Sábado, 28 de Mayo de 2022 Muy nuboso 10.6 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 10.6 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $124.81
Dólar Blue: $206.5
Columnistas

Que el orgasmo nos valga

Orgasmo

Por Feminacida

No existe lo que no se nombra y si se habla de la vulva, los tabúes, la vergüenza y los prejuicios, afloran a la superficie en cuestión de segundos. Ni de masturbación, ni de placer, ni de genitalidad de las identidades feminizadas se habla a viva voz, aún en tiempos donde la lucha feminista está haciendo temblar las estructuras.

De esto viene a encargarse Tati Español, “divulvadora”, como se define ella: echar un poco de luz a tantos años de decir la palabra “concha” y reírse bajito.

La sexualidad siempre la interpeló. Tal curiosidad le generó que la llevó a investigar sobre temas como anatomía, placer sexual, vínculos. En 2018 toda esa curiosidad empezó a confluir y armó su primer taller. “Empecé a ver que había tanto interés y tanta demanda y no paré nunca”, cuenta en diálogo con Diario con vos. 

En la propuesta “Todo sobre tu vulva”, Tati hace un recorrido histórico sobre cómo el patriarcado atravesó la ciencia y la cultura al momento de realizar investigaciones sobre la anatomía y el placer sexual de las personas con vulva. En el taller hay intercambios, se cuentan experiencias y se genera un espacio seguro para ahondar en las inseguridades y tabués que surgen cuando se habla de sexo. Además, la formación pronto estará en las librerías: Tati publicará el libro “Todo sobre tu vulva” con editorial Planeta.  

-¿Cuáles fueron las necesidades que viste para iniciar un taller sobre este tema? 

Soy muy curiosa, había llegado a un montón de información que me parecía que no estaba circulando. Hablaba con mis amigas, hablaba con otras personas con vulva y veía que yo en mi curiosidad había hilvanado muchas ideas que no estaban todas juntas: la información sobre nuestro placer, sobre nuestra genitalidad no suele estar esparcida. Sentí la necesidad de esparcirla y que llegue a más personas, porque yo quedándome en mi casa cruzada de brazos no solucionaba nada. 

-¿Cómo es el recorrido que se hace en el taller?

Empieza con una parte de historia. Busqué la historia del clítoris y los estudios que encontraba eran de 1998 y pensaba: ¿cómo puede ser que los papers son de los noventa? Necesitaba saber por qué. Y lo encontré en la historia y en cómo el patriarcado atravesó la ciencia, el arte, la cultura. “Todo sobre tu vulva” tiene dos horas de historia, después una parte sobre anatomía, cómo funciona el clítoris, nuestra próstata, nuestra eyaculación. Y, por último, hablo sobre la masturbación, doy algunas pautas exploratorias. 

-¿Pensás que en los últimos años con el avance del movimiento feminista se están dando conversaciones sobre placer y sobre formas de vincularse sexoafectivamente con más frecuencia?

Siento que hay un avance muy grande, pero también ese avance viene con su contracara: así como muchas avanzamos también hay muchxs otrxs instalando nuevos mandatos sobre el tema. Sí, empezamos a nombrar más la vulva, a hablar sobre nuestro placer, sobre nuestra masturbación, tenemos más información circulando, pero se empiezan a instalar nuevos mitos. Por ejemplo, pasamos de años donde lo único que importaba era el orgasmo vaginal a que el clítoris es una parte principal de nuestro placer, pero también hay personas que son hipersensibles en aquella zona. Cada persona tiene su propia sexualidad, sus propios mapas, sus propios tiempos y lo que me funciona a mí no es lo que le va a funcionar a otra persona. Se empezó a hablar del orgasmo femenino, pero en Argentina un 30 por ciento de las mujeres (porque las estadísticas son binarias) no tienen orgasmos en sus encuentros sexuales. ¿Qué pasa con esas personas que todo el día están escuchando que tienen que masturbarse, que tienen que hacerse la paja, que el clítoris, que el orgasmo es su responsabilidad? 

Empezamos a nombrar más la vulva, a hablar sobre nuestro placer, sobre nuestra masturbación; pero se empiezan a instalar nuevos mitos

-¿Con qué te encontrás en el inicio del taller?

Me encuentro de todo. Desde muchas personas tímidas, vergonzosas, con miedo, hasta gente que de repente empieza a encontrar formas instintivas en cómo viven su placer. Algo que sí quiero destacar es que con lo que más me encuentro es con pibas violentadas, abusadas, acosadas, no hablo solamente del abuso como lo conocemos, sino en violencias más pequeñas también.  Esto afecta mucho nuestra sexualidad, es eso lo que nos carga la mochila de mandatos y peso a la hora de compartir nuestro cuerpo con otra persona o explorarnos nosotras mismas. El último conversatorio en el que estuve eran 30 chicas de las cuales 29 contaron experiencias de su infancia o adolescencia horribles y creo que eso es de lo que no estamos hablando. 

-Fue viral el comentario del youtuber español, Naim Darrechi, que dijo en una charla que se quitaba el preservativo sin que su pareja lo supiera. ¿Cómo analizas estas violencias más sutiles?

Sí, estas “microviolencias”, que en realidad son enormes y de hecho sacarse el preservativo durante el acto sexual está considerado una violación, da cuenta de que la sexualidad es un área donde nos cuesta mucho mas detectar las violencias. Hace un tiempo en stories de Instagram no recuerdo qué pregunté, pero las respuestas fueron “cogí para que me dejen en paz, o para que no me maltraten”. Cuando saco el tema, muchas personas me contestan “no me había dado cuenta que esto era violencia”. Es la contracara de nuestro despertar. El patriarcado se renueva, busca nuevas formas y lugares de dominación. 

Está pasando