Sábado, 15 de Junio de 2024 Cielo claro 11.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 11.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Cultura & Espectáculos

Blair, de hacer trap en el under a telonear a Taylor Swift

blair

Antes que Blair viene Julieta Aylén Ordorica, una cantante y compositora de 22 años que quería, desde chica, ser famosa. Empezó a hacer música en la adolescencia, pero creció empapada de la industria cultural de los 2000: popstars que combinaban sus canciones con hip-hop, “exceso de internet”, como lo define ella, y un deseo imposible de saciar para la mayoría.

A lo Hannah Montana, una de sus series predilectas, una chica de pueblo que se convierte en una estrella –Blair es oriunda de Punta Alta, una ciudad a 24 km de Bahía Blanca–, conocida y amada por todos, en 4 años de carrera llegó a cantar con Bandalos Chinos y Marilina Bertoldi, teloneó a Taylor Swift junto a Louta y va a tocar en el Lollapalooza 2024. ¿Quién es Blair?, ¿qué hizo distinto al resto para estar donde está?

Hija de internet

El riesgo de hacer música en la era de los influencers es que rápidamente todo se puede transformar en un producto moldeado por la audiencia y a disposición de la necesidad de ver de millones de internautas. Entonces, ¿cómo nace una estrella hoy en día, cuando ya nadie necesita de MTV para que difunda sus videoclips ni de las grandes discográficas para poder sacar discos?.

Blair creció educándose con Yahoo Respuestas y comunicándose de forma virtual, teniendo acceso a información ilimitada y a toda la historia del arte y de la cultura a un click de distancia; así, esta acumulación de información y de referencias culturales, como el cine de Hollywood, también es parte de su apuesta artística. Blair hace que internet trabaje para ella, refuncionaliza las técnicas de búsqueda y, en lugar de terminar convertida en un ejemplar producido en serie, crea una identidad tomando los estilos y tendencias que le cierran.

  • Venís del interior de la provincia de Buenos Aires, ¿cómo fue hacer música en Punta Alta?, ¿cómo se dio esa transición entre tu ciudad y CABA?

Blair: Mi primera canción, me acuerdo que la hice cuando Bullz, mi productor, me mandó el instrumental y yo escribí la letra, pagué para grabar una hora en el único estudio que había en Punta Alta, lo mandé y fue todo producido a distancia pero una vez que empecé a trabajar en persona, en algunos temas con Dante (Saulino) y con Bullz ya desde antes, me empecé a dar cuenta que es otra cosa en el estudio y que salían cosas más lindas, entonces, me enamoré de usar ese mecanismo. Ahora incluso en mi casa casi ni escribo, te diría que todo lo dejo para cuando voy al estudio, a componer ahí y ver qué sale en el momento.

La transición entre mi ciudad y Buenos Aires, yo siempre fui mucho de las redes, en Instagram seguía a un montón de gente, músicos, productores, y todos están acá en Buenos Aires, tenía más amigos y más contactos acá que en Punta Alta, entonces lo más lógico para mí era estar acá.

Gentileza de prensa Blair.
  • ¿Hace cuánto que hacés música, empezaste de chica?, ¿cómo fue tu recorrido?

Hago música desde los 18, ahora tengo 22, desde chica no, la verdad que tocaba la guitarra, acordes muy básicos, no me considero guitarrista igual, siempre me gustó y siempre soñé con ser música pero no sabía que lo podía llevar a cabo. Era como un sueño para mí, la típica nena que miraba Hanna Montana y soñaba con ser estrella pop pero nada, fue así, de un día para el otro díje ‘bueno, ¿y si hago una canción?’ y como le fue tan bien a esa primera canción que seguí y fui explorando otros géneros que me gustaba hacer.

  • ¿Por qué "Blair"?

