Martes, 28 de Mayo de 2024 Niebla 8.6 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 8.6 °C niebla
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1205
Cultura & Espectáculos

Los Besos presenta "Nadie duerma", la canción pop de tus sueños

los besos

Los Besos es multifacética y no para de desplegarse en más voces. Su último disco, Nadie duerma (2023), con colaboraciones de Barbi Recanati y Santiago Motorizado, refleja la búsqueda poética de los ocho integrantes, que privilegian la sinergia del ritmo como forma de experimentación colectiva. Para abrir las cabezas y los corazones, ponerlos en el presente, y que quien escuche sea, ahora sí, capaz de percibir lo que pasa alrededor.

Casi como un llamado furioso a levantarse, Nadie duerma llega como "una orden y deseo para la época, para la masa pesimista que baila", dice Paula Peyseré, en el prólogo del cancionero que publicaron junto al álbum, que tiene las letras y acordes para fogonear, un gesto de entrega absoluta para los fans, más aún sabiendo que la producción musical alternativa no tiene empresarios poderosos que cuelguen las letras en cada plataforma para contribuir a que se "pegue" la banda, la letra o el productor.

Dormir despierto o Nadie duerma, el último disco de Los Besos

Un lenguaje secreto, cifrado y alegórico se abre paso en cada una de los diez canciones que lo componen: el disco se inaugura con "No vale", un lamento por un desencuentro entre dos personas, y ya se ponen a funcionar las imágenes vanguardistas: "me copié de esa que / liberé una noche / y regalé nuestros collares / a una niña disfrazada de vos". El último verso nos anticipa una de las marcas musicales y líricas del disco: "Voy buscando algo que te / fascinará".

Los Besos te regala la potencia de que no esté todo resuelto, de que las cosas no sean transparentes, de que los sentidos tengan que ser estudiados y reflexionados para desentrañarlos. La experimentación musical, el juego con la lengua, la construcción de imágenes, más que de conceptos –aunque una imagen puede significar mil, y esa es su belleza– para que la multitud imagine.

PH: Maru Rasdolsky, cortesía de prensa Los Besos.

"Hay un aire de autocrítica, oscuridad y un poco de sarcasmo pesimista en todas estas canciones", dice Paula Trama, su cantante y guitarrista en el libro, subtitulado "otro libro de los besos", todo en minúscula para que no haya jerarquías ni siquiera gráficas. El cancionero viene con un regalo perfecto para los voyeuristas, un diario de grabación llevado por ella misma, que cuenta el día a día de la creación del disco, cada uno con sus especificidades.

"Hoy en el entrenamiento previo a grabar practicamos algún tipo de telepatía grupal" dice la entrada del 11 de febrero, pero también, en otras, cuenta que cocinaron fideos con pesto para diez, y que cursó una inflamación en las cuerdas vocales para la que necesitó una dieta sin ajo y "tomar un protector gástrico por diez días". El tedio de la cotidianeidad también puede ser un refugio del que nazca el ímpetu.

Paula Trama es poeta, compositora, docente, integra el dúo musical Susi Pireli con Inés Copertino (Amor elefante) y es la voz y las guitarras de Los Besos. El resto de la banda: Victor Rallis, trompeta y coros; Sebastián Rey, bajo; Pablo Berardi y Federico Fragalá, teclados; Rosa Nolly, saxo tenor; Ariel Chisleanschi, batería; y Dante Frágola, que se encarga del sonido y la producción.

Para resumir: aunque el nombre y la canción homónima exhortan a la vigilia, en Nadie duerma de Los Besos las imágenes oníricas pueblan cada canción, acompañadas por arreglos musicales como los de Rosa Nolly, la saxofonista, que entra "cuando las voces congelan una palabra", cuenta en las notas que hizo para el libro. "Un momento frágil, a la vez potente", casi como una epifanía, que se repite en cada canción, por ejemplo, cuando la voz de Paula subraya palabras y las repite hasta que se tornan absurdas, como en el "aguó / aguó / aguó" de "Pésima idea", la canción que hicieron con Santiago Motorizado de Él mató.

Paula Trama sobre el nuevo disco

  • Para romper el hielo empiezo bien arriba: ¿Te aburriste haciendo el disco?, ¿creés que es importante el aburrimiento a la hora de hacer canciones? En un sistema donde prima la productividad, la exigencia de creatividad también puede ser destructiva...

Me encanta esta pregunta porque de verdad pienso en el aburrimiento como una fuerza muy potente para muchas cosas. Leer, imaginar, escuchar no se pueden hacer sin aburrimiento. Pero increíblemente en este disco solo me zambullí en una intensidad que aunque no la llamaría diversión, se parecía tanto a la diversión como al aburrimiento: fue una inmersión absoluta, cuenta Paula para Diario Con Vos.

Tapa del libro físico de Nadie duerma de Los Besos.
  • Hablan de la importancia del enigma en el libro, ¿sentís que podría ser el hilo conductor del disco?  

Me cuesta mucho encontrar un hilo conductor en este disco. Creo que son más como unas migas que sigue un pájaro y que tal vez tiraron personas muy distintas que no tenían ninguna intención de armar un camino. Para el pájaro, en su curiosidad o su hambre, son un hilo conductor. Retomando lo del enigma, tal vez para el disco sea más util pensar en un narrador pájaro que en un narrador humano. Y eso lo vuelve enigmático. 

