Viernes, 14 de Junio de 2024 Nubes 20.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 20.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1245
Mundo

¿Qué pasa en Níger y por qué Francia tiene tanto interés en este país de África?

Níger

En los últimos días, Níger pasó a ocupar los principales portadas de los medios de comunicación porque una junta militar realizó el pasado 26 de julio un golpe de Estado derrocando al presidente Mohamed Bazoum, quien recibió el "apoyo inquebrantable" de Estados Unidos. Tras el derrocamiento, la primera medida que anunciaron fue que no venderán más uranio a Francia. Pero, ¿por qué hay tanto interés detrás de esta situación?

Níger es un país sin salida al mar del África Occidental. Con el 80% de su territorio en el desierto de Sahara, tiene una población de más 25 millones de personas, siendo una de las más pobres del mundo: casi el 70% de sus habitantes viven bajo el umbral de la pobreza. Es rico en uranio, mineral que se usa para generar energía eléctrica, aunque la gran mayoría era vendido a Europa, principalmente a Francia.

Tras declarar su independencia de Francia en 1960, este país se caracterizó por una élite local erigida a base del uranio exportado; por hambrunas y pobreza extrema; por constantes golpes de Estados, en total cuatro; y por conflictos civiles fundamentalmente causados por rebeliones del pueblo tuareg en el norte del país. Además, tiene estrechos vínculos empresariales y culturales con Francia. El país africano se convirtió en la principal base de despliegue de las tropas francesas para la lucha contra el yihadismo.

Ante la intención de Bazoum de despedir a Abdourahmane Tchiani, excomandante de la guardia presidencial, y motivados por la profunda crisis económica y de seguridad en el país, que enfrenta un aumento de las operaciones armadas de los grupos extremistas del ISIS y Al Qaeda, la Guardia Imperial de Níger derrocó al Presidente nigerino, quien está detenido. El líder del autodenominado Consejo Nacional para la Salvaguarda de la Patria (CNSP) es el mismo Tchiani, que suspendió la Constitución y disolvió las instituciones estatales que estaban bajo el mandato del presidente depuesto.

Cientos de personas se manifestaron ayer en apoyo al golpe y en un nuevo aniversario de la independencia de Níger

Cabe destacar que el nuevo gobierno militar cuenta que el respaldo de parte de la sociedad de Níger, que exige la retirada del personal militar extranjero (de Francia, Estados Unidos, Alemania e Italia) del país. Además, Tchiani tiene el apoyo de Burkina Faso y Mali, dos países vecinos liderados por militares que tomaron el poder por golpes de Estado, que advirtieron que cualquier intervención internacional sería una "declaración de guerra" contra ellos también.

El golpe en Níger y la reacción de Francia y los organismos internacionales

El golpe de la junta militar en Níger fue rechazado por organismos internacionales como la Unión Africana (UA), la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao), la Unión Europea (UE), la ONU y por países como Estados Unidos, Francia, China.

"He transmitido nuestro continuo apoyo inquebrantable al presidente democráticamente elegido en Níger y al Estado de derecho y la gobernabilidad democrática", dijo el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken. Además, su vocero, Matthew Miller, denunció que "no estaría fuera de lugar que Rusia trate de aprovechar la inestabilidad en este país o en cualquier otro de África".

Desde la ONU expresaron su preocupación ante la crisis institucional. El secretario general António Guterres pidió que Níger se adhiera "urgentemente a las obligaciones internacionales respecto a los Derechos Humanos y que se restaure el orden constitucional". Mientras una delegación de la Cedeao viaja a Níger para iniciar un proceso de mediación, el presidente francés Emmanuel Macron rechazó la acusación de querer lanzar una "intervención militar" para restablecer a Bazoum en su cargo.

La Cancillería argentina no hizo oídos sordos: condenó "enérgicamente" el golpe de Estado y pidió por la "protección del orden constitucional en el país". "Cualquier intento de toma del poder por la fuerza es una clara violación de los principios democráticos y del respeto a la voluntad popular, y representa una amenaza a la paz y la estabilidad en la región", comunicó el Palacio San Martín.

Está pasando