Jueves, 20 de Junio de 2024 Cielo claro 12.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 12.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Mundo

Cuatro marinos chilenos asesinaron a un indigente discapacitado

La Fiscalía de Iquique, en el norte de Chile, imputó este lunes por homicidio simple a cuatro marinos de la Armada chilena por la muerte de Milton Domínguez, un hombre discapacitado, de 60 años, que vivía en la calle. El Ministerio Público ordenó la prisión preventiva para los marinos que el viernes golpearon hasta matar a Domínguez, usando patadas, piñas y hasta objetos.

La policía llegó al lugar de los hechos luego de la golpiza y pidió una ambulancia que llevó a la víctima al hospital regional, donde murió por traumatismo encéfalo craneano complicado a las 9:50 de la mañana. Los acusados deberán cumplir el arresto en una unidad naval mientras esperan el dictamen de la Justicia.

El caso ocurrió la noche previa al Día de las Glorias Navales, la principal fiesta de la institución militar en Iquique, y la razón por la que los marinos estaban allí. A las pocas horas de la muerte de Domínguez, la Armaba dio de baja a los responsables y rechazó "categóricamente" los hechos, alejados de sus "valores y principios". Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia le pidió a las autoridades chilenas "la mayor celeridad en las investigaciones" y el castigo a los culpables de "tan execrable acto". Advirtieron: "Las acciones legales deben ir más allá de la suspensión de los funcionarios anunciada por la Armada Chilena a través de un video en redes sociales".

Milton Domínguez, la víctima, era un técnico en paneles solares que llegó, sin papeles, desde Cali al norte de Chile en 2020. Luego de cruzar la frontera, se auto denunció frente a la policía, que lo llevó a una residencia sanitaria para que cumpla la cuarentena por el coronavirus. En los baños de ese lugar, aparentemente, se contagió un hongo en el pie derecho, y no lo atendieron en el hospital por no tener identificación.

Unas voluntarias de la Cruz Roja lograron conseguirle un carnet de identidad provisional, por lo que pudo someterse a cirugía. Primero le amputaron dos dedos, y le pidieron que vuelva a los pocos días. Sin avisarle, terminaron cortándole la pierna hasta arriba de la rodilla.

Antes de encontrarse con Domínguez, que estaba pidiendo dinero cerca de la catedral de Iquique, los cuatro marinos habrían sufrido un asalto. Borrachos, comenzaron a exigirle al hombre que les dijera dónde están sus objetos robados, y luego empezaron a pegarle. Uno de los marinos agarró las muletas de Domínguez, y lo golpeó, ya en el suelo, en la cabeza con ellas. Ahora, los cuatro están imputados por homicidio simple.

Está pasando