Martes, 18 de Junio de 2024 Nubes 15.3 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.3 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1250
Mundo

Le negaron la libertad condicional a Dani Alves y seguirá preso hasta que empiece el juicio: los motivos

Dani Alves

Este martes la Audiencia de Barcelona a cargo del juez Eduardo Navarro le negó la excarcelación a Dani Alves, con lo cual el futbolista brasileño deberá permanecer preso sin posibilidad de pagar fianza al menos hasta que se celebre el juicio en su contra por agresión sexual.

Dani Alves está preso desde el 20 de enero, cuando se acercó a la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Les Corts, Barcelona, para declarar sobre la acusación de haber agredido sexualmente a una mujer en el boliche Sutton. La víctima declaró que Alves la llevó al baño del local, no la dejó salir y la agredió sexualmente con acceso carnal en una escena que duró aproximadamente 15 minutos. Cuando consiguió salir, la joven alertó sobre lo que había pasado y fue atendida en el hospital Clínic de Barcelona. Dos días más tarde, hizo la denuncia.

Recientemente, la defensa del futbolista pidió que se le conceda la libertad condicional hasta el comienzo del juicio, cosa que esta mañana fue denegada por la Justicia local. Los tres jueces de la Audiencia decidieron que Alves siga preso tras escuchar los argumentos de cada una de las partes involucradas en el caso.

Los magistrados consideraron que el conocimiento que Alves tiene ahora sobre el caso y las pruebas en su contra aumentan “exponencialmente el riesgo de fuga inicial”.

Entre los motivos de los jueces figura el hecho de que las pruebas contra el brasileño son “diversas” y “no parten solo de la declaración de la víctima”: a Dani Alves lo comprometen también las declaraciones de algunos testigos como los propios trabajadores del boliche y las cámaras de seguridad del lugar. Los indicios que inculpan al jugador son, para los magistrados, “abundantes”.

Otro de los motivos principales para que el futbolista permanezca detenido tiene que ver con que el conocimiento que tiene ahora sobre el caso y las pruebas en su contra aumentan “exponencialmente el riesgo de fuga inicial”. La defensa propuso medidas de seguridad como una tobillera magnética o presentaciones periódicas de Alves ante la Justicia para prevenir la fuga, pero los jueces consideraron que las propuestas eran insuficientes y no accedieron.

Ahora Alves espera a que se confirme la fecha de inicio del juicio. Si la Justicia confirmara que hubo agresión sexual, el brasileño podría recibir entre 1 y 4 años de cárcel, aunque si calificaran el delito como violación la pena ascendería a entre 6 y 12 años.