Jueves, 16 de Mayo de 2024 Cielo claro 12.0 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 12.0 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $928
Dólar Blue: $1100
Columnistas

“La Habitación del Presidente”, de Ricardo Romero

La Habitación del Presidente

¿Cómo es la habitación de un presidente? ¿Es como la de cualquier persona? ¿Qué hace un presidente adentro de su habitación? ¿Tiene la TV encendida todo el tiempo en algún canal de noticias o resuena el silencio?

La Habitación del Presidente es un libro de ficción del escritor argentino Ricardo Romero. Fue publicado en 2015. Desde entonces pasaron 2 fórmulas presidenciales en la Argentina.

Esta historia es por momentos fantástica, ya que transcurre en un tiempo que desconocemos y en una ciudad, pueblo o barrio del cual no tenemos el nombre. Pero es tan grata de leer que esos datos no son necesarios para devorarla de una sola sentada.

La voz es la de un niño, el hijo del medio de una familia de cinco integrantes. En una época, las casas debían tener una habitación presidencial, por si acaso el presidente decidiera, al paso, quedarse a dormir ahí.

Entonces, la madre del niño se ocupa especialmente de que la habitación esté impecable. La limpia, la ventila, la abre de vez en cuando y siempre le pone flores. Él cuenta la dedicación que pone su mamá, que también espera al Presidente.

Foto: Martin Rosenzveig 

El niño mira desde el altillo de la casa, adonde trasladó su propia habitación, cada uno de los movimientos del vecindario, y a veces teme quedarse dormido y perderse el momento en el que el Presidente pase. Es una situación que lo tiene en alerta permanente y de la que imagina múltiples desenlaces posibles. Quiere vivir la experiencia que tuvo un compañero de la escuela, que se hizo famoso por semejante visita.

Es un libro original y entretenido, poético en su escritura y con una virtud que en estos tiempos vale por todas: hay que leerlo para desmitificar la figura de un Presidente.

  • La Habitación del Presidente
  • Por Ricardo Romero
  • 93 páginas
  • Editorial Eterna Cadencia

Está pasando