Viernes, 19 de Julio de 2024 Cielo claro 12.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 12.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $964
Dólar Blue: $1445
Deportes

Los jugadores de la Scaloneta festejaron con orgullo argentino y el "respeto europeo"

Los jugadores de la Selección Argentina ya hicieron historia, pero están a un partido de que esa historia sea, además, gloriosa. En este contexto, donde todo el país está en las calles celebrando ser argentinos y con la alegría que solo puede darla el fútbol, el plantel es consciente y por eso festejan de la misma manera, tanto en la cancha como en el vestuario.

Se habló mucho en los últimos días del "no saber ganar" de Argentina y de la "vulgaridad" de Messi y sus compañeros tras la victoria contra los Países Bajos. El tema es que es que todos los que dijeron esas cosas -mayoritariamente europeos, pero muchos amargos locales también- no tuvieron en cuenta las agresiones previas de los neerlandeses.

No tuvimos declaraciones calientes ni gestos burlones porque tampoco hubo un clima caliente durante el partido. Porque el fútbol es mucho más sencillo de lo que muchos creen.

Hoy todo fue diferente. Es que, como dice una frase que circuló mucho a partir de esto, "si te respetan, respetas, si te agitan, agitas". Una variación del "como te ven te tratan" de Mirtha Legrand. Esa es la gran diferencia entre los finales de los partidos de cuartos de final y la semifinal de hoy. Esto en relación con el trato con el rival, porque en el vestuario se cantó como siempre.

Esta vez no tuvimos los gestos de un Messi totalmente enajenado contra Van Gaal o el "andá pallá bobo" al 19 de Países Bajos. Tampoco tuvimos Otamendi riéndose en la cara de los perdedores, con las manos detrás de las orejas, como había hecho antes el capitán. Pero no tuvimos eso porque tampoco hubo un clima caliente durante el partido. Porque el fútbol es mucho más sencillo de lo que muchos creen.

Hoy vimos a Di María abrazando a Módric, al Dibu Martínez haciéndo lo propio con su colega croata, el arquero Dominik Livakovic o Messi interrumpiendo una nota, esta vez no para insultar, sino para saludar al DT de Croacia, Zlatko Dalić. Pero esas fotos a muchos seguramente se les escapen.

Los argentinos no somos bestias indomables que no respetan a nadie. Somos personas con sangre en las venas, y una pasión que a veces lleva a situaciones menos felices, pero que siempre ponen adelante el orgullo y el respeto. Por eso se festeja con cantos y chicanas, golpeando un tacho de basura como bombo, pero también entendiendo el dolor de quien se va derrotado, porque hemos estado ahí.

Está pasando