Tiene cero misticismo, yo agarré y googleé algo como decirte ‘nombres lindos’ y me había aparecido todo un listado de Yahoo Respuestas y quería algo que tenga una musicalidad, por eso creo que había buscado algo como ‘nombres en inglés’ pero no quería que quede re cipayo viste, como ponerse un nombre re rebuscado, muy pretencioso y dije bueno, ‘Blair’ y después como que me gusta la referencia a la bruja de Blair pero fue así el orden, primero lo encontré en Google y después le fui buscando referencias.

  • ¿Me contás cuáles son tus referentes musicales?

Siempre me quedo pensando, siempre me olvido a alguno, pero lo que siempre respondo es Taylor Swift, Lana del Rey, Charly García, Fabiana Cantilo, Fleetwood Mac, mucha música de los 70s, Patti Smith, The Doors, no se si referentes musicales que se noten tanto en la instancia en la que estoy en la música, se ven reflejados por ahí en la ropa, en la puesta en escena, la forma de cantar en los shows. Los integro de una forma muy completa.

  • ¿Cómo se formó la banda?

Mi banda, inicialmente, en el primer show que hice de todos, antes de sacar el disco, fue, Dante Saulino en la guitarra y Martu Fontana en batería. Después Martu empezó a tener más compromisos y fechas porque ella también es la baterista de Lali, entonces tuvimos que buscar otro baterista. Ahora es Alejo Vázquez y en bajo está Rocío Alí, ella también es la bajista de Lali. La banda se formó porque Dante es amigo de todos y toca con todos, con el único que no había tocado nunca era con Alejo pero sabíamos que era capo así que ahí se terminó de formar.

Del trap al pop y así

Blair empezó haciendo trap: sacó su primera canción en 2019, “Al Final del Día”, a la que le siguieron “Rocho”, “Bando”, en colaboración con Big Deiv y 808god y “Deliro” con Louly, de 2020. Su experimentación la llevó a tocar otros géneros como el pop y rock, después sacó los primeros cortes de su primer disco, Llorando en la fiesta, “Otra noche en los ‘70” junto a Bullz y “Rothmans”. El disco, de 8 canciones de pop alternativo con letras tristes que cuentan historias, alternando español el inglés, fue producido por Dante Saulino. A los dos singles le siguieron "Opuesto Complementario", "Mi Suerte", "Troya", "Yo & Yo" y "Afterlife".

Este año, además, sacó cuatro sencillos más: "Novios imaginarios", “Indies”, “Incel” con BB ASUL y ODD MAMI y “Todo el Universo” junto a Isla de Caras.

  • ¿Cómo te relacionas con los géneros musicales a la hora de componer?, ¿tenés un género que te identifique más?

No me trato de enroscar mucho entre géneros, confieso que a veces es desde la ignorancia, porque vos me decís ‘qué género es esta canción’ y si no es algo obvio, yo no te lo sé decir. A muy grandes rasgos te puedo decir es pop, es rock, pero no sé mucho del tema y también creo que por eso yo hago música y no importa el género que sea si está bueno y me gusta cómo suena, por ejemplo cuando estoy con Dante en el estudio probando cosas, si me gusta cómo suena algo, sea una balada, o algo re punk, o un Bossa Nova, le mando para adelante.

Un género que me identifique más es el equilibrio perfecto entre pop y rock, es algo que es un problema porque es difícil de manejar, por ejemplo, en vivo yo tengo canciones que son bastante rock y bastante pop, sobre todo las nuevas, que son bastante pop, a la hora de armar un show, si tengo que armar algo que sea popero y bailar y lo que sea, y rockero por igual. Las de Llorando en la fiesta es el equilibrio entre pop y rock. Pero en el futuro, si saco un disco de pop, me re divertiría sacar uno inspirado en toda la música que escuché toda mi vida, y tener bailarines y esas cosas, y digo, ‘¿cómo mezclo las canciones viejas en el show?’, me genera esas dudas. Cómo haré en el futuro para hacer de todo un poco.

Llorando en la Fiesta

  • Hace un año salió tu primer disco, Llorando en la Fiesta, ¿cómo definirías el concepto?

