Martes, 27 de Febrero de 2024 Muy nuboso 22.4 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 22.4 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $885
Dólar Blue: $1080
Economía

Los puntos débiles del plan Caputo para desarmar la "bola de Leliqs"

Toto Caputo

Luis Caputo, quien será el nuevo ministro de Economía de Milei tiene pensado encarar el problema de "la bola de Leliqs", la gran acumulación de pasivos remunerados del Banco Central que está en manos de los bancos. Se cree que en el encargado de la tarea va a ser Santiago Bausili, quien todavía no está confirmado para presidir el BCRA.

Lo cierto es que buena parte del arco económico cree que las Leliqs no serían un gran problema, sino la consecuencia de un alto déficit fiscal. El ajuste de las cuentas fiscales y la recuperación de confianza en el mercado harían que el stock de Leliqs comience a bajar lentamente.

Sin embargo, la idea de que las Leiqs se vayan reduciendo por sí mismas con tasa de interés negativa y una sobria política fiscal podría demorar el trámite para levantar las actuales restricciones cambiaras y unificar el tipo de cambio, algo que de igual manera ya se anticipó que no se hará ni bien asuma el nuevo gobierno.

Además, tras el balotaje, el cuadro sumó más inestabilidad, luego de que los bancos privados decidieron no renovar parte de su stocks de Leliqs para migrar hacia los Pases del BCRA. Esto suma preocupación. Mientras las Leqiqs tienen un plazo de 28 días, los Pases son a tan sólo un día. Esta mayor liquidez de los pases suma una potencial inestabilidad.

De ahí que Caputo no pretenda quedarse de brazos cruzados y busque canjear la deuda del BCRA por deuda del Tesoro. Este plan apuntaría a extender plazos de la deuda para desactivar riesgos en el corto plazo.

Sin embargo, la idea no estaría exenta de puntos débiles. Como punto principal, es la expansión de dinero que este canje podría producir. En ese caso resultará clave lo que el Tesoro realice con esos pesos: si los usas para pagar gastos o los vuelve a colocar en el BCRA o los destina a cancelar adelantos transitorios.

Aun así, el escollo principal es lo que suceda con los plazos fijos. Como se sabe, las Leliqs son la contracara de los depósitos del público en los bancos. Para que el plazo fijo rinda, los bancos compran Leliqs con el dinero de los depósitos. Si el BCRA realiza un canje de Leliqs por otro tipo de papeles que tengan un plazo mayor, la preocupación es por lo que sucederá en caso de que los ahorristas quieran retirar el dinero de sus depósitos ante la posibilidad de un salto en el tipo de cambio.

Si los fondos están invertidos en títulos de más largo plazo, es posible que el Central habilite una ventanilla para que las entidades bancarias asistan a los clientes que quieran retirar su dinero. De ahí que el descalce entre plazos emerja como el principal problema. En ese caso, algunos analistas sostienen que la mejor alternativa es diversificar las soluciones: canjear solo un porcentaje de bonos de manera de no afectar el sistema bancario en su conjuntos.