Martes, 16 de Abril de 2024 Nubes 15.9 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.9 °C nubes
 
Dólar BNA: $912
Dólar Blue: $1010
Mundo

Por la quema del Corán, asaltaron la Embajada de Suecia en Irak y expulsaron a la representante diplomática del país escandinavo

Suecia Irak

La tensión entre Suecia e Irak escaló producto de una serie de actos sin precedentes y, por este motivo, peligran las relaciones bilaterales entre ambos países. El pasado 28 de junio, las autoridades del país escandinavo autorizaron las realización de protestas donde se quemaron ejemplares del Corán. La respuesta no tardó en llegar y, esta madrugada en Bagdad, cientos de seguidores del líder religioso Moqtada Sadr incendiaron la embajada de Suecia.

Ahora, Irak ordenó la expulsión de la embajadora de Suecia en Bagdad y decidió retirar a su enviado en Estocolmo, después de que el país escandinavo habilitara una nueva protesta en la que está prevista otra quema de un ejemplar del Corán. Un vocero oficial informó que el primer ministro iraquí, Mohamed Shia al-Sudani, ordenó él mismo estas medidas, ante las reiteradas advertencias para Estocolmo.

Desde Bagdad señalaron que esta decisión se tomó tras los "repetidos" incidentes de "profanación del sagrado Corán" y que el Gobierno sueco autorizara "insultos a los santuarios islámicos y la quema de la bandera iraquí". El primer incidente se produjo el mes pasado cuando el iraquí Salwan Momika pisoteó varias veces el libro sagrado musulmán antes de quemar algunas páginas frente a la Gran Mezquita de Estocolmo.

Tras esta situación, se anunció la autorización de otra manifestación similar en Suecia con una nueva quema de un ejemplar del Corán y la reacción en Irak llegó al instante. Hoy, un grupo de religiosos asaltaron e incendiaron la embajada en Bagdad, ubicada a tan solo siete kilómetros de la Zona Verde, la más segura después de la invasión estadounidense de 2003.

Sin embargo, el Gobierno iraquí condenó el ataque a la embajada sueca y se comprometió a castigar a los responsables del incendio. Por su parte, el jefe de la diplomacia sueca, Tobias Billström, señaló que "lo que ha ocurrido es inaceptable" y condenó "el incendio de la embajada". La cultura del odio y la incitación a la violencia parecería no tener fin.