Para mí es sentir que desencajás, es algo que igual encontré después, el nombre se me ocurrió llorando en una fiesta y fue bastante literal, y después le encontré el sentido. Llorar en una fiesta es, donde todos están contentos vos estás haciendo lo contrario, es como reírse en un velorio, y dije bueno, puede estar bueno por el lado de que la gente se identifique por no encajar. No te digo en la sociedad porque es muy cliché pero no encajar en cuanto a emociones, el disco tiene muchas letras tristes o de desamor o incluso de depresión, como "Yo & Yo", uno tiene el corazón roto y de repente ve a todos enamorados, esas cosas.

  • En varias de las canciones del disco describís situaciones límite y hablás de la locura femenina, ¿qué te atrae de ese tema?

Todo. Siento que durante mucho tiempo, las mujeres hasta el día de hoy, en las películas, en los libros, en las series, en la vida real, no podemos exteriorizar nuestra ira. Hay una entrevista de Anya Taylor-Joy en la que lo explica muy bien, ella dice que por ahí agarran y representan a la mujer triste y dolida con una lagrimita que le cae del ojo y en realidad no es así, es gritando contra la almohada y revoleando algo, entonces me atrae mucho empezar a visibilizar que así somos las mujeres en realidad. Muchas veces estamos representadas de una forma muy pacífica y como que si nos enojamos y gritamos tenemos problemas de ira y somos unas histéricas pero no, porque los hombres lo hacen todo el tiempo. Hay algo ahí como de venganza también.

Portada de Llorrando en la fiesta, el primer disco de Blair.
  • ¿Me contás la historia de la foto de la portada?

Pedí donaciones en Instagram porque no tenía un peso partido al medio, me habían donado creo que eran $6.000 o $10.000 hasta que se borró la historia, dije ‘che, cualquiera que me ayude para poder hacer la tapa’ y con $4000 me compré un rollo analógico y con el resto lo revelé y con el resto compré las cortinitas, las colgué en mi living, modifiqué toda la cámara, la setié y le dije a mi mamá ‘ma, apretá el botón’ y ella temblando, porque como era la analógica si se estaba equivocando no podía saberlo, y bueno, resulta que yo configuré mal la cámara y salieron todas movidas menos la que quedó de portada, que me parece que fue por algo, viéndolo ahora, ninguna de las otras fotos quedaría tan linda como esa. Es medio un autorretrato, todo muy homemade.

  • Le das bastante importancia a la identidad visual, ¿lo vivís como un complemento para tu música?

Si, obvio, yo creo que la identidad visual, y la identidad en general, es importante para lo que sea porque es una forma de destacarte de los demás y ser fácil de reconocer. El ejemplo más claro de esto es en una situación de festival, porque en un show tuyo obviamente la gente que va te conoce y sabe quién sos porque pagó para verte, pero en un festival, donde hay un montón de gente que no sabe quién sos, o está ahí de onda, vos tenés que tratar de conquistar a ese nuevo público, entonces, si tenés canciones buenísimas, pero si por ahí vas y las tocas y no hacés nada más que una perfo común, por ahí es un poco más complicado. Incluso te diría que a veces lo visual es más importante que la música en sí, obviamente no vas a tocar con una banda que suene horrible porque no es el punto pero si por ahí, no sé, tenés un mal día y estás desafinando las notas pero lo estás dando todo en la perfo, sea porque estás con bailarines, o estás vos sola cantando de acá para allá y tenés una energía que atrae a la gente ahí yo creo que tenés una gran parte resuelta.

Experiencia visual

La integración de Blair de la dimensión visual, en la era de la supremacía de lo visual por sobre los demás sentidos, le da el premio a la perfo. A esta la combina con su biblioteca de gustos y obsesiones personales: la female rage del cine, con Mia Goth como abanderada en la trilogía de Ti West, Maxxine, Pearl y X (la categoría nació, también, en internet, de entre las propias espectadoras, para definir representaciones que muestran la ira femenina de forma caótica, violenta y, por ende, más verosímil); el gótico de small town yankee, con su pasión por Twin Peaks, quizás un gesto de identificación con la femme fatale del cine negro o con la dinámica secreta de alguien que forma parte de un pueblo que se cierra sobre sí mismo; todo esto integrado con la moda de los 70s y con varias referencias directas a los gestos o marcas de sus músicos favoritos.

