Domingo, 14 de Abril de 2024 Llovizna 19.5 °C llovizna
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Llovizna 19.5 °C llovizna
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Mundo

Cotorras argentinas, la insólita invasión que sufren en Chile y España

Cotorra

Desde hace algunos años, tanto en España como en Chile sufren una invasión argentina que altera la fauna local. Se trata de las famosas cotorras verdes, que al alejarse de nuestro país se convirtieron en una amenaza ecológica y una preocupación sanitaria principalmente en estos países, aunque también en muchos otros del mundo.

La Myiopsitta monachus es una especie de ave que se siente cómoda en las zonas urbanas, como estamos acostumbrados a ver en Buenos Aires. El problema es que, al ser una especie exótica en el extranjero, desplaza a las aves autóctonas, daña la vegetación y propaga enfermedades a humanos y a otros animales.

De las 392 especies de loro que hay en el mundo, la cotorra argentina es la única capaz de fabricar su propio nido, y encima con tamaños desproporcionales, que pueden alcanzar los 200 kilos de peso. Esta especie anida comunitariamente y se adapta muy bien a distintas condiciones ambientales, tanto tropicales como templadas o frías.

El primer registro de la cotorra argentina en España data de 1975 en Barcelona, y en 2015 se realizó un censo que determinó la presencia de entre 18.980 y 21.455 cotorras argentinas distribuidas por 142 municipios. Sin embargo, más de la mitad se encuentran distribuidos entre los dos centros urbanos más grandes del país, Barcelona y Madrid.

En Chile también cuentan con una gran presencia de cotorras desde hace unos 50 años, cuando se introdujeron como mascotas. Ya para 1997, mismo año en que se estableció una prohibición de importación de cotorras argentinas a Chile, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) la definió como especie invasora y dañina.

Por estos motivos, en ambos países se toman medidas individuales para ahuyentar a los pájaros, aunque también medidas colectivas que apuntan a reducir la cantidad de cotorras o limitar su reproducción. Algunas son trampas y redes para capturarlas, como también atacar los nidos para esterilizar los huevos. También existen artefactos que emiten sonidos que los espantan, aunque no es tan eficiente.