde 2005 en España, aseguró que nadie les consultó el origen de un descubrimiento que, por supuesto, era una completa mentira. Hasta que llegó el momento de develar la verdad en un escenario en Madrid, donde había otros tantos disertantes como ellos, exponiendo terapias alternativas de origen incomprobable.

Hay una responsabilidad del Estado de regular y prohibir, así como cuando tiene que auditar y autorizar determinados estándares de calidad en centros asistenciales

Collantes es doctor en biología evolutiva por la Universidad de Valencia, profesor de Patología, Fisiología y Semiología en la Universidad Europea; secretario de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP), recibió un premio Joan Oró a la divulgación de la ciencia y es fundador de empresa biotecnológica UVAT bio.

En entrevista con Télam, el científico aseguró que las pseudociencias pueden ser peligrosas para la sociedad y dio esta calificación a disciplinas como la acupuntura, reiki, biomagnetismo, constelaciones familiares y la programación neurolinguística.

“Hay una responsabilidad del Estado de regular y prohibir, así como cuando tiene que auditar y autorizar determinados estándares de calidad en centros asistenciales. Las autoridades tienen el deber de protegernos y al mismo tiempo tienen que tomar precauciones. También hay una responsabilidad de los Colegios Médicos de advertir estas cosas”, dijo.

-Con información de Télam.