Sábado, 22 de Junio de 2024 Nubes 14.3 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 14.3 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Comer & Beber

3 maneras de preparar un café de filtro sin cafetera eléctrica

Café cuenta dni

El café es una bebida fundamental para muchas personas y se vuelve todavía más central en el día a día de sus consumidores con la llegada del otoño y la baja de las temperaturas. Las cafeteras eléctricas son las más populares, pueden fallar y romperse, pero existe la posibilidad de preparar esta infusión sin tener acudir a ellas.

Algunos consejos generales para lograr un café de buen sabor son conservarlo en un lugar alejado del sol, sin olores y cerrado herméticamente y usar agua muy caliente, aunque en general no se recomienda que llegue al hervor. Además, es conveniente tomarlo dentro de los diez minutos de haberlo preparado para que no pierda sabor.

En lo relativo al procedimiento, son varias las maneras posibles de preparar una buena versión de esta infusión sin cafetera. Se puede preparar directamente en una olla integrado con el agua, usando el filtro de papel a modo de saquito o añadiendo agua caliente sobre el grano molido y colando posteriormente.

Formas de preparar el café de filtro sin cafetera

La primera de ellas es usando una olla (sí, una olla), al fuego y filtrar con un colador bien finito.

  • Poner el café de filtro en una olla con el agua directamente al fuego. La proporción es de una a dos cucharadas de café por una taza de agua.
  • Revolver al principio para que se integre bien.
  • Una vez que la mezcla rompe hervor, hay que dejarla hervir por dos minutos sin tapar.
  • Al apagar, la borra decanta hacia el fondo, con lo cual es posible servir la preparación cuidadosamente en la taza sin que caiga dentro.
  • Filtrar con el colador.

Otra forma de preparar la infusión es improvisando un saquito con el filtro de papel.

  • Colocar la medida de café correspondiente para una taza sobre el filtro, cerrarlo y atarlo con una cuerda de hilo simulando el saquito.
  • Introducirlo en la taza y verter agua caliente.
  • Se recomienda dejarlo reposar al menos tres minutos antes de beber para que tome sabor.

El tercer método posible es similar al primero, pero calentando el agua aparte, en una pava u olla y usar un filtro de tela.

  • Respetando nuevamente la proporción de una o dos cucharadas de café por taza de agua, se calienta el líquido hasta que está apunto de hervir.
  • Se coloca el café en un vaso medidor, taza o el recipiente que haga falta para la cantidad que se quiera preparar.
  • Se vierte el agua caliente sobre él y se lo deja remojar tres minutos al cabo de los cuales es necesario revolver bien.
  • Colar la borra y servir.