  • Por qué eligieron "Nadie duerma" como nombre del álbum (en el diario contás que lo tienen hace mucho pero quisiera saber qué les interesó particularmente, tanto como para nombrarlo así)

Nadie duerma es una frase robada a Turandot la ópera de Puccini. Ahí aparece una famosa aria que muchos conocerán porque la canta Pavarotti. En la canción que da título al disco hay dos grandes citas, la primera es la del bolero: "Historia de un amor". La otra es esta: "Nessun dorma", o sea, "Nadie duerma".

La vigilia en Turandot es un llamamiento a la multitud, al pueblo, a estar presentes en un momento de zozobra. También es la expectativa del amante por la posibilidad de su muerte, o, en caso contrario, el triunfo o del amor. Creo que es una canción que terminó dando título al disco por su poder de síntesis y su musicalidad intrínseca.

  • Como banda, ¿qué lxs hizo segur juntxs?, ¿en qué crees que cambiaron en todos estos años? 

La banda va a cumplir 14 años desde el primer formato (éramos Sebi, Fede, Rodo y yo). Creo que lo que nos hizo seguir juntos es nuestra capacidad para esperar, esperarnos, no tomarnos tan en serio, y también registrar un poco cuando teníamos ganas y cuando no teníamos tantas ganas. Y las canciones, que nos enamoraron siempre.

PH: Maru Rasdolsky, cortesía de prensa Los Besos.
  • ¿Por qué hacer un cancionero? 

En 2018 hicimos un libro. Copia viva, un cancionero. Yo vengo del mundo del libro, de la escritura y en tiempos en que el CD empezó a ser el formato físico remanido, un objeto que empezaba a perder sentido y juntar polvo. Nos enamoramos de la idea de hacer un libro. Algo que se pueda subrayar, usar, llevar por ahí. Este libro es una apuesta mayor, porque está coproducido con Malena Rey, una gran editora, es un cancionero de los últimos dos discos, post Copia viva. Pero también es un diario de grabación mío y de la banda, e incluye fotos muy especiales producidas y realizadas por nuestra fotógrafa Maru Rasdolsky y nuestro estilista Federico Castellón Arrieta.

  • ¿Qué le aporta un diario de grabación?, ¿en qué complementa a la experiencia de un disco?

Me parece que el diario como cualquier escritura es algo que no forma tanto parte de una decisión, de una búsqueda de "sumar algo", sino que es una pulsión, un vicio. No se puede no escribir. Es una tentación, la manera de atravesar los días, de volverlos otra cosa. De recordarlos y pensar. De sentir más. Eso en mi caso. Y, por fortuna, se convirtió en libro y así en una puertita de ingreso al laboratorio, para quienes no estuvieron ahí. 

  • En la apuesta visual son muy de la pantomima, le prestan mucha atención a los símbolos, ¿de qué manera sentís que completa a la música? (porque en el diario decís varias veces que nos falta cultura sonora digamos, que devendría de la casi nula educación auditiva, así que una pensaría que buscan que prime lo sonoro) 

Hay algo de esta palabra que me sorprende, la "pantomima". Nunca había pensado en eso. Es como un gesto. En el gesto hay una síntesis de una sensación, muy importante porque es la manera en la que el cuerpo te devuelve el resultado de la música pasando a través de él. Eso sería para mí ese gesto simbólico que aparece, y cada quien tiene su diccionario gestual. Yo tengo el mío, lo voy armando sin saber, es una matemática corporal digamos. Me entero a veces al ver las fotos, o videos.

  • ¿Por qué es necesaria esa teatralidad sobre el escenario? (una forma particular de pararse en el escenario y de mostrar alto que no sea tan ininteligible ni tan predecible)

Es necesario pasar las cosas por el cuerpo. Pero primero ¿qué es el cuerpo para cada quién, a dónde empieza o termina? Eso no lo sabemos. Cada persona que se para sobre el escenario inventa un cuerpo. Hay cuerpos que no son atravesados por el ritmo por ejemplo, pero sí por las sensaciones que da la música. Hay cuerpos que bailan su propio fragor o se unen hipnóticamente a lo que le pasa al resto de los cuerpos. Creo que esa es una de las cosas misteriosas de la puesta en escena de algo

  • Sus letras tienen mucho de surrealismo o de dadaísmo, ¿qué te interesa de esa forma de significar?, ¿qué dice esta forma de comunicar sobre conceptos como el amor, o los corazones, que aparecen varias veces a lo largo del disco, que no lo hace una forma más narrativa digamos?

Sí! Me interesa el surrealismo, el absurdo, como forma de ver, más que como género. Como reacción a lo imposible de soportar, el horror, el sufrimiento, (son géneros que surgieron durante las guerras, no olvidar). Es una manera absolutamente desconcertante, desbordada y delirante de rechazar la realidad, construyendo otro mundo. Y bueno, el amor es algo sublime y absurdo también.

  • Te importa mucho la lírica, ¿creés que es algo que lxs identifica como banda?, ¿sentís que es algo que no todo el mundo está pensando hoy en día a la hora de componer canciones? 

Creo que la identidad de Los Besos es algo que se ve mucho más claro desde afuera que desde adentro, porque somos un cuerpo mutante y mutable. El mundo de las cosas que se tocan, el papel, la escritura, el taller, de lo que se hace con las propias manos, también es algo que se siente desde adentro como algo propio. Pero si tengo que decir algo que nos identifique como banda diría que, en general, nos ensanchamos. Nos desbordamos hasta que ya no sabemos cuántos somos ni cómo terminamos juntxs.

Los Besos presenta su disco el viernes 12 de abril en Vorterix, las entradas se pueden conseguir en la página oficial del teatro.

Foto portada: Maru Rasdolsky, cortesía de prensa Los Besos.