Martes, 28 de Mayo de 2024 Niebla 8.6 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 8.6 °C niebla
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1205
Política

Cinco claves para entender la masiva marcha universitaria

marcha universitaria

La marcha universitaria movilizó a una multitud de estudiantes, docentes, rectores y egresados de las universidades públicas de todo al país. Al mismo tiempo, a la marcha se sumaron sindicatos, organizaciones sociales, centros de estudiantes de universidades privadas y diversos sectores de la sociedad civil.

Ahora bien, ¿cómo se llegó a esta masiva marcha en defensa de la universidad pública? Todo comienza con la decisión del Gobierno, ni bien asumió a principios de diciembre, de prorrogar el presupuesto nacional del año 2023 para todo el 2024, de manera tal de dejar las partidas congeladas, a pesar de la inflación que hubo durante todo el año pasado (273% anual) y las altas cifras que se registraron en los primeros meses de 2024.

Frente a esta situación los directivos de las universidades comenzaron a anunciar desde febrero que estaba en riesgo el "pleno funcionamiento" de la educación superior.

El recorte del gasto universitario

La situación situación puso a las universidades nacionales en alerta. Los fondos destinados a la educación superior quedaron en un piso histórico. De acuerdo con un informe de Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), "sin una ampliación presupuestaria, la financiación universitaria registraría su nivel más bajo desde que se tiene registro (1997)".

Además, el informe subraya que en el primer trimestre del año hubo una reducción de las partidas ejecutadas "del 34% frente al mismo período del año pasado". También indicaron que "para 2024, el presupuesto asignado al Programa Desarrollo de la Educación Superior (principal partida del presupuesto destinado a universidades) es un 72% más bajo en comparación con el año anterior".

La baja de los salarios docentes

Al mismo tiempo, y tras una inflación acumulada del 51,6% en el primer trimestre del año, a los docentes les ofrecieron un aumento salarial del 8% en abril. Los docentes agrupados en el Frente Sindical de Universidades (FSU) rechazaron la oferta y denunciaron que el salario de los profesores hoy se encuentra un 29% por debajo del nivel de abril de 2023.

Acusaciones de adoctrinamiento por parte del Gobierno

A los problemas salariales y presupuestarios, se sumaron las fuertes acusaciones por parte del Gobierno nacional. Desde Casa Rosada acusaron en reiteradas ocasiones a las universidades públicas nacionales de "adoctrinar" a sus estudiantes. Incluso habilitaron una dirección de correo electrónico para que los estudiantes denuncien a los docentes, correo que fue difundido en la red social X (exTwitter) por el subsecretario de Políticas Universitarias Alejandro Álvarez.

También, desde el Gobierno insistieron con la necesidad de realizar auditorias a las universidades nacionales y artibuyeron la movilización a la resistencia de las universidades a perder sus privilegios.

Desde las universidades respondieron que las tareas de fiscalizaciones ya son realizadas por la Auditoría General de la Nación (AGN) y rechazaron las acusaciones de adoctrinamiento. Además, Carlos De Feo, el secretario general de la CONADU, denunció que el Gobierno hicieron de la cuestión presupuestaria una "batalla cultural" que busca reflejar a las universidades como "centros de corrupción".

El anuncio del aumento del gasto de funcionamiento

Una semana previa a la movilización, desde el Ministerio de Desarrollo Humano habían anunciado un supuesto "acuerdo" con las universidades para aumentar un 70% en mayo los gastos de funcionamiento, suba que se sumaría al 70% otorgada en marzo y una partida extraordinaria para los hospitales universitarios.

Las universidades respondieron que dicho aumento únicamente se enfoca en los gastos de funcionamiento que sólo representan un 10% del presupuesto universitario total, y afirmaron que dicha suba no se consensuó con ellos.

Apoyos a la movilización

A la movilización convocaron las 57 universidades nacionales, las cuales suman un total de 2.065.115 estudiantes y 216.279 empleado (entre docentes universitarios y preuniversitarios, autoridades y personal no docente).

La convocatoria de la marcha llamó a no exhibir consignas partidarias y levantar banderas argentinas. La movilización contó con el apoyo del kirchnerismo, la CGT, sectores de la UCR y la Coalición Cívica. Además, profesores de las universidades Di Tella y San Andrés elaboraron cartas expresando su preocupación ante los recorte presupuestario.