Martes, 11 de Junio de 2024 Nubes 14.7 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 14.7 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1260
Cultura & Espectáculos

Netflix: esta miniserie tiene solo 3 episodios y ya destronó al spin off de La casa de Papel

miniserie Netflix

La competencia por ser número 1 en el ranking de Netflix es sumamente ardua. ¿Cuál es la miniserie de Netflix que, con solo 3 episodios, destronó nada menos que a Berlín, el spin off de La casa de Papel?

La gran variedad de contenidos de excelente calidad de distintas partes del mundo hace que sea difícil que una serie se sostenga primera por mucho tiempo. Berlín, la serie del universo de La casa de papel, ostentaba hasta hace poco el primer lugar en una gran cantidad de países. Hasta que fue derrocada por una miniserie basada en hechos reales.

Las series de true crime -es decir, aquellas que están basadas en crímenes que realmente ocurrieron- son furor en las plataformas de streaming y este caso no es la excepción. De qué se trata esta miniserie que ya es furor y por qué no podés dejar de verla.

La miniserie que destronó a Berlín en Netflix

"Pesadilla de un secuestro en California" no necesita más que 3 episodios para contarte una historia, hacerte reflexionar y dejarte los pelos de punta. La miniserie es obra de los creadores de "El estafador de Tinder", otro gran éxito en el streaming.

La historia real tuvo lugar en 2015, cuando una chica llamada Denise Huskins fue secuestrada. La policía intentó echarle la culpa de lo sucedido a su novio, solamente para después sostener la teoría de que se lo había inventado.

A lo largo de 3 episodios, la miniserie muestra como el sistema legal falla y deja desprotegida a una víctima en un momento de gran fragilidad. Esto lo hace a través de los testimonios de la propia chica secuestrada, así como del entonces novio (que después se convirtió en marido).

Desde su estreno, el pasado 17 de enero, la serie no para de romper récords. Superó en el ranking diario a tanques como Berlín e incluso Engaños y se puso en primer lugar en más de 40 países como Estados Unidos, Alemania y España.