  • ¿Qué te atrae de los 70s?

Relacionado con el tema de la identidad, yo tengo una conexión especial con esa época puntual, me encantan también los ’60 y los ’80 pero justamente como me gustan esas dos décadas, y los 70’ están en el medio, me parece que si tengo que elegir una es como la clave. Lo que me atrae más que nada, mi libro favorito es Eramos unos niños de Patti Smith, que ella empieza a explicar cómo era el ambiente de la música en Nueva York y me llama mucho la atención porque obviamente es una época en la que no estaban los celulares, todas las herramientas que tenemos los artistas hoy en día. Me encanta en ese libro ver reflejado muchas cosas que hoy en día siguen pasando, por ejemplo el compañerismo entre artistas. Pero también cosas como, ella dice, ‘yo estaba sentada en la escalera y se me sentó al lado Jimi Hendrix, y después fuimos a la pieza de Janis Joplin’ y uno lo ve y dice ‘qué locura’ porque, por el renombre, lo que son hoy en día. Sin irnos para afuera, lo mismo cuando vemos las anécdotas de Charly con Fito, con Fabiana, que también nos quedamos como wow, y capaz que con nosotros en unos años también haya gente que diga wow, ‘mirá cuando tal se juntaba con tal’.

Gentileza de prensa Blair.
  • Te inspiras mucho en Twin Peaks, ¿qué encontrás en esa serie?, ¿tenés otras series o pelis de cabecera para hacer arte?

Con Twin Peaks me pasa algo totalmente inexplicable, realmente no entiendo por qué siento lo que siento con esa serie, me cuesta mucho responder esta pregunta porque no sé, me pasó mucho tiempo de decir ‘nunca nada me va a hacer sentir lo que me hizo sentir Twin Peaks’, lo que un poco se le acercó fue El Resplandor, otras de (David) Lynch, como Mulholland Drive. Con Twin Peaks me da una nostalgia que no es pasiva, pongo el soundtrack y lloro como si fuese un protagonista, como si mi vida pasada hubiese sido uno de los protagonistas. Encuentro mucha inspiración visual. El próximo disco está muy inspirado en el bar de Twin Peaks. Mucha inspiración visual, de música, es el mejor soundtrack del mundo, hay un video muy lindo de David Lynch y Angelo (Badalamenti, el compositor del soundtrack) de cómo compusieron el soundtrack, eso también en lo musical me cambió mucha la cabeza. De repente era Lynch sentado en el mismo piano que Angelo y él le iba dictando una situación y Ángelo lo iba tocando en el momento, era un proceso de alquimia muy zarpado.

Digo inspiración pero no es que veo la película y me pongo a escribir, sino que de alguna forma me hacen sentir bien y como que me destraban cosas. Pearl, Babylon, estoy mirando mi Letterboxd, Silvia Prietto, esa película me encanta, cuando quiero hacer algo que lo escuches y digas ‘esto suena a Argentina’, esa es clave. Todo lo que sea cine de antes, Audrey Hepburn, las películas de (Jean-Luc) Godard que protagoniza Anna Karina, en el sentido de la estética es mi referencia. Gambito de dama me encanta también. Obviamente Hanna Montana, Last Night in Soho, todas esas películas tipo Tim Burton, nada muy descabellado ni muy pretencioso, un poquito de acá y de allá. También soy muy fan de las romcoms, Cómo perder un hombre en diez días, todavía no hice ninguna canción sobre una peli pero te puede dar ideas.

El año más importante

  • Tuviste un año muy movido, ¿cuáles fueron los highlights?

