Domingo, 23 de Junio de 2024 Nubes 9.8 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 9.8 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Policiales

Burlando pidió prisión perpetua para los 8 rugbiers

Baéz Sosa

El abogado Fernando Burlando, que representa a los padres de Fernando Báez Sosa, pidió una pena de prisión perpetua para los rugbiers, mientras que la defensa de los acusados solicitó la suspensión del juicio.

El pedido de prisión perpetua por parte de Burlando se debe a que acusó a los 8 rugbiers de cometer “una cacería humana”. Por su parte, la defensa pidió la nulidad del juicio al considerar que no se respetaron las garantías constitucionales de los imputados durante la instrucción de la causa.

La fiscalía que interviene en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido en enero de 2020 en la puerta de un boliche de la localidad de Villa Gesell, acusó hoy a los ocho rugbiers imputados de ponerse “de acuerdo para darle muerte” al joven, al atacarlo “por sorpresa” aprovechando “que se encontraba conversando en la vereda, distraído”.

El primero en exponer los lineamientos de la acusación en el inicio del debate a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 1 (TOC1) de Dolores fue el fiscal Juan Manuel Dávila, quien responsabilizó a los rugbiers de Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23) del asesinato de Báez Sosa y los consideró coautores del “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” y “lesiones leves”, en el caso de los amigos de Fernando, también atacados en la puerta del boliche “Le Brique” la madrugada del 18 de enero de 2020.

El abogado Fernando Burlando, quien representa a los padres de la víctima como particular damnificado, expresó que solicitará la pena de prisión perpetua para los ocho acusados ya que “los acusados tomaron la decisión de matar y mataron”.

Por su parte, el defensor de los rugbiers, Hugo Tomei, había pedido suspender el juicio por considerar que durante la instrucción de la causa se violaron las garantías constitucionales de sus asistidos, sin embargo, la jueza de Dolores, Claudia Castro, no hizo lugar al pedido y dijo: "Los imputados fueron informados de lo que los acusaban. No advertimos vulneraciones a los derechos de los acusados".

Los rugbiers llegan a juicio con prisión preventiva y permanecerán durante los 22 días previstos para el proceso en la cárcel de Dolores, adonde fueron trasladados en la madrugada del domingo desde la Alcaidía 3 del penal bonaerense de Melchor Romero, donde cumplen su encierro.