Bueno, sin duda que Louta me haya invitado a cantar dos canciones teloneando a Taylor Swift los tres días, eso me parece una locura. Haber ido a tocar a los shows de Marilina Bertoldi y de Bándalos Chinos. Tercero: el Niceto de agosto y dentro de todo eso, todos los festivales en los que toqué, fuimos a tocar a Bahía Blanca dos veces, ya poder viajar con la música me parece re loco.

  • Pasaste de cantar en las plazas a estar en el line-up del Lolla y todo se dio súper rápido, es una industria muy competitiva, ¿cómo hiciste para crecer tanto y en tan poquito tiempo?

Yo creo que es porque la gente que me sigue es bastante sectaria, entonces empezaron a escucharme cuando salió el disco y fue medio del boca en boca, y también acompañado con que yo en las redes estoy bastante presente, ahora que puedo, aunque cada vez puedo menos, pero bueno, es señal de que me está yendo bien, en la medida que puedo estoy en las redes, y eso hace que la gente tenga una cercanía conmigo. Es un arma de doble filo porque la gente que no te sigue y ve tus tweets y ve que estás ahí tan cercana, te pueden ningunear muy fácilmente, como diciendo ‘por qué pretendes que sos artista si en realidad sos twittera’, me han dicho cosas así, pero bueno, ganás más de lo que perdes, yo creo que por eso más que nada. Me está yendo bien y siento que si vos sabés que no estás haciendo nada malo, y vos te enfocás en hacer, porque en este ambiente pasa mucho, por suerte no he coincidido con gente así, sé que pasa mucho entre colegas, que se intentan pisar unos a otros para crecer, yo por suerte siempre estuve enfocada en lo mío y lo que hace el de al lado no me importa, entonces también eso es la clave para avanzar y subir.

  • Venís de telonear a Taylor Swift, ¿cómo se dio eso?, ¿cómo lo viviste?

Se dio porque un amigo en común le sugirió a Louta que cante y él se re copó y me invitó. Lo viví de una forma te diría que irreal, como que no caía, hasta el día de hoy veo las fotos del Eras Tour y digo ‘ahre que yo estuve ahí’ y es el mismo escenario que llevó a todas las ciudades por todo el mundo, me parece algo muy loco, de repente entrás a Wikipedia y es algo que quedó para la historia, que haya sido en el show de la persona que más amo me emociona mucho. Lo viví irreal porque en ningún momento caía pero lo viví muy feliz, muy contenta, cuando la crucé a Taylor en un pasillo, ahí sí, la vi caminando normal y dije ‘okey’, está pasando, y me bajó un poco la ficha.

  • Para que cantaras antes de Taylor pasó algo entre su fandom y el tuyo, que se unieron para que juntar firmas, ¿qué lugar ocupan tus fans para vos?

Son el motor, uno puede hacer un montón de cosas pero si no tiene gente que lo esté bancando, sobre todo son incondicionales, si yo digo mañana ‘bueno, voy a sacar un disco de reggaetón’, y dicen, bueno, de una, está bien, lo vamos a compartir porque te queremos. A los shows vienen y me traen regalos, al Niceto pasado le tuve que pedir a una amiga que me preste un bolso exclusivamente para traer todos los regalos que me habían llevado, con eso te digo todo. Son un amor y están bastante locas, por cada persona nueva que me empieza a escuchar después vienen 10 porque como que evangelizan al resto de la gente.

  • ¿Y tus proyectos venideros?

Todo el verano dedicarlo a grabar el nuevo disco, que es un disco que va a ser bastante conceptual, al punto de que lo hice tan conceptual, al concepto digo, no hice el álbum ya, tengo tres temas, lo hice tan conceptual que ya no sé cómo convertirlo en canción. Siento que es un cuento, es un cuento que no se cómo traducir, va a ser un reto interesante.

Blair cerraba el año con un show en Niceto el 12 de diciembre que fue sold-out, así que se agregó una segunda fecha, el 13 de diciembre. Las entradas se consiguen a través de la página oficial de Passline. 

Está pasando